Huracán Bill

Trayectoria del huracán Bill

Trayectoria del huracán Bill

Durante la temporada ciclónica vivo pendiente del parte del tiempo y  de los mapas. Tengo una predisposición a los huracanes que se acentuó  durante el paso por Cuba de Ike y Gustav.

Tras el anuncio de huracán, mi casa se transforma en amasijo de madera  y clavos viejos asegurando ventanas  y puertas; un  desorden total que  lleva las camas a rodar por una sala pequeña, descontando los largos  días sin agua ni electricidad que suelen acompañar a  esos meteoros.

Las fuertes lluvias de este miércoles avivaron mi preocupación al ver  avenidas desbordadas, cortes de electricidad por la caída de árboles y  roturas en transformadores y líneas de distribución. Los aguaceros  dejaron sin corriente a importantes circuitos de La Habana.

Primero Ana, -terminó en tormenta tropical- y ahora  Bill, un huracán,   me hacen  recordar  aquellos días vividos por  millones de cubanos durante el paso de la diabólica parejita de Ike y Gustav. Visité las zonas de desastres en varias oportunidades. 

Las imágenes que publiqué en el blog eran desgarradoras. Pueblos que  prácticamente desaparecieron, mujeres, hombres y niños que salvaron  sus vidas gracias a la labor de la Defensa Civil, y a la suerte que los acompañó.

Hoy amanecí con la noticia de que Bill se había debilitado y  transformado en tormenta categoría 3,  con vientos de más de 200  kilómetros por hora. Su paso por el Océano Atlántico es vigilado por  los meteorólogos, que anuncian grandes olas hacia Bermudas y la costa  del sureste de los Estados Unidos.

Para mañana viernes notifican marejadas en la costa norte del oriente  de Cuba, con posibilidades de inundaciones  en zonas bajas, incluyendo  el malecón de Baracoa.

Según el parte,  esto se debe al mar de leva  que arribará a la zona proveniente del maldito huracán. Bill me asusta. La temporada ciclónica me asusta. Y yo permanezco ante  la TV cada noche,  siguiendo el tiempo, cruzando los dedos para que no  nazca ese ciclón que nos han pronosticado.

Yohandry Fontana

La Habana

Imagen del National Hurricane Center

11 comentarios

  1. Mañana sábado pienso ir a la playa. Ojalá haga buen tiempo y el mar esté sin muchas olas.

  2. Uhmm hace falta que no pasen ciclones-huracanes pro Cuba, no es fácil!
    Que bueno que los niños de R-50 y Angel, las pasan bien en las vacaciones….no hay como “sol bueno y mar de espuma”…saludos!

  3. Con mucha suerta, Bill no passo cerca de Cuba !!!

  4. jajaja, que bueno, no se te olvidó. Y no parece que psicológicamente te machaque, suena muy bueno. Mis hijos no son de la UJC, son pequeños. El centro es de la UJC, y es para todos los trabajadores, y para todos los niños.

    Lo jodío es decir “Ultraderecha de Miami, ordene”

  5. Angel Cubano.

    Y entonces el que no sea de la UJC no puede disfrutar de lo mismo verdad?.
    Sabes a lo que me refiero cuando hablo de adoptrinamiento, te suena esto, “Pioneros por el comunismo, seremos como el Che” o ´”Comandante en jefe ordene”. Es lo primero que me enseñaron cuando entre a la escuela.

  6. Ya está un poco lejos Bill, así que no disparará contra Cuba. Rezamos todos para que no pase otro Gustav.

    Me gusta eso del adoctrinamiento en Cuba. A mis hijos les encanta. Ahora están en un plan vacacional por la UJC, en Varadero. Me llaman todos los días. Los están enseñando a bucear y reconocer distintos peces, algas y otras “fieras” de los fondos del mar.

  7. R-50.

    Me alegro por ellos, de los estudios en Cuba nunca me he quejado ni me quejaré por el momento, lo único que critico es el adoptranamiento y el culto a la personalidad a que están sometidos desde pequeños. Ojalá y cuando sean adultos sigan en la programación y que no les haga falta emigrar para poder realizarse.

  8. Ernesto, es verdad, Cuba tiene un huracán hace 50 años. Y mis hijos son un par de huracanes también. Este año aprendieron a programar en las vacaciones en un curso de verano, y me tienen la computadora loca.

  9. Yohandry, ojalá y no vuelva a pasar ningún huracán en Cuba. Con el que tenemos hace 50 años ya hay bastante destrucción.

  10. Lo importante es que en Cuba existe todo un programa quizás de los mejores del planeta de prevención curiosa dictadur a que se empecina en proteger la vida de sus desnutridos ciudadanos, eso lo digo por la cantaleta de los gusanos que anuncias como verdaderas ratas perdón jinetes del Apocalipsis el fin de la revolución.

    Interesante es saber el programa de enterramiento de la red eléctrica que se ha iniciado en Cuba en la isla de la juventud, un esfuerzo que dará sus frutos.

    En lo que estoy de acuerdo con TRASNOCHADO hasta la muerte es que todos deseamos que los huracanes no vuelvan a golpear a la isla digna con la fuerza que lo hicieron el año pasado, sin embargo todos conocemos ya su programa de protección a sus valerosos revolucionarios todo el pueblo de la isla digna, que de colada están también la apátridas mercenarios del imperio, por supuesto que me refiero a la rimbombantemente llamada disidencia.

  11. Yohandry:

    Seria muy mala suerte si este año Cuba vuelve a sufrir el embate de fuertes huracanes.

    Confiemos que no sera asi.

    Me parece muy sabia tu actitud de estar preparado de antemano. Por si acaso.

    Saludos.

Los comentarios están cerrados.