Las amistades peligrosas de Yoani Sánchez

Sabía desde el principio que detrás de aquella búsqueda insaciable por conocer sobre presuntas necesidades materiales había, como se dice en buen cubano, «gato encerrado». Su olfato de viejo agente le indicaba hacia un punto indefinido todavía; el asunto era averiguarlo.

Todo comenzó a finales del año 2000, cuando José Manuel Collera Vento fungía al frente de una institución masónica por medio de la cual se le acercaron personas procedentes de Estados Unidos que le fueron presentadas por el ciudadano Gustavo Pardo Valdés (Amigo de Yoani Sánchez).

Leer más

Anuncios

Una respuesta

  1. Sin duda nos podemos percatar cada lunes que el trabajo que hace nuestro pueblo para mantener a salvo a la sociedad cubana es excesivamente bueno .Cada lunes en las Razones de cuba aparece un compatriota distinto que ayuda al país a mantener su soberanía y tranquilidad ciudadana. Como joven cubano el saber que hay cientos de personas trabajando encubierto y descubriendo a la luz publica las maniobras del imperialismo y todas sus enmascaradas ONG de ayudas a los países pobres. Me deja dormir un poco mas tranquilo sabiendo que aquí no hay ni habar nunca un gobierno títere del imperio.

Los comentarios están cerrados.