#Cuba: Cambios para ingreso a Universidad de Ciencias Informáticas

Universidad de las Ciencias Informáticas en Cuba (UCI)

Universidad de las Ciencias Informáticas en Cuba (UCI)

A partir del presente curso académico, la solicitud de ingreso a la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) se formalizará como cualquier otra especialidad de la Educación Superior, informó hoy el Ministerio del ramo (MES).

Sigue leyendo

La UCI dice NO al terrorismo contra Cuba

Alumnos de la Universidad de las Ciencias Informáticas en Cuba

La Plaza Mella es nuestro lugar de encuentro en la denuncia necesaria…Desde ayer andamos en debate  con profesores, estudiantes, trabajadores. La noticia nos sorprendió a todos y el silencio es la peor forma de lucha en estos tiempos de alarmas. El frío no demoró la hora del inicio del acto, ni atropelló las voces de los que hablaron. Nuestro reclamo es el de todos los cubanos. La justicia está de nuestro lado: no somos un país terrorista.

Dalia Milena

Estudiante de la UCI

La Habana

Ver también:

Exige el pueblo de Cuba inmediata exclusión de la lista de “Estados patrocinadores del terrorismo”

Apoya Movimiento Deportivo Cubano declaración del MINREX

Un adelanto del banderolazo cubano

Un adelanto del banderolazo de mañana en Cuba

Los errores del revolucionario Eliécer Ávila

Eliécer Ávila le entro a la politica con los bueyes a contramano

Eliécer Ávila le entro a la política con los bueyes a contramano

He leído con pasión la entrevista a Eliécer Ávila, estudiante de la Universidad de las Ciencias Informáticas en Cuba (UCI). Digo con pasión porque, precisamente, fueron muchas las noches  que pasé frente a la computadora buscando información, denunciando la manipulación de la que fue víctima Ricardo Alarcón, presidente del Parlamento Cubano, hasta que finalmente apareció el joven y explicó lo sucedido y pude publicar la verdad en mi antiguo blog (censurado) en El País.

Por haber estado en este proceso, tengo el deber también de opinar, pero, sobre todas las cosas, como cubano, más que por otras cuestiones que, por voluntad y principios, hice desde mi modesto computador para denunciar la manipulación, publicar los vídeos de Cubadebate.cu y, finalmente, toda la serie de videos  de Ricardo Alarcón en su encuentro con los estudiantes de la UCI.

Tendremos que ir por parte.

La introducción misma de la entrevista  demuestra las intenciones de este “agricultor escritor” que  reporta  para el sitio contrarrevolucionario Cubaencuentro.com. Entonces, comenzamos con las interrogantes:

¿Sabía Eliécer Ávila que este “agricultor escritor” enviaría el material a ese sitio de Internet? ¿Conocía el joven estudiante que esta Web  es un nido de contrarrevolucionarios, muchos de ellos pagados por Estados Unidos para dedicarse, exclusivamente, a denigra contra la Revolución? ¿Estaba consciente Eliécer de estos “detalles” ?

Dice él que muchos medios habían querido entrevistarlo, que concedió declaraciones al periódico provincial 5 de Septiembre, quizás olvida que también emitió criterios para Telesur y Cubadebate, en los cuales defendió el sistema socialista y explicó la manipulación de la cual había sido víctima él y Ricardo Alarcón.

Y aquí comienzo mi cuestionamiento.

Para hacer política, no basta con las lecturas de Marx, Lenin, Marx, Fidel Castro y José Martí. Es preciso el estudio constante también de lo que te rodea, pero no de eso que te rodea y te molesta, como nos pasa a todos, sino de la sociedad cubana real, cambiante, en debate, como sucedió con el discurso de Raúl Castro el 26 de Julio en Camagüey, una sociedad que no puede perder el rumbo ante los acontecimientos internacionales y un imperialismo que, por más de 40 años, ha bloqueado al país e intentado derrocar a la Revolución por varias vías, incluida la agresión de Playa Girón.

Ese es el primer error del joven revolucionario: conoce su entorno personal pero no a los lobos que lo espían y que hoy, con el respeto que se merece, lo han mordido.

Según su carta (aclaratoria después de la entrevista), un hecho personal le hizo sacar las conclusiones necesarias para lanzarse a declarar. Buscó con facilidad una forma de expresión para uso personal y descargó sobe ella todo lo acumulado.

Me pregunto entonces cómo un revolucionario comprometido, desprendido y enérgico a la causa de la Revolución puede vincular política y cuestiones personales para tomar una “decisión” y  criticar  a su  país, a sus líderes, sin tener en cuenta que, precisamente, para ser un revolucionario consecuente es imprescindible desprenderse de ese lastre que confunde y se presta para, como ahora, hacer el ridículo de aprendiz político, sin contar no sólo la entrevista, sino también la aclaración y la entrevista artículo, mucho más ridícula, quizás tratando de salvar un poco su fracaso público.

No es una conversación formal la del joven con el “escritor agricultor”, ese es otro error que comete el revolucionario. Si hablas con un medio, si estás concediendo una entrevista, estás entrando en la vida política de un país, emites criterios, opiniones, divergentes o no, pero estás, y ya sabes (las sufriste en carne propia) las implicaciones que pueden acarrear tus declaraciones. Sabes como funciona la prensa imperialista, como manipula, como distorsiona cuando se trata del tema Cuba. Entonces, aquí estás, declarando a un medio contrarrevolucionario, manipulador, fiel a los principios opresores contra la Isla, es decir, pusiste el pastel en la mesa equivocada.

No soy periodista, pero en la carta aclaratoria (me pregunto por qué fue necesaria) dices que no concedes entrevistas, pero al final, se la  otorgaste al escritor “contrarrevolucionario”.

Invitas a todos al debate en la vida real, no en Internet. Entonces me pregunto, por qué entras a debatir en Internet si lo que necesitas es un micrófono y una tribuna, quizás allí mismo en la UCI.

Te digo más, si quieres hacer revolución, qué haces en Internet, por qué no estas en Pinar del Río o en la Isla de la Juventud, reconstruyendo. Así también se hace socialismo, se hace revolución.

En fin, Eliécer, entraste al surco de la política con los bueyes a contramano.

Yohandry Fontana

La Habana

Ver también:

Los estudiantes cubanos denuncian que han sido manipulados: desmienten detención

Eliécer Ávila, el supuesto autor de las preguntas “críticas” habla para el mundo

 Eliécer: un rebelde con causa