El esquinazo de Macho Rico

Cientos de jóvenes apoyaron la revolución

Cientos de jóvenes apoyaron la revolución hoy en La Habana

Pin pon fuera, abajo la gusanera!

¡Pin pon fuera, abajo la gusanera!

Comparsa que puso a bailar a Macho Rico

Comparsa que puso a bailar a Macho Rico

Repudio a manifestación contrarrevolucionaria en La Habana

Repudio a manifestación contrarrevolucionaria en La Habana

Cubanos en acto de manifestación de apoyo a la Revolución

Manifestación de repudio al bloquero Reinaldo Escobar y de apoyo a la Revolución cubana

Comparsa en la Calle  23 y G, minutos antes del acto de repudio al bloguero Reinaldo Escobar

Esta tarde quedó comprobado que el pueblo cubano, y especialmente los jóvenes, esos que dicen que “están perdidos”, defienden a su Revolución hasta del intento de picotazo de una hormiga. En eso se resumió el lamentable espectáculo ofrecido por Reinaldo Escobar (Macho Rico) en la intersección de las calles G y 23,  donde, supuestamente, pediría cuentas al también supuesto agresor de la bloguera contrarrevolucionaria Yoani Sánchez.

Pero, más que un duelo a la usanza caballeresca, el reconocido disidente lo que hizo fue el ridículo.

¡Mira que intentar, precisamente en el mismo espacio donde la FEU realizaba desde las 4:00 de la tarde su Festival Juvenil del Libro y la Lectura, -con comparsas, trovadores y artes plásticas incluidas-, sacar la zarpita!

Ahora que digan lo que quieran, las carencias aprietan, pero no ahogan la fidelidad, y  esta tarde del 20 de noviembre se ratificó que las calles de Cuba son y seguirán siendo de los revolucionarios.

Y si algún trasnochado pretende probar otra cosa, tendrá que correr, como hizo Macho Rico, manda´o por G abajo, rumbo al mar. Todavía deben estar sonándole en los oídos los ¡Pin pon fuera, abajo la gusanera!, y los ¡Viva Fidel!, ¡Viva Raúl!,  ¡Viva la Revolución!, que atronaron la tarde.

Yohandry Fontana

La Habana

P.D

El pueblo cubano se cansa de Yoani Sanchez (Fotos)

La calle es de los revolucionarios, dicen los estudiantes (Fotos)

Generación Y: la ciber-tragicomedia de Yoani Sánchez