ETECSA y el Blog de Yohandry firman contrato

Móviles Compra D’Todo anuncia la oferta PARA CUBA “Duplica tu recarga desde el exterior”, del 7 al 10 Enero del 2013.

moviles.compra-dtodo.com

www.compra-dtodo.com

Móviles Compra D’Todo announces the promotion TO CUBA “Double your recharge from the outside”, January 7th to 10th, 2013.

moviles.compra-dtodo.com

www.compra-dtodo.com

Móviles Compra D’Todo annonce la promotion À CUBA “Doublez votre temps de recharge de l’extérieur”, 7 to 10 janvier, 2013.

moviles.compra-dtodo.com

www.compra-dtodo.com

Móviles Compra D’Todo anuncia a promoção PARA CUBA “Dobre sua recarga a partir do exterior”, 7-10 janeiro, 2013.

moviles.compra-dtodo.com

www.compra-dtodo.com

Móviles Compra D’Todo annuncia la promozione A CUBA “Raddoppia la ricarica da fuori”, 7-10 gennaio, 2013.

moviles.compra-dtodo.com

www.compra-dtodo.com

 Nota:

ETECSA me envió esta nota y se comprometió a recargarme el celular por 3 meses por publicidad.

¡Son los cambios en Cuba!

Cuba vive una etapa de “cambio y ajustes inaplazables”, según un líder sindical

La Habana, 19 ago (EFE).- El secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), Salvador Valdés Mesa, dijo hoy que la isla está en una etapa de “cambio” y “ajustes” que “son inaplazables, imprescindibles y necesarios” para “perfeccionar” el sistema socialista.

“Estamos en una etapa importante para la sociedad cubana de cambio, de ajuste, que son inaplazables, son imprescindibles, son necesarios y que debemos abordarlos con comprensión, porque de ahí depende el perfeccionamiento de nuestro sistema y la continuidad de la construcción del socialismo”, resaltó Valdés Mesa en declaraciones trasmitidas por la televisión estatal. Sigue leyendo

El “Cambio” de Obama

Ya desde los tiempos de la campaña electoral, no pocos avizoraron que la palabra “cambio”, que presidía la campaña de Barack Obama no pasaba de ser pura publicidad: una palabrita corta, sugerente, con mucho sentido en cuanto a expectativas (sobre todo teniendo en cuenta que Estados Unidos y el resto del mundo ansiaba CAMBIAR al peor presidente de la historia de EEUU) y muy difícil de concretar. Tanto el actual presidente, como su equipo de la campaña y sus seguidores no dejaban de repetirla, pero ninguno (ni siquiera Obama) se aventuró a adelantar en lo más mínimo el significado concreto de esa palabra.

El 20 de enero de 2009 se produjo el cambio: Salió de la Casa Blanca un presidente blanco, republicano e ignorante y entró otro negro, demócrata (que no quiere decir democrático), e instruido. Fuera de eso, los cambios no han sido apenas perceptibles.

Veamos:

El actual presidente posee una capacidad de trabajo enorme, eso sí es un cambio, porque su antecesor era conocido por su gran capacidad para tomar vacaciones.

Se puede considerar que Obama es un orador brillante, capaz de pronunciar discursos coherentes bastante largos, por lo que en este aspecto la diferencia con su predecesor es más que notable, ya que aquel se equivocaba hasta leyendo. En fin, que el cambio de una persona por otra SI ES NOTABLE, pero ¿podemos decir lo mismo en cuanto a las políticas?

En cuanto al cambio climático (ese SI que es un cambio importante), Obama tiene una postura diametralmente opuesta a W, que aplicó la política del avestruz de meter la cabeza bajo tierra y dejar el cuerpo afuera. Obama, en cambio desde el discurso de la toma de posesión planteó “cada día aporta nuevas pruebas de que la manera en que utilizamos la energía refuerzan a nuestros adversarios y amenazan a nuestro planeta”…“Utilizaremos el sol, el viento y la tierra para alimentar a nuestros automóviles y hacer funcionar nuestras fábricas”, pero seis meses después, Estados Unidos sigue renuente a firmar el protocolo de Kyoto.

En el terreno militar, todavía no se avizora una retirada real de las tropas de Irak, aunque Obama dice que eso será para agosto de 2010. Ha incrementado su presencia en Afganistán y según se dice, se está cocinando una invasión a Irán.

En lo referente a la política internacional, Estados Unidos sigue siendo tan injerencista como antes, la prueba más reciente es su papel en las lecciones en Irán. Mantiene la misma prepotencia, y las acciones a favor de un mundo de paz no han pasado de los discursos de su presidente.

Obama no ha cerrado la cárcel de Guantánamo, a pesar de que fue una promesa de su campaña electoral. ¿qué no le aprobaron los fondos? buen pretexto, creo que su predecesor no necesitó de tantas autorizaciones para abrirla. En cuanto al empleo de la tortura, denegó la publicación de fotos, no ha ordenado que se investigue el tema, ni ha hecho compromisos públicos de que Estados Unidos no utilizará más los “interrogatorios fuertes” (nombre con que se edulcora el término tortura).

Obama sigue apoyando a sus terroristas “buenos”, o por lo menos permitiéndoles actuar con impunidad, que para el caso es lo mismo. No ha movido un dedo en respuesta a las acusaciones recientes sobre actos terroristas orquestados desde Miami como el plan de magnicidio contra Chávez, por no mencionar que tampoco ha hecho nada para juzgar a Posada Carriles por sus crímenes anteriores, o extraditarlo a Venezuela.

Obama se rehusó a pedir disculpas en nombre de su gobierno por la intromisión de la CIA en Latinoamérica, alegando que son cosas del pasado y que él está interesado en el avance, pero pretende desconocer que la CIA ha mantenido hasta la fecha su intromisión en el área.

Como cubano no puedo dejar de mencionar lo referente a las relaciones de Estados Unidos con Cuba en lo que ha transcurrido de la “era de Obama”.

Obama levantó las restricciones impuestas por Bush sobre los viajes y las remesas, pero dejó intactas las restricciones anteriores, por lo que podemos inferir que el objetivo es ganar simpatizantes, no mejorar las relaciones.

Se ha hablado de reanudar las conversaciones respecto al tema migratorio pero no más allá, en este sentido hay un avance con respecto a W, pero nada distinto a los presidentes anteriores. Obama ha dicho que mantendrá el bloqueo tal y como está, con sus leyes Torricelli y Helms-Burton incluidas. No ha derogado el plan Bush y sigue condicionando cualquier tipo de conversación a “gestos” que exige de Cuba. Sigue pretendiendo decidir el sistema político y los gobernantes que debe haber en Cuba.

El gobierno de Obama ordenó a la Corte Suprema que rechazara la revisión del caso de los CINCO (entre otras cosas porque el caso es tan absurdo que no admite la más mínima revisión). Sin embargo expresa su preocupación por los mercenarios de Estados Unidos que están presos en Cuba, para los cuales reclamó libertad, a fin de que puedan participar plenamente en ”el futuro democrático” de Cuba.

Mister President Obama sigue complaciendo a la mafia cubano americana, y no tiene la más mínima intención de normalizar las relaciones con Cuba. No ha renunciado al objetivo de derrocar la Revolución, sólo está aplicando sus propios métodos (más inteligentes que los de Bush, como era de esperar).

Conclusión, el Cambio de Obama no ha pasado de ser una consigna que no se materializa en hechos. No se ve más allá del cambio de un presidente por otro. No ha sido más que demagogia politiquera.

El Habanero

Cuba y la sanidad de los cambios

 Retoño

Pareciera que el  discurso de Raúl Castro,  este 1ro.  de enero en Santiago de Cuba,  estuviese pensado de cara a los cambios que ahora impactan a la sociedad cubana.

Una extraña intuición me llevó a volver sobre ese texto,  donde encontré nuevas lecturas a frases que en aquella oportunidad me resultaron de difícil interpretación:

“…debemos tener muy presente lo que Fidel nos dijo a todos, pero especialmente a los jóvenes, en la Universidad de La Habana, el 17 de noviembre del 2005: “Este país puede autodestruirse por sí mismo; esta Revolución puede destruirse, los que no pueden destruirla hoy son ellos; nosotros sí, nosotros podemos destruirla, y sería culpa nuestra”, sentenció.”

“Hablo, por supuesto, también en nombre de los que cayeron en las guerras de independencia y más recientemente en la Guerra de Liberación. En representación de todos ellos, hablo en nombre de Abel y José Antonio, de Camilo y Che, cuando afirmo, en primer lugar, que ello exige de los dirigentes del mañana que no olviden nunca que esta es la Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes; que no se reblandezcan con los cantos de sirena del enemigo y tengan conciencia de que por su esencia, nunca dejará de ser agresivo, dominante y traicionero; que no se aparten jamás de nuestros obreros, campesinos y el resto del pueblo; que la militancia impida que destruyan al Partido. Aprendamos de la historia.

Si actúan así, contarán siempre con el apoyo del pueblo, incluso cuando se equivoquen en cuestiones que no violen principios esenciales. Pero si sus actos no estuvieran en consonancia con esa conducta, no contarán siquiera con la fuerza necesaria ni la oportunidad para rectificar, pues les faltará la autoridad moral que sólo otorgan las masas a quienes no ceden en la lucha. Pudieran terminar siendo impotentes ante los peligros externos e internos, e incapaces de preservar la obra fruto de la sangre y el sacrificio de muchas generaciones de cubanos.

Si ello llegara a suceder, nadie lo dude, nuestro pueblo sabrá dar la pelea, y en la primera línea estarán los mambises de hoy, que no se desarmarán ideológicamente ni dejarán caer la espada.

Corresponde a la dirección histórica de la Revolución preparar a las nuevas generaciones para asumir la enorme responsabilidad de continuar adelante con el proceso revolucionario.”

Después de los  párrafos del Presidente cubano  creo vislumbrar algunos de los motivos que llevaron a las sustituciones,  y ahora encuentro nuevos argumentos en  la ya  famosa frase de Fidel Castro, que hoy da la vuelta al mundo: “La miel del poder por el cual no conocieron sacrificio alguno, despertó en ellos ambiciones que los condujeron a un papel indigno. El enemigo externo se llenó de ilusiones con ellos”.

Yohandry Fontana

La Habana

Cuba cambia

La economía cubana precisa una dinámica mayor y nuevas estrategias

La economía cubana precisa una dinámica mayor y nuevas estrategias

Uno de los blogueros me insta a opinar sobre los últimos acontecimientos ocurridos en la Isla. Pregunta si me atrevo. ¿Por qué no habría de hacerlo?

Miles de cubanos están opinando hoy sobre la Reflexión de Fidel Castro y los cambios. Las peñas deportivas pasaron a ser, prácticamente, centros de debate sobre lo ocurrido. En las guaguas, las paradas,  las panaderías, en la mayoría de los sitios donde se reúnen más de dos cubanos,  el tema sale a la palestra.

Cuba necesita cambiar y lo está haciendo. En las condiciones actuales,  la economía precisa una dinámica mayor y nuevas estrategias que impacten aun más directamente en la calidad de vida del cubano;  también es importante fortalecer la unidad en torno al actual gobierno.

Algunas de las ideas contenidas en el texto de Fidel me tomaron por sorpresa, como a muchos. En mi caso, confiaba en las dos figuras a que se hace  particular referencia, y me gustaría conocer más elementos al respecto. Ese es quizás el punto más comentado durante las últimas horas en nuestro país. Las expectativas permanecen latentes. Ha causado estupor  constatar que esas personas estuvieran vinculadas a prácticas deshonestas, sobre todo porque hasta hace muy poco se les vio en importantes escenarios, y al menos yo,  nunca escuché rumor alguno que los asociara a posturas desleales.

No obstante,  los cambios, aunque numerosos,  están en correspondencia con lo anunciado por Raúl Castro el 24 de febrero del pasado año en la Asamblea Nacional.

Quizás para los próximos meses haya más novedades. No debe olvidarse que en el segundo semestre del año tendrá lugar el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, un evento muy esperado por el  pueblo. Creo que previo a éste deberán acontecer otras necesarias transformaciones en nuestra realidad.

Yohandry Fontana

La Habana

PD.

Carta de renuncia de Carlos Lage

Carta de renuncia de Carlos Lage

Carta de renuncia de Felipe Pérez Roque

Carta de renuncia de Felipe Pérez Roque

Tomadas de Granma Nacional