Fidel Castro camina por La Habana

Fidel Castro y Hugo Chávez

Fidel Castro y Hugo Chávez

 Un día le preguntaron cuál era su mayor desdicha y respondió: “no poder caminar libremente por las calles”. Al parecer, Fidel Castro ha decidido saldar esa deuda, que su responsabilidad frente a la nación le impedía.

Hoy, unos minutos antes de irme a dormir, el correo electrónico de un amigo  pedía confirmación de la caminata de Fidel Castro por Jaimanitas. Tuve que informarme, llamar a algunos conocidos del lugar, buscar en la Red… Para mí fue una sorpresa.

Quienes hablaron conmigo vía telefónica aseguraron que el hecho sucedió y anda de boca en boca por la zona. Aun así, insistí en mis búsquedas por la Red y encontré la confirmación de Chávez: Fidel le envió cuatro cartas en días recientes y en una de ellas le contaba del paseo que diera.

En elperiódico.com se recoge el testimonio de un pescador que vio pasear al Comandante por Jaimanitas.

Interrogado por un corresponsal de ese medio, el pescador aseguró que lo vio “porque en este país cualquiera puede identificar a Fidel por más lejos que se lo encuentre”, andando con chándal, “el mismo que sale en las fotos y en los vídeos, con los tres colores de la bandera cubana (rojo, azul y blanco), y llevaba a dos personas a los lados, parecían médicos o algo así”.

Y agrega más adelante ese medio:

“La referencia internacional a este paseo la hizo ayer el presidente venezolano, Hugo Chávez, quien calificó la caminata de “milagro”. Chávez explicó que fue algo que Fidel “planificó para que no hubiera registro”, porque no permitió que se tomaran fotos ni vídeos, y agregó que la gente “lloraba al verlo”. Apuntó que así se lo había escrito Fidel en cuatro cartas, a las que ya le estaba respondiendo. El paseo no ha salido en los medios de comunicación cubanos, todos bajo control del Estado, ni ha sido confirmado oficialmente.”

“Caminaba recto y con paso firme”, aseguró un trabajador de la Marina Hemingway.

Ver la historia completa.

Yohandry Fontana

La Habana