Desde #Miami la ciudad narco

Roberto Solís

 De nuevo la algarabía se forma en Miami. Hay una bola sobre una declaración de la Secretaria de Relaciones Exteriores, de Estados Unidos, Hillary Clinton, que hizo sobre la situación de los ex prisioneros recién liberados y que se encuentran en España. La canciller dijo que se estaría dispuesto a recibir los disidentes siempre y cuando “no se viole alguna ley”. Esta aseveración tiene cola, la cual no ven muchos de los fanáticos, derechistas del gueto miamense y claro que se está interpretando de manera de que los americanos ya van a aceptar que los cubanos en España, ya “pronto estarán en Miami”.

Recuerdo cuando el macabro festín que se hizo, cuando se informó que al líder cubano Fidel Castro, había caído enfermo y el General Raúl Castro lo sustituiría en su posición de presidente. Se cayó el grupo de iracundos y fanáticos, dando alaridos y asegurando que se caía la Revolución Cubana. De esto ya hace más de cuatro años.

Ahora la bola es distinta, se cree firmemente por los 26 que se fueron a España y sus 126 familiares (tremenda ventaja ser pariente de esta lotería),  que cayeron en misma bolsa, y los ciegos fanáticos de la ultra de Miami que los Estados Unidos, les concederá la entrada rápidamente puesto que existe un privilegio con los cubanos. Lo que se olvida es que las declaraciones oficiales de la diplomacia yanqui en La Habana, es que los tramites que podrían hacer los cubanos en España, deben ser iguales que cualquier otro emigrante, ya que no viven en el país para el cual es aplicable el Acta de Ajuste Cubanos. Así mismo lo ratifica la jefa de la diplomacia en Washington, cuando advierte que no se puede violar alguna ley.

Allá los que dan “tranques” y empujan sin darse golpes, que el chasco les llegará en algún momento. Los americanos no son ni serán jamás agradecidos, aun sabiendo que estos prisioneros, cayeron por su culpa, al tenerlos alquilados a sueldo para sus provocaciones.

Anuncios

Una respuesta

  1. Yo soy radical en mis opiniones, y en esta “candanga’ de los prisioneros politicos, la Iglesia, España y Cuba, considero que si la Iglesia esta tan irritada (no aceptan criticas), porque quieren ellos “solitos” resolver el “problema de Cuba” junto al Gobierno de la Habana, pues a los liberados prisioneros, que no le guste Madrid, que los envien a la Santa Sede y que le den refugio en el Vaticano, con to’ el familion…al que le guste el caldo, tres tasas! Por Favor. Saludos

Los comentarios están cerrados.