Opinión

Hoy decidí crear una página de Opinión en el blog.  El tema de la semana:  Estados Unidos: Más dinero para la guerra, del periodista Nicanor León Cotayo. Están abiertos los comentarios para el debate.

En los próximos días también pondré una página sobre Salud, muy solicitada por los visitantes.

Yohandry

Llama Cuba en la ONU a cooperación internacional por Haití

A Working Hospital in Haiti

  
  

La Habana, 18 ene (AIN) Cuba reiteró hoy en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) su disposición a cooperar con todas las naciones en la ayuda a Haití, azotada por el terremoto del pasado martes.

En la declaración, la misión permanente de la Isla ante la ONU, hizo manifiesto que Cuba tiene el personal y la infraestructura necesaria en Puerto Príncipe, para colaborar en el terreno con el país que solicite apoyo, en la atención a los afectados por el terremoto, informó la agencia de noticias Prensa Latina.

El comunicado informó que en estos momentos la Ínsula coopera con Venezuela, Namibia, Noruega, China, República Dominicana, México y Rusia en el auxilio al pueblo haitiano.

La declaración refiere que se solicitó apoyo logístico, material quirúrgico gastable, soporte hospitalario y otros materiales a la Organización Panamericana de la Salud para garantizar la asistencia médica a las víctimas.

Asimismo, indica que el Gobierno de la mayor Isla Caribeña autorizó de manera inmediata, tras recibir la solicitud, la utilización del espacio aéreo nacional por aviones de Estados Unidos, para facilitar el envío de asistencia a Haití.

Cuba hizo un llamado a la comunidad internacional para cooperar y asistir con urgencia a ese hermano país en las trágicas circunstancias actuales.

Los representantes de la Ínsula en la ONU informaron que en el momento del terremoto del pasado martes, alrededor de 400 colaboradores cubanos trabajaban en Haití de forma gratuita y desinteresada y comenzaron a brindar sus servicios desde el primer instante después de la catástrofe.

Nuevo sitio para atención de heridos en Haití

Puerto Príncipe, 18 ene (AIN) El Centro de Diagnóstico Integral (CDI) George Gauvin, en la comuna Grand Goave, se alista como sitio de auxilio médico cubano a los heridos de los lugares circundantes del Departamento Oeste de esta capital.

Este es uno de los cinco CDI terminados hasta el momento en todo Haití con el esfuerzo mancomunado de Venezuela y Cuba, de los 10 concebidos en el propósito general de este tipo de colaboración.

La doctora Eisy Infante, directora del centro asistencial, declaró que el sismo sorprendió a los ocho especialistas cubanos dentro de la instalación, pero todos resultaron ilesos a pesar del daño en el ala izquierda del edificio.  

Inmediatamente comenzaron a llegar casos de lesionados, con fracturas y heridas leves y graves, a los que se les brindó auxilio en el patio trasero, debajo de unas carpas improvisadas.

Desde ese  momento y en cinco días transcurridos, más de 460 pacientes fueron atendidos en ese lugar, en condiciones extraordinarias y entre los casos tratados se cuentan tres partos.

Los lesionados mas graves, requeridos de amputaciones, se remitieron hacia hospitales en el centro de la ciudad.

 Ahora se aprestan a reabrir el ala derecha del CDI y, al unísono, desplegar una amplia labor de educación contra epidemias en todos los puntos donde se refugia la población, aun temerosa por las constantes replicas del sismo que se registran actualmente aquí.

Raymundo Gómez Navia

Televisión estatal española asume posición racista e imperialista ante crisis haitiana

Ayer vi y escuché con indignación un reportaje de TVE –emisora oficialista, del Estado español–, relacionado con los más recientes sucesos naturales que se han producido en Haití. El recuento manipulador de la historia haitiana, arrancaba con la afirmación de que el terremoto había sido la “puntilla final” a la existencia de un “estado fallido”. “Un país que fue la colonia más rica de América”, decía con cinismo el locutor, y el primer país independiente de la región, “que tiene en el vodú su religión oficial”, ha fracasado. El reportaje se refiere a la inestabilidad política de Haití, a la corrupción de sus dirigentes, a los veinte años de dictadura de los Duvalier –“el oficiante del vodú (Francois) Duvalier”, dice sin recordar el apoyo que recibió del Vaticano (¿por qué no suele decirse, por ejemplo, “el oficiante del catolicismo Augusto Pinochet”?)–, a la victoria electoral de Aristide, nuevamente derrocado por un golpe de estado y repuesto “por un contingente de la ONU liderado por Estados Unidos”. El reportaje no menciona el apoyo material y político que los dictadores y los golpes de estado recibieron del gobierno estadounidense. Habla con descaro de una contribución de Occidente a lo largo de toda la historia del estado haitiano, entregada a “organizaciones privadas”. Menciona como hecho destacable –y no vergonzoso–, que los Clinton pasaran su luna de miel en Haití, no en las condiciones en que viven los haitianos por supuesto. Todo el discurso racista e imperialista de la televisión estatal española tenía un objetivo explícito: dado que Haití es un país que “no tiene gobierno”, “el papel de Estados Unidos es fundamental”; dado que Estados Unidos ha realizado varias intervenciones militares en ese país –afirma siguiendo una lógica absurda–, “tiene cierta autoridad moral” para reestablecer el orden con sus fuerzas militares y para coordinar la distribución de la ayuda internacional. En el reportaje no aparecen los cientos de médicos cubanos, los que ya estaban en Haití antes del terremoto, y los que llegaron después. El sentimiento racista y vengativo hacia un pueblo que expulsó a los conquistadores hace más de doscientos años, se revela en un reportaje y en una posición política cínica y soberbia.

Enrique Ubieta

Desde Berlín

Ver también:

Los olvidos de Prisa