Madrid se levanta por #Cuba

Un centenar de personas se concentró hoy en Madrid frente a la Embajada de Cuba para solidarizarse con la Revolución y rechazar el bloqueo estadounidense a la Isla, en el 116 aniversario del “grito de Baire”, que marcó el reinicio de la lucha por la independencia cubana de España.

Convocados por la Coordinadora Estatal de Solidaridad con Cuba, los manifestantes, ondeando banderas de Cuba, corearon vivas por el pueblo isleño y a favor de la excarcelación de “Los cinco”, cinco cubanos detenidos y juzgados en Estados Unidos.

Continuar lectura aquí

Marchan en Madrid contra el capitalismo y reclaman fin de acoso a Cuba

Marcha de apoyo a Cuba en Madrid

El bloque de la solidaridad con Cuba fue uno de los más numerosos. Aquí en el momento de la arrancada de la marcha en la Plaza Cibeles, de Madrid.

MADRID.-Desde la fuente de Cibeles hasta la Puerta del Sol, unos 15 000 personas marcharon para protestar pacíficamente contra los gobiernos europeos que intentan hacer pagar la crisis a los trabajadores, en vísperas de la cumbre Unión Europea-América Latina.

En una tarde de domingo menos fría que las precedentes, desfilando por una Calle Alcahalá de imponentes edificios pespunteados con carteles de “se alquila” y “disponibles” que recuerdan la dramática situación económica que vive el país, los manifestantes llamaron a “¡Huelga general! ¡Que la crisis la paguen los ricos!”.

En la multitud, un animoso bloque de los movimientos de solidaridad con Cuba  exigió el fin de la Posición Común con sus condicionamientos a Cuba, la libertad de los Cinco cubanos presos en Estados Unidos y el levantamiento del bloqueo que Estados Unidos impone a la Isla.

Junta a españoles vinculados a diversas agrupaciones políticas que entonaron consignas y bailaron por todo el camino, se encontraban decenas de cubanos radicados en España, que están en desacuerdo con las campañas satanizadoras contra la Isla y defienden la no injerencia en los asuntos de su país.

La marcha fue organizada por los movimientos sociales y ONG que convocaron la Cumbre Alternativa de los Pueblos-Enlazando Alternativas IV, que se celebra en forma paralela al encuentro de líderes de la Unión Europea, América Latina y Caribe del martes en Madrid.

La grave situación financiera, económica y social que se vive en Europa, con fuerte impacto en España, a raíz de la crisis griega, llevó a sindicatos españoles a sumarse a la manifestación, para protestar contra el plan de ajuste del presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Cubana marcha en Madrid en apoyo a Cuba

 Una cubana que vive en Madrid durante la manifestación.

Lee más 

Milagro en Madrid

Ocho personas con un largo cartel contra Cuba –entre ellos un fotógrafo-  se pasean por  Madrid sin llamar la atención de los transeúntes, ¡ni del periódico El País!  Esto último todo un milagro.

Los detalles y ampliación de las fotos para que puedan ver las caras de los ocho contrarrevolucionarios en el sitio Penúltimos Días. Si da clic sobre la imagen  también le será posible detallar  los rostros de la contrarrevolución contra Cuba en Madrid, algunos de los cuales conocieron a Yoani Sánchez a su paso por España.

P.D.

Recuerden realizar sus donaciones en ese sitio para apoyar a los contrarrevolucionarios cubanos y algún que otro bloguero presto a recibir dádivas. Según también escuché,  se aceptan muletas.

“Yo, sí puedo” celebra su primer acto de graduación en Sevilla

Personas que aprendieron a leer con el métido cubano Yo sí puedo

El programa de alfabetización cubano “Yo, sí puedo” celebró ayer su primer acto de graduación en el que se entregó el diploma que acredita que han superado con éxito el programa a las personas alfabetizadas en Sevilla en los últimos meses.

Al acto, celebrado en el Polígono Sur, barrio que registra las tasas de analfabetismo más altas de la ciudad, asistieron unas cuatrocientas personas, entre alfabetizados, facilitadores, asociaciones y entidades, vecinos del barrio y representantes institucionales de municipios interesados en la aplicación del programa, así como miembros del movimiento de solidaridad con Cuba y representantes de su consulado.

La ceremonia comenzó con la actuación del grupo infantil de teatro La Colmenita sevillana, un ejemplo más de la solidaridad internacionalista de Cuba, con la interpretación de una obra dedicada al programa “Yo, sí puedo” y a las personas alfabetizadas.

El delegado del Distrito Sur, Antonio Rodrigo Torrijos, y el vicegerente de la Fundación DeSevilla y secretario político del PCA en Sevilla, Carlos Vázquez, intervinieron en el acto felicitando a las personas alfabetizadas y al programa “Yo, sí puedo”. Rodrigo Torrijos resaltó el hecho que desde el Ayuntamiento se lleve a cabo un programa que permita a las personas iletradas acceder a un derecho básico como la educación para crear ciudadanos más libres y una sociedad más igualitaria.

Por su parte, Carlos Vázquez agradeció a la Revolución cubana su solidaridad con Sevilla, al ceder un programa que permita poner fin al analfabetismo en la ciudad. En este sentido, apostó por este tipo de cooperación entre países, de igual a igual y basados en la solidaridad internacionalista, frente a otros modelos que sólo buscan el beneficio económico.

El momento más emotivo del acto se vivió cuando los alfabetizados leyeron las cartas con las que demostraron públicamente que han logrado aprender a leer y escribir. Marcelina Ramos, alfabetizada en uno de los barrios de la zona norte de Sevilla, dedicó su testimonio a su facilitadora y al resto de compañeros que, como ella, han cumplido su sueño en apenas dos meses y medio.

También hubo palabras de agradecimiento al programa por parte de los facilitadores, personas que, de forma voluntaria, apoyan y refuerzan las video-clases con las que se alfabetiza. José Pérez Félix, alfabetizador de su barrio, lamentó que en pleno siglo XXI existan aún miles de personas iletradas en una ciudad del llamado Primer Mundo, agradeciendo la aplicación de un programa que ponga fin a esta lacra y animando a las personas que no sepan a leer y a escribir que no dejen pasar la oportunidad de aprender con “Yo, sí puedo”.

Carlos Alberto Montaner busca empleo en la Casa Blanca

La llegada de Barack Obama a la Casa Blanca cayó como un cubo de agua fría a la extrema derecha cubano americana y a las organizaciones anticastristas afincadas tanto en Estados Unidos como en España financiadas generosamente por Washington, entre ellas, a la fantasmagórica Unión Liberal Cubana (ULC) creada hace años en Madrid por su jefe vitalicio y connotado agente de la CIA, Carlos Alberto Montaner.

El impacto desencadenó de inmediato un desconcierto generalizado que aún hoy, transcurrido casi un mes de la toma de posesión, mantiene a todos a la expectación de los probables cursos de acción política que pueda instrumentar el nuevo presidente norteamericano respecto a Cuba.

Según trascendidos, la incertidumbre que alimenta ese desconcierto ha llegado a tal punto que algunos cabecillas preocupados por su futuro han acudido a los babalaos. Otros – los más pícaros- han comenzado a hacer sus piruetas para ver cómo pueden arrimarse a la sombra de la Casa Blanca.

Y nos es para menos, ellos que durante décadas han venido pregonando un cambio para Cuba les sorprendió el cambio enarbolado por Obama que tuvo un golpe anonadador en la propia Florida donde el demócrata se alzó con la victoria.

No es secreto para nadie que el ultra conservador McCain era el candidato que les venía como anillo al dedo, pues confiaban en él como el hombre de mano dura para continuar adelante con el Plan Bush para la anexión de la Isla. Por su parte el senador por Illinois nunca les resultó confiable y no tardaron en armar la algarabía acostumbrada cuando éste prometió “eliminar las restricciones a los viajes y los envíos familiares de remesas a la Isla”.

Tampoco para el periodista y seudo analista Montaner, Obama podía ser el candidato de su preferencia no sólo por sus proyecciones respecto a Cuba, sino, sobre todo, por ser negro. Y el líder supremo de la ULC, por mucho que se esfuerza, no logra disimular por completo su racismo. Su prejuicio se evidenció al hacerse eco de las pullas lanzadas al postulante demócrata no sólo por su descendencia afro norteamericana: “Obama lleva las de perder”; “no encaja en el molde tradicional norteamericano”; ” la elección americana será, en gran medida, una contienda racial. Y ahí McCain lleva las de ganar”; “los árabes ven al senador Obama como un potencial aliado de ellos y no de Israel. Eso es gravísimo”; “carece de una visión global de la realidad y esa puede ser una peligrosa limitación”, por sólo citar algunas. Pero el “soldadito” Montaner – como él mismo se calificó recientemente buscando minimizar el efecto de su confesión de que efectivamente integró el contingente de mercenarios que se prepararon militarmente en un campo de entrenamiento de la CIA para la invasión a Cuba por Playa Girón- volvió a confundir deseos con realidad en su análisis y pronóstico respecto al ya ahora presidente de los Estados Unidos. Es evidente que no aprendió la lección. Le sucedió lo mismo que cuando se dejó llevar por la euforia que le provocó la debacle del campo socialista en la Europa del este (por cierto, también sorprendió a sus socios en la CIA) y vaticinó que la Revolución Cubana se derrumbaría. En aquel entonces, embriagado por su propia profecía aunque también siguiendo indicaciones de la agencia de espionaje norteamericana, asumió con frenesí la tarea de crear apresuradamente la llamada Plataforma Democrática Cubana (PDC) al frente de la cual ya soñaba su recibimiento con bombos y platillos en La Habana para dirigir en lo adelante los destinos del país.

Sonado fiasco el de ese “profeta” que vino a coronar una abultada lista de enfoques errados sobre el futuro de Cuba, producto de su desconocimiento total de la realidad y el carácter del pueblo cubano mezclada con una idea idílica perfectamente ajustada a sus anhelos que lo conducen inexorablemente a la ficción política. Ello incluye América Latina donde se resiste ver que corren otros tiempos, cristalizados hoy con la victoria de Chávez en el referendo. Pero el infatigable Montaner no se amilana. No puede hacerlo. Acumula muchos años y dólares viviendo a costa de la irracionalidad política de las administraciones norteamericanas respecto a Cuba y que tomó relevancia en la era de Bush.

Como siempre impulsado por su eterno desmedido afán de protagonismo y su habilidad innata para sacar provecho personal hasta de las situaciones adversas, ya está haciendo sus volteretas para llamar ahora la atención del equipo de Obama. Su objetivo: que la nueva administración lo contrate nada menos que como asesor para el tema cubano.

Pareciera increíble pero en esos trajines anda ahora en Miami buscando lucir como el candidato idóneo y divulgando a los cuatro vientos – también con el apoyo de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) que dirige el ex gobernante español José María Aznar-, sus análisis, sugerencias y recomendaciones al presidente norteamericano de cómo enfocar el tema cubano y las medidas que debe tomar para promover la supuesta transición en la Isla; sí Obama quiere las cosas le salgan bien con Cuba.

En realidad sus “propuestas” no aportan nada novedoso a la susodicha “transición” (entendida como el tránsito a la anexión). Es más del mismo paquete pero con la envoltura “española” etiquetada por sus aliados y protectores en el Partido Popular español (PP), con la marcada intencionalidad de vender a la Casa Blanca una imagen y propuesta “diferente” de un supuesto liderazgo para así poder desbancar a los representantes del núcleo más recalcitrante de la extrema derecha cubano americana que insisten en el estrangulamiento de la Isla. Pero que lo compre (o contrate) quien no lo conozca. Y para desgracia de él, como sentenciara Abraham Lincoln, “… no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo”.

Colaboración de Julio Ferreira