Nació La Joven Cuba

La Joven Cuba debe verse como un espacio de debate franco, de polémica respetuosa, como una plataforma que propicia la confluencia de opiniones (muchas veces opuestas) en un lenguaje tolerante con la opinión ajena. En sus artículos y comentarios no se permitirá el fomento de la agresión (tanto a individuos como a figuras políticas), no se permitirán discursos sordos que no tomen en cuenta los argumentos del contrario, se exigirá una redacción consecuente a la realidad cubana, sin frases gastadas o consignismos baratos. Todo el que desee colaborar será bienvenido, sólo debe escribir a colaboradores.lajovencuba@gmail.com

Continuar lectura en La Joven Cuba

Unos rones por el Hombre

Raúl Catro (I) cumplió ayer 79 años

Raúl Catro (I) cumplió ayer 79 años

Ya eran pasadas las 11 de la noche, pero no importó. Lo decidí a esa hora, más tranquilo, más pausado luego de la jornada larga de ayer. No miré la etiqueta de la botella; no importaba. No era necesario saber los grados, mucho menos la marca. Una pequeña copa de antaño en mis manos anunciaba el festejo solitario por él.

No salió en los periódicos, nadie lo dijo en la radio, y mucho menos en la televisión; pero yo lo sabía. Y así lo celebré, con unos rones por el amigo, por el padre, por Hombre.

 ¡Salud!

 Yohandry Fontana

La Habana

Fidel Castro: El imperio y la mentira

Reflexión de Fidel Castro

No me quedó otra alternativa que escribir dos reflexiones sobre Irán y Corea, que explican el peligro inminente de guerra con el empleo del arma nuclear. A su vez, expresé ya la opinión de que uno de ellos  podía subsanarse si China decidía vetar la resolución que Estados Unidos promueve en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.  El otro depende de factores que escapan a toda posibilidad de control, debido a la conducta fanática del  Estado de Israel, convertido por Estados Unidos a su actual condición de fuerte potencia nuclear, que no acepta control alguno de la superpotencia.

Cuando se produce la primera intervención de Estados Unidos para aplastar la Revolución Islámica en junio de 1953, en defensa de sus intereses y los de su estrecho aliado el Reino Unido, que llevó al poder a Mohammad Reza Pahlevi, Israel era un pequeño Estado que no se había apoderado todavía de casi todo el territorio palestino, parte de Siria y no poco de la vecina Jordania, defendida hasta entonces por la Legión Árabe, de la que no quedó ni la sombra.

Sigue leyendo