Obama “demasiado torpe” para utilizar las redes sociales en Internet

Obama:“Tendrán que arrancármela de las manos”

Obama:“Tendrán que arrancármela de las manos”

Shanghai, 16 de noviembre. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró este lunes que China y su país no tienen que ser rivales, al tiempo que defendió el respeto de los derechos fundamentales, como las libertades de expresión y de culto, al comenzar una visita de tres días por el gigante asiático.

La noción de que debemos ser rivales no es algo predestinado, señaló Obama ante un grupo de estudiantes durante una sesión de preguntas y respuestas en Shanghai, al iniciar su primera visita al país comunista desde que asumió el cargo en enero pasado.

El jefe de la Casa Blanca alabó a una China majestuosa y afirmó que unas buenas relaciones entre Pekín y Washington pueden conducir a un mundo más próspero y pacífico.

No buscamos contener el avance de China. Por el contrario, damos la bienvenida a China como un fuerte, próspero y exitoso miembro de la comunidad de naciones, una China que hace uso de las virtudes y la creatividad de los individuos chinos, manifestó Obama.

Durante el encuentro con los estudiantes, el mandatario estadunidense hizo referencia al respeto a los derechos humanos y de culto; se opuso a cualquier tipo de censura y destacó la importancia de Internet y de los nuevos medios de comunicación como Twitter y Facebook.

Esas libertades hacen más libre y transparente a la sociedad, apuntó Obama, y obligan a los gobiernos a ser más autocríticos y abiertos. Tanto Twitter como Facebook están bloqueados en China.

Tras expresar su apoyo, el presidente reconoció que es demasiado torpe para utilizar las redes sociales como Twitter, pese a que sus asistentes hicieron amplio uso de ésta durante su campaña electoral.

Soy torpe para tipear, pero soy un gran creyente en la tecnología, sostuvo.

Asimismo, Obama dijo que la red Al Qaeda sigue siendo la mayor amenaza para la seguridad estadunidense.

Al término de su alocución ante los estudiantes, Obama partió hacia Pekín, la capital china, donde acudió a una cena ofrecida por su par chino, Hu Jintao, y para este martes ambos mandatarios sostendrán una entrevista en la que se abordarán temas como la estabilización de la economía mundial, la lucha contra el calentamiento global, los planes nucleares de Irán y Corea del Norte, la guerra en Afganistán y asuntos de derechos humanos. (Tomado de La Jornada)

P.D.

Creo que le metió tremenda línea a los estudiantes chinos. Obama formó tremendo escándalo cuando le dijeron que no podía utilizar su BlackBerry en la Casa Blanca