Este gay tiene cojones

No sé como comenzar hoy este post. Creo que pocas veces he estado frente a la PC mirando el documento en blanco. Dicen los psicólogos que eso suele ocurrir cuando las ideas andan desorganizadas, buscando los escurridizos cauces del pensamiento abstracto, por los que quiero llegar a hablar…de un blog. Me lo recomendó un médico amigo, al cual le enviaron la dirección. Él, que sabe ando metido en esto de la Web 2.0 me lanzó un e-mail de alerta, con una discreta nota: “Este tipo tiene huevos…”. Acostumbrado a la guerra de blogazos, pensé que era uno más de esos tantos concretados al necesario debate sobre Cuba, y el correo durmió toda la noche en el buzón, sin el clic sobre el enlace recomendado. Hoy, cuando decido mirar el blog, salta de la Red  Paquito, el de Cuba, y me lanzo sobre sus textos; los devoro uno por uno, y finalmente musito: es verdad que este gay tiene cojones.

3 comentarios

  1. Paquito, muy bueno el blog. me gustaría que trataras el tema de la fidelidad. Es importante que los hombre bisexuales (te veo más así), sepan cuidar a la otra parte, sepan tomat medidas para cuidar a la mujer. Es más tengo conocimiento que la mayoría de las mujeres infectadas no han sabido que su esposo o pareja era bisexual.

    Me gustaría que trataras en tu blog, historias de otros enfermos de SIDA, y sobre todo los programas de ayuda en Cuba para ayudarlos a tener una vida útil y larga, existe un silencio por parte de Cuba en cuanto al tema, y en mi opinión es importante dar a conocer la labor humana del gobierno para con los enfermos. Nadie mejor que tú para abrir la ventana.

    Saludos, salud y éxitos!!

  2. Paquito, amigo, adelante con el blog. Un gran abrazo.

  3. Gracias, Yohandry, aunque no es para tanto, solo intento explicarme explicando. ¡Y disparaste los accesos a mi incipiente blog, amigo!

Los comentarios están cerrados.