Sigue con éxito el rescate de los mineros chilenos atrapados

El último minero rescatado es Carlos Barrios Contreras, de 27 años  |  La cápsula ‘Fénix 2’ ya se ha sometido a una primera revisión para verificar su estado  |  Han permanecido 69 días enterrados a más de 600 metros de profundidad

Barrios es soltero, pero es padre de un niño de cinco años y en el momento de su rescate desconocía que su pareja había quedado embarazada una semana después del derrumbamiento.
Antes que él ha sido rescatado Edison Peña, de 34 años y sin hijos, que ha salido a la superficie a las (10:10 hora chilena) 15:10 hora española. Su novia fue la que le consiguió el trabajo en la mina. Para mantenerse en forma Peña hacía footing en el fondo de la mina. Ya sólo quedan 21 mineros encerrados en el refugio Esperanza.

El undécimo rescatado era Jorge Galleguillos, de 56 años que pasadas las 14:37 hora española (09.37 hora chilena), era rescatado.

Una hora antes y con el sol golpeando ya el yacimiento, subía el minero número diez, Álex Vega, mecánico de maquinaria pesada de 31 años, que era rescatado a las 13:54 hora española (08.54 hora chilena).

Mario Gómez, apodado “el abuelo” por su avanzada edad-63 años- era rescatado pasadas las 13:00 hora española (08.00 hora chilena).  Gómez estaba a punto de jubilarse y nada más salir de la cápsula se ha arrodillado y ha abrazado al Ministro de Minería. Dado que padece silicosis y, debido a sus problemas respiratorios, debió ser asistido con oxígeno al salir.

A las 12.04 era rescatado Claudio Yáñez, que ha abrazado nada más salir a su novia, Cristina Núñez, a quien le pidió hace dos días matrimonio desde el refugio.

Unos 45 minutos antes José Ojeda Vidal, que padece diabetes, era el septimo rescatado. Ojeda Vidal es el autor del mensaje que dio esperanza a todas las familias: “Estamos bien. Refugio. 33”.

Tras el rescate de Ojeda Vidal, en el campamento despejado para el operativo reina una relativa calma. Las buenas noticias recibidas –exactamente siete- y el perfecto funcionamiento de la sonda de rescate han aplacado la tensión inicial, además del cansancio: en Chile falta poco para que amanezca. Ahora, las familias sólo esperan que llegue el turno de sus allegados.

Osmán Araya fue el sexto de los trabajadores atrapado en mina San José que volvió a la superficie. Rápidamente, ha sido atendido por los servicios médicos. Araya es el primero de los mineros que abandona el refugio tras la primera revisión de mantenimiento de la cápsula Fénix 2.

Algo más de una hora antes fue el turno del minero Jimmy Sánchez, de 19 años -el más joven de los mineros atrapado- quien salió de la cápsula con una camiseta en la que se leía “Gracias Señor”. “El 5 de agosto estaba perdiendo un hijo, hoy estoy ganando un hombre”, dijo, minutos antes de reencontrase con su vástago.

Tras completarse su rescate, los mineros Mario Sepúlveda y Florencio Ávalos, los primeros en ser rescatados, fueron evacuados en helicóptero al hospital San José de Copiapó, al que llegaron entre aplausos, en una operación que se repetirá con el resto de los mineros según vayan siendo rescatados. La operación, que necesitó del apagado de las luces en la zona del rescate, se aprovechó para realizar las primeras tareas de mantenimiento en la cápsula de rescate Fénix 2, que duró 35 minutos y vuelve a estar operativa. según informa desde su twitter el corresponsal de La Vanguardia Robert Mur.

Además de los citados, los mineros que ya han sido rescatados son el boliviano  Carlos Mamani, Juan Illanes, Mario Sepúlveda (de 39 años, que ha sido electricista y líder sindical) y Florencio Ávalos (de 31 años), que ya están con su familia. Además de médicos y familiares, cada uno de los rescatados están siendo recibidos por el presidente Sebastián Piñera.

Mamani se encuentra en la zona de estabilización instalada junto al yacimiento donde se entrevistará con el Presidente Evo Morales que ha llegado ya a Chile para el encuentro.

Salud dice que están bien
El Ministro de Salud chileno, Jaime Mañalich, ha hecho un balance muy positivo del rescate hasta el momento ya que en una rueda de prensa ha informado de que dos enfermeros de la armada bajaron hasta el refugio para preparar a los mineros  que tienen un “estado más precario de salud”.

Sepúlveda: Felicidad y crítica a la seguridad
De los rescatados hasta el momento, Sepúlveda ha sido el más extrovertido y reivindicativo. El minero –locutor de los videos transmitidos al mundo- le ha desbordado la euforia y ha pronunciado gritos en favor de Chile y de los mineros. Posteriormente, compareció ante los medios, a los que pidió que “no nos traten como a artistas. Además, recordó las duras condiciones de trabajo de los mineros que, según explicó, son causa del drama de más de dos meses que han vivido las familias de los 33 mineros.

Por su parte, el padre de Ávalos afirmó a una radio nacional española tras el rescate que los 69 días vividos en ausencia de dos de sus hijos -un hermano de Florencia, Renán, continúa atrapado en el refugio Esperanza- han sido “muy terribles”.

Todos los rescatados están siendo sometido a pruebas médicas en una carpa. Tras comprobar su estado de salud se reunirán con algunos de sus familiares y serán trasladados a un hospital.

Piñera: “Una noche que nunca se va a olvidar”
Tras el rescate, el presidente chileno Sebastián Piñera ofreció una rueda de prensa en la que se felicitó por la vuelta a la superficie de Florencio Ávalos (el mandatario se equivocó en primera instancia, y cambió el nombre del rescatado, refiriéndose a él como Florencio Ceballos). “Ya está con nosotros -dijo-. Lo vimos abrazar a su mujer con amor y ternura. Quiero agradecer a los cientos, miles de personas, que han colaborado en esta tarea en una noche que el mundo entero nunca va a olvidar”.

En un mensaje de marcada lectura política, el presidente chileno desveló algunas de las palabras de Ávalos nada más regresar a la superficie: “Ha agradecido a Chile y a los chilenos el esfuerzo realizado en el rescate” en nombre de los 33 mineros atrapados.

Copiapó lo celebra
Mientras los rescates siguen su curso, cientos de habitantes de Copiapó, la ciudad donde vive la mayoría de los mineros atrapados, salieron esta noche a celebrar en las calles el esperado rescate. Los lugareños portaban grandes pancartas con frases como Arriba los mineros o Grande los mineros.

La operación no empezó hasta las 22:00 horas (3:00 horas en España), después que el presidente de Chile, Sebastián Piñera, señalara desde las inmediaciones del yacimiento San José, donde permanecen atrapados 33 mineros desde hace más de dos meses, que las operaciones de rescate comenzarían a las 20:00 horas (1:00 hora pensinsular en España). Con retraso y con máxima expectación, la operación de rescate sigue en marcha.

Tomado de LaVanguardia

Anuncios