Juanes aclamado en el Madison Square Garden

JUANES ES ACLAMADO EN EL MADISON SQUARE GARDEN

Juanes

“Han sido unos días más o menos difíciles para mis amigos y familia.
Empezamos con una idea simple y pura, la de ir a Cuba a cantar sólo al pueblo cubano y decirle que estamos ahí y que son parte de la comunidad”, dijo Juanes, quien obtuvo como respuesta un fuerte aplauso del público. El locutor puertorriqueño Polito Vega , que recibió de Juanes una placa en
reconocimiento por su medio siglo de trayectoria profesional en la radio de
Nueva York, aseguró que “las buenas intenciones” del colombiano “se palpan
aquí esta noche y a Juanes le vamos a apoyar, porque es un ejemplo mundial”. Leer más

AMAURY PéREZ: “A ESTA HORA ESTO ES UN TREN QUE NO HAY QUIEN LO PARE”

De “guerra sucia” contra un “gesto de amistad” califica Amaury Pérez
los intentos por boicotear desde Miami, Florida, el concierto “Paz sin
Fronteras” que el 20 de septiembre dará en Cuba el cantante colombiano
Juanes. “Es un tren que no hay quien lo pare”, dice el cantautor cubano y
organizador del evento, en una entrevista a la revista mexicana Proceso, en la que narra los pormenores del conflicto.

“Será un concierto histórico, innegable. Sería el primer gran concierto
libre, gratuito. Será una gran ventana para que el mundo pueda ver cómo los
jóvenes cubanos se divierten sin ninguna manipulación.” Continuar lectura.

JORGE PERUGORRíA: “LA INTOLERANCIA ES REPROCHABLE EN MIAMI O DONDEQUIERA QUE
OCURRA”
  

“Que un concierto a favor de la paz despierte tanta guerra por la sencilla
razón de que se celebre en Cuba, es totalmente absurdo. Esta actitud de
intolerancia es reprochable en Miami o dondequiera que ocurra, romper discos y amenazar de muerte a un artista, desacredita y pone en ridículo una vez más ante el mundo, al sector más extremista y oportunista del exilio cubano”,afirma el protagonista de “Fresa y Chocolate” a La Jiribilla. Continuar lectura.

JUANES EN LA PLAZA CON MáS GENTE QUE FIDEL

La Plaza de la Revolución también fue el sitio escogido para que Juan Pablo
Segundo oficiara la misa durante su visita pastoral a Cuba en 1998. Se llenó,
incluyendo a muchos cubanos que viajaron desde Miami. Entonces nadie protestó, ni quemaron biblias, ni crucifijos, ni la sotana del Papa. Continuar lectura