Gracias, presidente Obama

Dr. Néstor García Iturbe

Como es tradicional en Estados Unidos, el presidente, en este caso el Premio Nobel de la Paz, Barack Obama, emite una proclama para oficializar el cuarto jueves de noviembre como  Día Nacional de Acción de Gracias. Este año la emitió el día 23 de noviembre.

Considero que sería un ejercicio interesante determinar cuáles ciudadanos pudieran dar gracias por lo que han  logrado este año  y cuales difícilmente tendrían que agradecer algo.

No me cabe duda que los principales ejecutivos y accionistas de los bancos y grandes empresas que recibieron los 700,000 millones de dólares, deberían sentir cierto agradecimiento por Obama.

Dentro de los agradecidos seguramente estarán los propietarios de las empresas que forman parte de la industria armamentista, pues bastantes ventas han tenido con las guerras de Irak, Afganistán, las escaramuzas con Corea del Norte y los conflictos que se han desarrollado entre los israelitas y los palestinos.  Si se concreta la venta de los 120,000 millones de dólares en armas a los países árabes, más que las gracias deben dar una fiesta.

Seguramente que las empresas que han firmado contratos con el Departamento de Defensa para tener “contratistas” en distintos países, me refiero a la antigua Black Water, ahora Xe Services, le agradecerán a Obama que siguen en el negocio.

No dudo ni por un momento que los consorcios petroleros se sienten altamente agradecidos por la ayuda que Obama les ha brindado, pues la guerra necesita petróleo y se hace por el petróleo, en fin un doble beneficio, vendes más y recibes nuevos yacimientos que explotar. Gracias, Gracias mil, presidente Obama.

La CIA, el Departamento de Seguridad de la Patria, la USAID, la NED y toda la caterva de agencias y mecanismos utilizados para llevar a cabo la subversión política, la intromisión en los asuntos internos de otros países e incrementar la represión policial dentro de los propios Estados Unidos, no hay duda que tiene que dar las gracias.

Los torturadores de las cárceles de la CIA y la existente en la Base Naval de Guantánamo, a los que nada les ha sucedido por los maltratos a detenidos y violaciones a los derechos humanos y jurídicos de estos, agradecerán a Obama el que no los han enjuiciado.

Los que casi a diario disparan en Pakistán y otros países los cohetes de los “drones” contra grupos de “sospechosos”, regularmente formados por civiles, a los que causan la muerte, agradecerán a Obama la amnistía que firmó con carácter retroactivo para que no pudieran ser juzgados por esos crímenes.

Pudiera seguir citando personajes de similar calaña , que seguramente estarán dispuestos a dar gracias al Premio Nobel de la Paz por los beneficios recibidos durante el año que termina, sin embargo me gustaría pensar también en los que nada tienen que agradecerle.

Pudiéramos decir que los inmigrantes que entran en Estados Unidos buscando una esperanza de trabajo y mejora económica, no le agradecerán a Obama la forma en que son tratados y las leyes que se preparan contra ellos.

La clase obrera estadounidense no puede agradecerle a Obama el alto desempleo que sufre desde hace varios meses.

Los afro norteamericanos, que tenían las esperanzas puestas en Obama para tratar de mejorar su situación económica y social, tampoco tienen nada que agradecer, quizás todo lo contrario.

Los jubilados y pensionados, cada día tienen menos que agradecer, pues el costo de la vida continúa subiendo y sus cheques no suben como habían dispuesto administraciones anteriores.

La cantidad de personas que están viviendo por debajo de la línea de la pobreza, cerca de 40millones, dudo mucho que quieran agradecer algo a Obama.

Los que tenían puestas sus esperanzas en la Ley de Salud, creo que tampoco agradecerán mucho, pues los que verdaderamente se beneficiaron con ella fueron las empresas aseguradoras.

Los que reciben el cuerpo inerte de un familiar que perteneciendo a las fuerzas armadas  murió en Irak o Afganistán, no creo que se lo agradezcan.

Los que debido a la crisis económica y el desempleo han perdido la casa que tenían hipotecada y con ella los ahorros de muchos años de trabajo, no están como para agradecer nada.

Estoy seguro que cualquiera de los lectores de este boletín pudiera agregar unos cuantos casos en que nada hay que agradecer.  El mejor ejemplo de los que le dan las gracias a Obama y los que no se la dan, lo tuvo este con el resultado de las elecciones Congresionales.

En vez de “Thank you, Mr. Obama”, le han dicho “Sank you, Mr. Obama”.

Anuncios

5 comentarios

  1. Permanente si, ridicula no. Yo no he irrespetado su casa, a no ser que llamar las cosas por su nombre sea en este lugar una forma de irrespeto. Ridicula es la actitud de quienes justifican a ese gobierno que cambia de piel como el camaleon y se dice con ideas nuevas. Irrespeto es apoyar a quienes han destruido al pais y han llevado a la pobreza material y moral. Salga mas de su burbuja y camine por las calles para que vea como vive ese pueblo que dice representar.

    • Alberto,destilas odio,salgo por las calles de la habana y veo a personas leyendo un libro,veo a personas bien vestidas,veo a personas inteligentes,veo a ninos jugando libremente en las calles y no temerosos a ser violados o secuestrados,que hay pobreza y problemas si los hay pero este gobierno nunca ha cambiado su color y sin ha tenido el valor de reconocer sus errores y iran para adelante de eso puede estar seguro y con el socialismo,ah pero en nuestra calles no se pasean terroristas y asesinos como en otros lugares

      • Si, ha tenido el valor de reconocer los errores 5 decadas despues. Salga de las partes turisticas y dese un saltico por los barrios pupulares para que vea lo bien vestida que anda la gente, sobre todo los que no reciben remesas de sus gusanos familiares. A ustedes cuando les dicen la verdad en sus caras le llaman destilar odio! Eso lo aprendieron del gobierno que nunca ha cambiado su color, solo ha cambiado el rumbo siempre que le conviene al que me tiene loco (segun Yohandry). mala memoria tienen estos revolucionarios capitalistas!

  2. Yohandry si este sitio no es del gobierno, por que censura un comentario sobre ese gobierno?

    • Este no es el sitio del gobierno. Ni el de Fidel Castro. A lo que escribes de Cuba le llamo la rueda-rueda. Es algo así como una queja permanente y ridícula. Te invito al debate, pero también a respetar mi casa. Si tienes necesidad de ofender, este no es el sitio adecuado.

Los comentarios están cerrados.