USA: RESISTIENDO AL “SOCIALISMO”

Por Eliades Acosta Matos

A los historiadores del futuro que revisen los textos publicados durante el 2010 en las páginas webs y blogs conservadores de los Estados Unidos, les asaltará la duda de a qué país y a qué gobierno remiten. “Esto” que describían, pensarán, no podía ser el país que se conocía por esta fecha, el mismo que seguía marchando a la vanguardia del sistema capitalista global, a pesar de la decadencia de su liderazgo y las señales evidentes de su crisis.

La histeria creciente de la derecha norteamericana es también un síntoma inequívoco de decadencia, una prueba de que ha pasado, quizás para siempre, aquella Edad de Oro en que contaba con pensadores de altura, capaces de defender brillantemente y con argumentos inteligentes hasta las indefendibles injusticias del capitalismo. “Hoy el conservatismo está dominado por populistas-reconoce un conservador como Steven Haywar [1] -incapaces de proponer alternativas políticas robustas al programa de la actual administración… Para que la derecha pueda enfrentar eficazmente al liberalismo deberá hacerlo a un nivel intelectual, con nuevas ideas que tengan sustancia y no solo slogans…”

Sigue leyendo

Poniendo al gobierno de rodillas

Por Eliades Acosta Matos

No es sólo para castigar, sino también para lucrar. Más allá de la obsesión doctrinaria de la derecha conservadora norteamericana por mantener al gobierno federal bajo control, recortando sus prerrogativas, su tamaño y sus gastos, está el cálculo puro y duro de los milagros empresariales que pueden hacerse cuando el poder ejecutivo está de rodillas.

La historia es antigua. Con frecuencia, los actuales partidarios de tener en la nación un gobierno débil repiten los mismos argumentos medievales de aquellos señores feudales, barones de horca y cuchillo, que se enfrentaban, a sangre y fuego, a los poderes unificadores. Bajo mantos de piadosa religiosidad y puntos de honor, tras la defensa a ultranza de precedencias y fueros ancestrales, se escondían las ambiciones terrenales y la codicia vulgar; el deseo de no ser molestados a la hora de esquilmar a los tributarios, y la repugnancia a compartir el botín de la rapiña pagando diezmos a un rey. Lo mismo sucede hoy, solo que los barones del capitalismo contemporáneo y sus doctos voceros neoconservadores esgrimen argumentos aún más hipócritas y etéreos, como por ejemplo, que así fue establecido por los Padres Fundadores, y que de esa manera quedó consagrado en la sacrosanta e inmutables Constitución.

Sigue leyendo

Con Chávez y la Revolución en Twitter

Seguidores de Chávez en Twitter podrían utilizar gorra para identificarse

Seguidores de Chávez en Twitter podrían utilizar gorra para identificarse

Una mala noticia recorre los pasillos de los discretos edificios donde radica el Estado Mayor de la contrarrevolución mundial. Es posible que estén momentáneamente desalentados los chicos creativos que trabajan para garantizar el cíclico lanzamiento de revoluciones de colores “autóctonas” invasiones humanitarias”, raros movimientos separatistas o guerrilleros y “golpes de estado democráticos”, lo mismo en Irán que en el Líbano” Ucrania, Cuba, Honduras, Paraguay, Venezuela, el Congo o Bolivia. Y no es para menos: Twitter, uno de sus juguetes preferidos, ha caído en manos “del enemigo”.

Aquí, como en las viejas historias del aprendiz de brujo, del Dr Fausto y del Dr Frankestein, la realidad ha terminado castigando a los intrusos, a esos que intentaban utilizarla contra natura. Con un mensaje de apenas 100 caracteres, 40 menos que lo permitido en Twitter, Hugo Chavez, y con el la revolución mundial, han dado un gigantesco paso adelante, refutando el estigma de que socialismo y cambios, socialismo y nuevas tecnologías, son incompatibles.

Chavezcandanga, como se identifica la cuenta de Chavez en Twitter, apareció on line, el pasado 27 de abril, a las 9.43 de la noche. “Epa, qué tal?- decía ese primer mensaje-Aparecí, como lo dije: a la medianoche. Pa’ Brasil me voy. Y muy contento, a trabajar por Venezuela.Venceremos”. En apenas cinco días, ya Chavez contaba con una legión de seguidores: el 2 de mayo, alas 10.00 pm, sumaban 175 990. Y la cuenta no cesa de crecer, tan arrolladora como mismo es la Revolución Bolivariana. Se estima que, a ese paso, antes del mes rebasará la cifra de un millón de usuarios de este servicio de microbloggins que seguirán a Chávez desde sus cuentas en Twitter. Y eso, precisamente, es lo que tiene muy preocupados a esos chicos creativos de la contra global que, hasta la fecha, habían utilizado tan jubilosamente todas las herramientas, incluyendo las redes sociales en Internet, para derrocar sistemas y gobiernos, como quien derriba piezas del contario sobre un tablero.

Sigue leyendo