El hombre y el tiburón (Fotos)

 Los ojos de los bañistas se posaron sobre el hombre que, a unos 80 metros de la orilla, comenzó a zabullirse una y otra vez, en batalla personal en las profundidades. El viejo arpón, las desgastadas  patas de ranas y una maltrecha careta eran toda su compañía. La misma indumentaria de siempre para la pesca submarina.

Una, dos, tres veces desapareció  bajo el agua fría del mar del Megano, una concurrida playa al este de La Habana.

Desde la orilla, inquietos ojos de marinero avisaron que algo grande estaba pasando allá, a lo lejos,  quizás un tiburón. Y los recién llegados bañistas decidimos salir a contemplar lo que sucedía, quizás previendo que algo no andaba bien y se requería ayuda especializada.

Poco a poco, el fornido hombre comenzó a nadar hacia la orilla, no sin ates soportar fueres tirones que  lo hacían volver a las profundidades, y salir, nuevamente, arrastrando su presa.

A unos 10 metros de la orilla de la playa se detuvo nuevamente, respiró profundo y volvió a desaparecer. Esta vez fueron unos segundo, suficientes para que pudiéramos divisar una sospechosa aleta de tiburón.

Volvió a “remar” con sus fuertes brazos y, ayudado por sus viejas y largas patas de ranas, conquistó la orilla, mostrando a todos su trofeo de hoy.

Con marcialidad, “destripó” al vencido animal, un joven tiburón gato que “se me puso a tiro y no podía perder esa oportunidad. Fue dura la “bronca” pero lo saqué”, dijo muy calmado a los bañistas.

Yohandry Fontana

La Habana

Anuncios

11 comentarios

  1. Sabroso un buen filete de tiburcio, no crea. Alta cocina (sobre todo si está por encima del 5to piso) Jajajaja. Gracias por el link.
    Hace par de semanas me invitaron a un día de playa en El Mégano y decliné la invitación. No sé, quizás olfato de viejo lobo de mar.

  2. Así también es ciberamigo cachimba. Qué le puedo decir. Ese cartón que pasa por comida usualmente es más barata, y los aditivos y hormonas que lleva “juquean” a quienes la comen diario (es adictiva). Al payasete de mala que frecuentaba por aquí seguro le arrebata eh. La franquicia de McDonald’s y no de Maldonado tiene hasta una “universidad” para sus gerentes en Chicago-Illinois, y es rabiosamente anti-sindicato, ni hablar de las tierras que usurpa en el C Mundo. Siempre que veo uno, con su gran bandera roja afuera, sonrío y me digo: “Y dicen locutores que es capitalista.. y que inmigrantes no deben ondear sus banderas nacionales en marchas o hablar español en el trabajo..” Sobre el tema hay documentales variados, como “Food, Inc.” (2008) dir: Robert Kenner, y a los 52 de 5ta columna en especial le dedico “Super engórdame” (2004) dir: Morgan Spurlock. Salud.

  3. Ya alguien lo repitio:Muy refrescante, pero con un Gato no se vale, mas merito a decir verdad tiene el reportaje, que la misma “batalla” librada por el buzo, nunca se debe dejar de ser sincero no?

  4. YHY en el lugar y momento preciso. ¡Ese buzo es un tiburón! Qué le hubiera escrito Ernest Hemingway del “Viejo y el Mar”? Los longevos escualos son unos animales maravillosos, medicinales, temibles. Sin subestimarles el peligro potencial, o al deporte, en verdad cada año hay muchísimas más muertes humanas causadas por mosquitos, abejas, medusas, ahogues, etc. individualmente, que de estas mandíbulas.

    • Y que me dices de la gente que muere por comer comida chatarra, entiéndase entre otras MCDONALD.

  5. Jama, jama….Después dicen que la cosa está mala en Cuba, jajaja.

  6. ¿Tienes más fotos?

    Me resulta muy interesante.

    Gracias

  7. Tiene mucho este hombre de valor no todos se meten al fondo del mar y disparan a un tiburon, aunque este no es agresivo, pero es difícil pescarlo con un arpón y llevarlo a la playa. Buen reporte y fotos. gracias por ese trabajo que haces para la Web.

  8. Muy “refrescante” y “chevere” la historia. Saludos

  9. Lo que acabo deleer, mi opiniòn toda persona logra lo que quiere, somos los dueños de nuestra cuerpo, nuestra vida y por ende de nuestro actos, dios nos diò la capacidad para vencer nuestras adversidades por dificultosas que èstas sean, el caso comentado de ser real hizo de este hombre al llegar a la playa, un hombre nuevo yque serà vencedor en cada adversidad que se le presente.

Los comentarios están cerrados.