Provocando a Vladia Rubio

No puedo contar las veces que he tecleado la dirección, bien guardada dentro de las preferidas, una obsesión diaria, fuera de la rutina que suelo llevar en la Red, de ir allí, no mirándola en tono de polémica, porque en realidad no fue una polémica la que sostuvimos acerca del tratamiento a ciertos adversarios.

A propósito, me dijo que uno debía reservarse el derecho de escogerlos, porque los enemigos lo prestigian o desprestigian a uno. No le falta razón, pero hay enemigos que ni siquiera te dan esa oportunidad; no pueden eludirse. Y en estos tiempos hay que irles de frente y sin sombrilla.

Su blog está detenido en el tiempo, dormido. Y me duele. En días como hoy extraño sus crónicas sobre lechugas y flores de domingo; o acerca de aquel mango mágico en que supo encerrar su infancia.

Hoy ha vuelto a ser domingo y me pregunto, le pregunto: ¿Hasta cuándo vas a jugar a la Bella Durmiente?

Yohandry Fontana

La Habana

Relacionados:

¿Todo vale? (Vladia Rubio)

Paparazzi cubano sorprende a marido de Yoani Sánchez en revelación sin precedente (Yohandry Fontana)