#Cuba: Silvito el Libre en #Miami: Cantaré sin odio

Silvito el Libre dijo a su llegada a Miami que vive orgulloso de ser el hijo de Silvio Rodríguez, con la diferencia de que es otra generación que no tiene miedo.

El intérprete estuvo 3 horas en el servicio de aduanas del aeropuerto de Miami, y al encontrarse con la prensa precisó que cantará sin odio, con unión; cubanos sin ningún tipo de diferencias de países; cubanos y unión.

El pasado domingo arribaron a Miami Los Aldeanos, los que también enviaron mensajes de amor, prosperidad y unión a sus seguidores.

Tanto Silvito como Los Aldeanos han evitado responder preguntas capciosas de la prensa, que ha estado acosando a los artistas para que realicen algún tipo de pronunciamiento contra la Isla.

Silvito el Libre y Los Aldeanos se presentarán el próximo domingo 14 en el Auditorio de Miami, lo que se espera sea una jornada bien animada.

Yohandry Fontana

La Habana

Texto y vídeo de la llegada de Los Aldeanos a Miami:

Los Aldeanos a su llegada a Miami: “No cantaremos al exilio…”

También:

Los Aldeanos: No somos héroes (Fotos)

Los Aldeanos en Madrid

Los Aldeanos y los neo franquistas de la comunidad de Madrid

Polémica en torno a Los Aldeanos y a la aldea

Los Aldeanos “calientan” el blog

Silvio Rodríguez: De trovador a fotógrafo de Fidel Castro

Todo un privilegio

Hoy por la mañana los reverendos Lucius Walker y Raúl Suárez, un grupo de activistas de Pastores por la Paz (organización que lleva 21 años rompiendo el bloqueo y trayendo tecnología a Cuba) y un grupo de artistas cubanos, nos reunimos con nuestro querido amigo Fidel Castro. Ya saldrán en la prensa los detalles de este encuentro. Yo sólo quiero adelantarles cinco (por nuestros 5 Héroes) de las fotos que le tomé a Fidel este 26 de julio de 2010. Todo un privilegio.

Se las dedico en primicia mundial a los visitantes de Segunda cita.

Silvio Rodriguez

Ver más fotos de Fidel Castro realizadas por Silvio Rodríguez

Fidel: “Deberíamos proponernos cada día ser aunque sea un poquitico mejores” (+ Fotos y Videos)

El triunfo de Silvio en Nueva York y las versiones de la derecha.

Enrique Ubieta Gómez

Hay un segmento del alma humana que es intocable, inexpugnable. Los ideólogos del capitalismo –que son en definitiva los que establecen las estrategias culturales de la contrarrevolución–, a pesar del poder totalitario que ejercen sobre los medios de información, saben que hay barreras infranqueables. Son símbolos que se alojan en profundos pliegues interiores, que se enraízan en la memoria, en la más íntima y afectiva y en la racional, y no pueden ser exterminados por la sistemática difusión de medias verdades o medias mentiras. Acuden entonces al mercado: venden el símbolo en versiones ligth, lo desnaturalizan, liman sus puntas de filo. Aún así, no siempre tienen éxito. Han sido infructuosos, por ejemplo, los intentos por domesticar el rostro amenazante del Che. Su presencia en prendas de vestir, en tatuajes, en afiches que los adolescentes cuelgan en las paredes de sus cuartos, son acciones combativas de resultados impredecibles, que no necesariamente siguen la lógica del mercado.

Continuar lectura

Silvio Rodríguez hizo historia otra vez

Montserrat Hernández
B10, Ecuador

Frente a 2.800 personas que llenaron el afamado recinto cultural Carnegie Hall (Nueva York), el más representativo cantautor cubano de los últimos 40 años dio un concierto de alta calidad estética y de mucho valor simbólico. Nuestra corresponsal vivió desde adentro este hito histórico.

carnie-silvio-rodriguez

4 de junio de 2010, Nueva York. El recinto cultural Carnegie Hall se llenó para recibir al fundador de la nueva trova, el cubano Silvio Rodríguez.

Caía apresurada la tarde del viernes 4 de junio en Nueva York. La esquina de la calle 57 y Séptima Avenida se iba convirtiendo en el punto de encuentro de un concierto anunciado. Varios patrulleros de policía vigilaban el orden. Pequeñas barricadas se asignaron para partidarios y detractores. Mientras la línea de ingreso rodeaba el edificio, muchas organizaciones exhibían sus pancartas; otras distribuían panfletos y postales. El susurro de miles de voces se elevaba en el aire, en medio de una gran expectativa por el concierto del “viejo-trovador-nuevo”, Silvio Rodríguez.

Rápidamente se agotaron las entradas para su primer concierto en Nueva York (habrá un segundo a pedido del público). Esta vez, 2.800 personas acudieron a la cita con el célebre cantautor cubano. Al pisar el escenario del Carnegie Hall, Silvio Rodríguez recibió innumerables expresiones de eufórico entusiasmo, tras 30 años de ausencia.

Sigue leyendo

Silvio Rodríguez actualiza su blog desde Nueva York

Nueva York

El Carnegie Hall está vivo. El sonido camina inquieto cuando está vacío, pero las frecuencias encuentran su lugar cuando se llena. Uno puede salir desconcertado de una prueba sonora, pero lo que sucede cuando los cuerpos humanos completan el teatro es algo así como el destino de la música. Ahora me explico por qué tantos grandes insistían en tocar allí. Es un lugar donde el sonido tiene la oportunidad de organizarse y encontrar sentido. Dicen que Horowitz trasladaba su piano hasta el teatro por el placer de escucharlo entre aquellas paredes. Y es que la caja acústica del Carnegie realiza el milagro de reproducir los más insólitos matices. Cuánto deben haber disfrutado talentos como Stokovsky o Berstein, gozando a fondo las posibilidades de una acústica que roza lo perfecto.

Otra cosa que no me esperaba fue el entusiasmo de la gente. Cuánta sed acumulada había en los seres que estuvieron allí. Algunos lloraban y se bebían sus lágrimas. Creo que lloviznó por todas partes. Bendita tierra, pues.

Silvio Rodrígue, en su Blog Segunda Cita