Locura en La Habana

Es una locura La Habana. Calle 13 está aquí y sus integrantes caminan la ciudad. Firman autógrafos, hablan con los cubanos y se lanzan a la conferencia de prensa proponiendo que Shakira venga al Malecón a mover las caderas junto a las cubanas, para ver quién las mueve mejor.

Para mañana, el día esperado, los músicos anunciaron usar la camiseta del equipo Cuba, en tanto los artistas del patio vestirán la del conjunto de Puerto Rico, iniciativa que ha pegado, pues en la Isla comenzará el martes la final del campeonato Nacional de ese deporte, que protagonizarán Industriales vs. Villa Clara.

Está lista la Tribuna Antiimperialista y Calle 13 invita a todos a participar. Lo hacen personalmente, caminando por las calles del municipio Cerro, en la capital cubana. “Vengan todos al concierto, los esperamos…”, vociferan.

Cálculos conservadores del Ministerio de Cultura anuncian unas 70 mil personas el martes  en la Tribuna Antiimperialista. Pero nada estará dicho hasta que concluya el concierto de Calle 13, que será “hasta que quieran los cubanos”, según los propios creadores.

Yohandry Fontana

La Habana

Pangloss y la blogosfera

Es como un nacimiento. El clic en el icono “publicar” viene siendo como la nalgada al recién nacido, que estimula sus pulmones a inspirar la primera bocanada de oxígeno y le otorga visa para entrar a este mundo.

Exactamente así sucede con los post. El oxígeno que les da vida son, sobre todo, los comentarios de sus visitantes más que la pasiva lectura. Es en esa interactividad donde estriba la inédita riqueza de la Web 2.0, y que reporta a los emisores de mensajes, sobre todo a los periodistas que tanto la necesitamos, una retroalimentación casi inmediata y muy diversa, a la que nunca antes pudiera haberse aspirado.

Sin embargo, en esa riqueza hay muchas trampas y para eludirlas, hay quienes, sencillamente, deciden no aceptar comentarios porque, ciertamente, a veces absorbe más tiempo la moderación y respuesta a los visitantes que la propia elaboración de los textos. No obstante, lo he asumido para ser consecuente con las propias ideas que sostengo en el blog. Porque de la diversidad y de la contradicción nace la verdad.

Pero hay comentarios y comentarios. Algunos enriquecen al post con puntos de vista diferentes, incluso opuestos, pero desde el respeto y la argumentación. Otros, pareciera que ni siquiera han leído el texto y simplemente se proponen multiplicar en cuantos espacios digitales puedan determinadas matrices de opinión. Como el cuento de Los Fenicios: no importa que tú hables de guanábanas, ellos te preguntan por tenedores o sostienen que las cucharas son lo máximo.

Continuar lectura en El Blog de Vladia

Industriales vs. Villa Clara: Una final de gigantes

Rudy Reyes empujó seis carreras y condujo a Industriales a la semifinal de la XLIX Serie Nacional de Béisbol. Foto: Alex Castro

En duelo de gigantes, las escuadras de Industriales y Villa Clara hechizarán al país desde mañana martes, cuando protagonicen la batalla final por el título de la XLIX Serie Nacional de Béisbol.

Si la historia otorgara el cartel de favorito, sin duda, los capitalinos fueran los privilegiados con el virtual nombramiento, sin embargo la realidad actual dista mucho del pasado, siendo los Naranjas el equipo más estable del momento.

Industriales y Villa Clara han disputado 25 partidos en fases de postemporada, con 18 triunfos para los azules y solo siete para los centrales, quienes fueron barridos 0-4 en las dos últimas finales que jugaron contra sus adversarios de turno.

Pero esa generación villaclareña pasó, y salvo ilustres excepciones (Ariel Pestano, Luis Borroto, Yolexis Ulacia y Ariel Borrero), la savia nueva encarna un espíritu más virtuoso, con un inspirador Leonys Martín de faro y un enigmático Freddy Asiel Álvarez de “caballo de batalla”.

Durante la campaña regular del campeonato, los Naranjas vencieron en cuatro de los seis desafíos que dirimieron contra Industriales, exhibiendo un notable equilibrio en todos los órdenes de juego.

Dos de estas victorias acontecieron en el parque Latinoamericano, una plaza complicada en extremo para todos los jugadores cubanos, lo que refuerza la candidatura al título de Villa Clara.

A todas estas, las ansias de revancha estarán a flor de piel pues la historia siempre estará presente, y para revertirla los dirigidos por Eduardo Martín Saura deberán halar parejo, sin ninguna clase de confianza.

Los azules, por su parte, arriban envalentonados a este play off final, luego de vencer en cuartos al mejor equipo de la contienda, Sancti Spíritus, y en semis al aún vigente campeón nacional, el Habana.

El nivel de la escuadra industrialista se disparó desde la entrada del toletero Yohandri Urgellés, quien ha sido pieza fundamental en los últimos resultados de su conjunto.

Sin embargo, para los Leones de la capital la clave del éxito radica en la actuación de su pitcheo abridor. De Odrisamer Despaigne, Arleys Sánchez, Ián Rendón y Alexei Chorot dependerá la suerte de los capitalinos en esta Gran Final.

Si los iniciadores mantienen, o incluso superan, su notable desempeño de la postemporada, la novena de Germán Mesa equipararía fuerzas con sus rivales, y entonces decidiría la ofensiva.

Ciertamente, Villa Clara es el equipo más bateador de los play off (317), aunque es válido señalar que enfrentó al enclenque pitcheo de Santiago de Cuba y al desmejorado cuerpo de tiradores avileño.

En este sentido, Industriales parece mejor posicionado, amén de los guarismos, ya que sus 290 de promedio fueron compilados contra el efectivo elenco de serpentineros espirituano y ante la talentosa maquinaria de lanzadores habanista.

La mesa estará servida desde las ocho y cuarto de la noche de mañana martes, con protagonismo para los derechos Freddy Asiel Álvarez y Odrisamer Despaigne, en este primer duelo.

Solo resta aguardar unas horas para presenciar esta final de gigantes.

Calendario de la Gran Final del béisbol cubano:

Primer partido:          martes          23,  8:15 p.m., Augusto César Sandino
Segundo partido:       miércoles   24,  8:15 p.m., Augusto César Sandino
Tercer partido:           viernes        26,   1:30 p.m., Latinoamericano
Cuarto partido:           sábado         27,  1:30 p.m., Latinoamericano
Quinto partido:          domingo      28,  1:30 p.m., Latinoamericano
Sexto partido:            martes          30,  8:15 p.m., Augusto César Sandino
Séptimo partido:       miércoles    31, 8:15 p.m., Augusto César Sandino    

Yasiel Cancio Vilar

La Habana

Más de 50 mil habaneros participaron en semana de reafirmación revolucionaria

 

Unas 50 mil personas participaron en la semana de reafirmación revolucionaria que tuvo  lugar en La Habana, para denunciar las maniobras mediáticas contra Cuba y criticar a las Imperialistas  Blancas, acciones que fueron coordinadas por la Sección de Intereses de los Estados Unidos (SINA) aquí.

Según fuentes bien informadas dentro de la SINA, los funcionarios de varias embajadas europeas mostraron preocupación por el apoyo a Fidel y a Raúl que se palpó en las caminatas revolucionarias por barriadas habaneras, que sumó a más de 50 mil compatriotas, sin necesidad de gastos para el Partido Comunista de Cuba.

La semana de reafirmación revolucionaria concluyó con una manifestación frente al edificio de la Asamblea Nacional, en la que unos 600 cubanos pidieron libertad para los 5 antiterroristas cubanos detenidos injustamente en Estados Unidos, el fin del bloqueo a Cuba y larga vida al máximo líder Fidel Castro.

Unas 100 cadenas de televisión, más de mil sitios de Internet y las redes de Twitter y Facebook dieron amplia cobertura a las movilizaciones revolucionarias. Se destacaron las agencias y cadenas de televisión de España y Estados Unidos, con particular reconocimiento para el Grupo Prisa y sus sucursales El País y El Herald.

Por los blogs, el carroñero Penúltimos Días alcanzó la categoría de “Excelente”, en tanto la bloguera mercenaria Yoani Sánchez hizo su estreno como “Dama de Compañía”, y fue una de las encargadas de divulgar por el mundo el apoyo de los cubanos a su revolución.

Yohandry Fontana

La Habana

Relacionados:

DÍAZ TURBULENTOS Y SIN GLORIA (I)

El señor Lincoln Díaz- Balart anunció recientemente que no aspirará nuevamente a su cargo en el Congreso, el cual saldrá a votación en noviembre del 2010. Esta declaración llamó mucho la atención, pues el mismo se había introducido adecuadamente en la politiquería existente en Estados Unidos.

No podemos pasar por alto esta decisión del mayor de los Díaz-Balart, porque como muchos piensan, la misma no está fundamentada en tomar el liderazgo de la inexistente organización contrarrevolucionaria “La Rosa Blanca”, como ha expresado públicamente.

Algunos políticos comentan, con razón, que Lincoln se ha convertido en un lastre para las aspiraciones republicanas de ganar la presidencia en el 2012, no solamente por la posición asumida en el Congreso en relación con importantes legislaciones relacionadas con la política interna y política exterior de Estados Unidos, sino también por el descrédito que tendrá su figura cuando se conozcan algunos malos manejos con fondos electorales y de otro tipo que han ido a parar a su bolsillo. “Follow the money”, fue el consejo de “garganta profunda” en el caso Watergate y es el mejor consejo para cualquier investigación que se realice en Estados Unidos.

¿Por qué Lincoln pudiera ser un lastre para las aspiraciones republicanas?
Es evidente que la situación económica en Estados Unidos y en especial en el condado de Miami-Dade no es la mejor y los votantes, en el momento de emitir el sufragio, deberán tomar en consideración si sus representantes ante el gobierno federal han actuado consecuentemente para tratar de ayudarlos o han adoptado otra actitud.

Precisamente, no puede calificarse de ayuda, ni tan siquiera de un gesto amistoso hacia los cubanos residentes en Estados Unidos la actitud asumida por Lincoln y su hermano Mario cuando el presidente Barack Obama modificó las regulaciones referentes a los viajes y envío de remesas a Cuba. Esta tibia medida causó la indignación de los hermanos Díaz-Balart que como voceros de la extrema derecha miamense, la criticaron fuertemente en carta que enviaron a Obama.

La falta de visión de los Díaz –Balart no les permitió tomar en consideración que esa medida tendría el beneplácito de la gran mayoría de la población cubana residente en Miami, que es precisamente donde tienen que buscar los votos y oponerse a ella era arriesgarse a perderlos. La falta de inteligencia política y sus sentimientos cavernícolas les impidió ver en esa medida una acción de Obama para atacar a Cuba utilizando un tema sensible que pudiera darle frutos en las acciones de diversionismo ideológico que realiza contra la isla. No se montaron en el barco, trataron de hundirlo.

Veamos ahora como ha votado Lincoln Díaz-Balart en los últimos años en relación con algunas leyes. Consecuentemente ha votado a favor de leyes que perjudican a las familias de más bajos ingresos. Está a favor de la privatización de la Seguridad Social. Votó en contra de la aplicación de impuestos progresivos, lo cual beneficia a las personas de mayor ingreso.

Votó contra el “Children´s Health Insurance Program”, que proporcionaría atención médica a 9 millones de niños los cuales no contaban con ella. Votó en contra del proyecto de ley que intentaba bajar los precios de las medicinas del Medicare, lo cual hubiera beneficiado a una buena parte de la población de la Florida y de otros estados, principalmente a las personas de la tercera edad.

Sus votos, emitidos sobre leyes relacionadas con lo que Estados Unidos denominan su “Seguridad Nacional”, han estado siempre al lado de los “halcones” que promueven la política guerrerista. Ha votado a favor de la Ley Patriota, que implantó un verdadero estado policiaco en Estados Unidos y cercenó una buena parte de las libertades civiles de las cuales siempre hablan los estadounidenses. Votó a favor de los presupuestos de Defensa y la continuidad de las guerras en Irak y Afganistán, lo que en muchas oportunidades implicó disminución a los presupuestos destinados a la atención y seguridad social de la población. Su voto favoreció las enmiendas al “Foreign Intelligence Surveillance Act” que legalizó toda una serie de acciones contra los ciudadanos estadounidenses contrarias a la Cuarta Enmienda de la Constitución y permite al gobierno espiar a sus ciudadanos sin necesidad de una orden judicial.

En otros tópicos, que también son objeto de debate en el Congreso y en los que su voto a favor o en contra marca una posición, regularmente ha votado con el grupo de la derecha. Ha estado en contra del aborto. Mostró su oposición a que el carbón y el petróleo sean sustituidos por otras fuentes de energía. Considera que los maestros deben rezar con sus alumnos en las escuelas. Está a favor de la aplicación de la pena de muerte y del derecho de los ciudadanos a poseer armas de fuego.

Es evidente que los floridanos aspiran a tener representantes en el Congreso que defiendan sus intereses y en realidad Lincoln Díaz- Balart no es el mejor ejemplo de esto. Al adoptar las posiciones expuestas en este artículo, Díaz-Balart no solamente está mostrando cual es su punto de vista ideológico sobre los temas debatidos, sino también cuales son los intereses económicos que está defendiendo.

En un próximo artículo analizaré estos intereses y presentaré parte de las irregularidades en que el mismo se ha visto involucrado.

Dr. Néstor García Iturbe

La Habana

Tomado del blog El Heraldo Mambí (De reciente creación al parecer)

DÍAZ TURBULENTOS Y SIN GLORIA (II)