Opinión:Detrás del Golpe en Ecuador

Por Eva Golinger

Organizaciones financiadas por USAID y NED piden la renuncia del Presidente Correa en apoyo al golpe de Estado promovido por sectores de la policía ecuatoriana, profundamente penetrada por Estados Unidos

Un nuevo intento de golpe contra un país de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA) atenta contra la integración latinoamericana y el avance de los procesos de revolución democrática. La derecha está al ataque. Su éxito en 2009 en Honduras contra el gobierno de Manuel Zelaya, les llenó de energía, fuerza y confianza para poder arremeter contra los pueblos y gobiernos de revolución en América Latina. Sigue leyendo

Anuncios

Correa rescatado: “Nada ni nadie nos podrá vencer”

Después de ser rescatado del Hospital de la Policía donde lo mantenían secuestrado, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, se dirigió al Palacio presidencial y desde allí ha realizado un discurso donde ratificó la marcha de la Revolución Ciudadana en su país.

Aclamado por la multitud, Correa denunció la manipulación de un grupo de policías por fuerzas políticas, al afirmar: “la gente de Lucio Gutiérrez estaba allí, incitando a la violencia”. El presidente argumentó con datos el apoyo de su gobierno a la policía pero ratificó que no aceptará presiones: “bajo presión nada”, dijo con firmeza.

“Que esto sirva de ejemplo a los que quieren detener la Revolución Ciudadana”, expresó al agradecer la movilización popular en su apoyo. “Nada ni nadie nos podrá vencer”, añadió poco antes de terminar con la frase con que el Comandante Ernesto Guevara se despidiera del líder de la Revolución Cubana,  Fidel Castro: “Hasta la victoria siempre”

Tomado del blog de  Iroel Sánchez

Correa es liberado tras un enfrentamiento entre militares

Quito, 30 sep (EFE).- Fuerzas militares liberaron hoy al presidente de Ecuador, Rafael Correa, tras un enfrentamiento contra los policías sublevados que lo mantenían recluido en un hospital.

Desde allí, Correa se trasladó al Palacio de Carondelet, la sede del Ejecutivo, y se asomó al balcón, donde le esperaban algunos ministros, para dirigirse a centenares de sus partidarios congregados en la Plaza Grande y que ondeaban banderas de Ecuador. Sigue leyendo