Yuxtaposición de imágenes

Empujadera a las Damas de Blanco en La Habana, a lo que los medios llaman golpiza.

Una Dama de Blanco es trasladada a un ómnibus en La Habana

Damas de Blanco en el suelo, posando para una cámara de la prensa

Esto se parece más a un servicio de peluquería que a una mano de palo

Golpiza a estudiantes en California, a lo que los medios llaman manifestaciones de revoltosos.  

Policías de California apuntan a los estudiantes que, asustados, levantan las manos

Estudiante golpeado brutalmente por un policía en California

Estudiante en el suelo recibiendo una golpiza

Fotos: El País e Internet

Yoani Sánchez: Nuestra blodeguera se alquila

Por Ernesto Pérez Castillo

Como antes advertí, nuestra Única, Híper, Súper, Cíber Blodeguera anda a las desesperadas buscando otro empleo. Al parecer, viendo que en el último minuto Reporteros Sin Fronteras desechó su candidatura para el Premio a la Ciberdisidencia y le dio el billete a su rival iraní, la blodeguera anticubana ha decidido potenciar sus cotizaciones apostando por una postura antivenezolana. Se trata del intento de demostrar que sí, que ella podría ser útil, aunque en Cuba a nadie le importe un comino su twittería sobre la falta de papas y sombrillas en La Habana.

Ayer ella twitteaba: “He leído con alarma de restricciones de acceso a Internet para los venezolanos. Me brindo para enseñar a usar Twitter por sms.” Nótese que en sus 125 caracteres, ninguno anuncia que el cursito resultaría gratis…

Esas supuestas restricciones no son sino una manipulación que hace la blodeguera –alineada junto a la ultra derecha venezolana–, de las palabras de Hugo Chávez cuando dijo: “Internet no puede ser una cosa libre donde se haga y se diga lo que sea, no, cada país tiene que poner sus reglas y normas”.
Lo cierto es que en días pasados una web venezolana difundió falsas y mal intencionados noticias sobre la supuesta muerte en atentados de varios dirigentes de la revolución bolivariana.

Sobre ello, el diputado Ricardo Capella comentó: “no se debe permitir que a través de Internet se instigue a la violencia, al magnicidio y al golpe de Estado; y los responsables queden impunes”.

Sin embargo, ante palabras similares de la canciller alemana Angela Merkel, la blodeguera guardó silencio. La Merkel declaró recientemente: “Internet no es un espacio sin ley”, y abundó: “Nos preocuparemos siempre que, como en el caso de la pornografía infantil, sea posible borrar ese tipo de páginas para proteger a la gente de los peligros”, y pidió a los ciudadanos hacer un uso “consciente” de las nuevas tecnologías al tiempo que criticó herramientas como Google Street View, que permite ver calles y edificios completos e instó a demandar a Google por ello pues “la gente debe ver garantizada ampliamente su seguridad”. La Merkel, además, se opone a la iniciativa de Google de ofrecer literatura gratis en la web.

Y entonces, ¿por qué la blodeguera no la emprende contra la canciller germana? ¿Va a ofrecerse a entrenar en ciber disidencia a los alemanes? No… qué va… ya se sabe que los alemanes son sus amiguitos…

Además, nuestra blodeguera tiene muy claro, clarito clarito, cuál es su deber en la ciber batalla, pues el último reporte del Comando Sur, el informe titulado Entorno de Operaciones Conjuntas –una estimación de inteligencia sobre posibles escenarios de guerra para las fuerzas armadas norteamericanas–, ha puesto en blanco y negro que “los mayores retos potenciales para el actual status quo son Cuba y Venezuela”.

Tomado de Cambiosencuba.

A los intelectuales y artistas del Mundo

PRONUNCIAMIENTO DE LA UNEAC Y DE LA AHS:
A LOS INTELECTUALES Y ARTISTAS DEL MUNDO
 

Mientras la Feria del Libro recorría nuestro país de un extremo a otro y cientos de médicos cubanos salvaban vidas en Haití, se venía gestando una nueva campaña contra Cuba. Un delincuente común, con un historial probado de violencia, devenido “prisionero político”, se declaró en huelga de hambre para que le fueran instalados teléfono, cocina y televisión en su celda. Alentado por personas sin escrúpulos y a pesar de cuanto se hizo para prolongarle la vida, Orlando Zapata Tamayo falleció y ha sido convertido en un lamentable símbolo de la maquinaria anticubana. El 11 de marzo, el Parlamento Europeo aprobó una resolución que “condena enérgicamente la muerte evitable y cruel del disidente preso político Orlando Zapata Tamayo” y en una intromisión ofensiva en nuestros asuntos internos “insta a las instituciones europeas a que den apoyo incondicional y alienten sin reservas el inicio de un proceso pacífico de transición política hacia una democracia pluripartidista en Cuba”.

Con el título “Orlando Zapata Tamayo: Yo acuso al gobierno cubano”, está circulando un llamamiento para recoger firmas contra Cuba. La declaración asegura que este recluso fue “injustamente encarcelado y brutalmente torturado” y que murió “denunciando estos crímenes y la falta de derechos y democracia de su país”. Al propio tiempo, miente sin pudor alguno sobre una supuesta práctica de nuestro gobierno de “eliminar físicamente a sus críticos y opositores pacíficos”. El 15 de marzo, un periódico español mostraba en primera plana el rostro de Zapata Tamayo, ya difunto, en el ataúd, al tiempo que anunciaba la adhesión al llamamiento de algunos intelectuales que mezclaban sus firmas a las de viejos y nuevos profesionales de la contrarrevolución interna y externa.

Los escritores y artistas cubanos estamos conscientes del modo en que se articulan con cualquier pretexto las corporaciones mediáticas y los intereses hegemónicos y de la reacción internacional para dañar nuestra imagen. Sabemos con cuánto ensañamiento y morbo se tergiversa nuestra realidad y cómo se miente a diario sobre Cuba. Sabemos también qué precio pagan quienes han intentado expresarse desde la cultura con matices propios.

En la historia de la Revolución jamás se ha torturado a un prisionero. No ha habido un solo desaparecido. No ha habido una sola ejecución extrajudicial. Hemos fundado una democracia propia, imperfecta, sí, pero mucho más participativa y legítima que la que nos pretenden imponer. No tienen moral los que han orquestado esta campaña para darnos lecciones de derechos humanos.

Es imprescindible detener esta nueva agresión contra un país bloqueado y acosado sin piedad. Apelamos para ello a la conciencia de todos los intelectuales y artistas que no alberguen intereses espurios en torno al futuro de una Revolución que ha sido, es y será un modelo de humanismo y solidaridad.

Secretariado de la UNEAC

Dirección Nacional de la Asociación Hermanos Saíz

Mercenarios en Cuba compran de manera emergente papel sanitario

El corre corre, la llamadera por celulares,  la pasadera de mensajitos, el correo electrónico y Twitter deben  estar al máximo nivel,  luego de que se anunciaran en La Habana  importantes revelaciones sobre la campaña de agresiones contra Cuba, que serán dadas a conocer en el programa Mesa Redonda, de la Televisión Cubana.

Según la nota, periodistas cubanos analizarán los propósitos y los personajes que se mueven tras estas campañas, así como “revelaciones sobre este importante tema”.

Ante las inminentes revelaciones anunciadas para la tarde de hoy, no fueron pocos los mercenarios que marcharon en busca de papel higiénico y sales de rehidratación oral en  esperar de lo que se avecina.

Nota:

Yo estaré atento para dar cobertura en vivo por Twitter a lo que se diga. Y luego redacto algún post para el blog.

Los firmantes contra Cuba

Agentes de la CIA y del Mossad firman carta “Yo acuso al Gobierno cubano”

Volker Pellet, Consejero de la Embajada de Alemania en La Habana, hombre siempre dispuesto a colaborar con Yoani Sánchez

Con motivo de la muerte de Orlando Zapata Tamayo y del ayuno que protagoniza Guillermo Fariñas, la burguesía norteamericana ha desatado una nueva campaña propagandística que pretende calumniar al Gobierno cubano. La cruzada, como no podía ser de otra manera, ha sido secundada por los capitalistas de todo el mundo. De manera tal, que no hay medio de difusión privado que no dedique al asunto una cantidad de tiempo escandalosa. Como parte de esta agresión orquestada por la CIA, se ha creado también una bitácora con el nombre de Orlando Zapata Tamayo, cuyo objetivo es colegir firmas bajo el lema: “Yo acuso al gobierno cubano”. Según la CIA, 9.000 personas han suscrito la consigna, pero lo verdaderamente patético, es que entre los firmantes hay varios miembros de la agencia e inclusive se coló un agente del Mossad.

 Carlos Alberto Montaner, oficial de la CIA y terrorista.

 Armando Valladares, agente de la CIA.

 Oswaldo Payá, agente de la CIA.

Yoani María Sánchez Cordero, agente de la CIA.

Reinaldo Escobar, agente de la CIA.

Raúl Rivero, agente de la CIA.

Mario Vargas Llosa, agente de la CIA (muy cercano a Jorge G. Castañeda, también agente de la CIA).

Enrique Krauze Kleinbort, agente del Mossad.

Rafael Rojas, “historiador” cuya revista “Encuentro de la Cultura Cubana” es financiada por la CIA, vía la National Endowment for Democracy (NED).   

En cuanto a Pedro Almodóvar, Ana Belén, Víctor Manuel y otros más, son los oportunistas de siempre, que se congracian hoy para recibir canonjías mañana, ¿quién les va a financiar películas, discos y las consiguientes campañas publicitarias si no se arrastran?

Yo condeno a la burguesía norteamericana por sus crímenes de lesa humanidad cometidos en: Japón, Corea, Vietnam, Camboya, Laos, Nicaragua, México, Panamá, Cuba, República Dominicana, Granada, Serbia, Afganistán, Irak, Paquistán…

Enrique Martínez 16 de marzo de 2010.