Honduras: Con Pinocheletti, negociación CERO

Toda la actualidad del golpe de estado en Hoduras aquí

Un cintillo de Telesur no deja de apuntar lo que ha dicho Pinocheletti: “Si Zelaya regresa a Honduras le espera una orden de captura”. En tanto en las calles el pueblo desarmado reclama el regreso de su presidente y los medios son censurados por los responsables del golpe de Estado. ¿Cómo negociar con unos golpistas —no lo llamo siquiera “gobierno de facto”— que responden únicamente a los intereses de un grupo de oligarcas bárbaros?

“Con ese alto mando golpista no se puede negociar, hay que exigirle la renuncia y que otros oficiales más jóvenes y no comprometidos con la oligarquía ocupen el mando militar, o no habrá jamás un gobierno ‘del pueblo, por el pueblo y para el pueblo’ en Honduras”, lo dijo Fidel en sus reflexiones “Un error suicida” y es la idea preclara de lo que tenemos que hacer en esta lucha.

El mundo entero ha condenado el brutal golpe de Estado contra el gobierno constitucional de Honduras y su legítimo Presidente y rechaza el criminal ataque a la soberanía popular de esta nación. El pueblo se ha ido a la huelga, a la insurrección popular y no ha sido escuchado por los golpistas.

Ahora llegan las imágenes “imparciales” de la CNN. Un supuesto pueblo Michelista respalda la “paz y la democracia” a punta de pistola. Un claro símil de lo que es manipulación mediática. Montaje made in CNN, es decir, Made in Imperialismo. Los golpistas ni siquiera quieren negociar, quieren encarcelar, reprimir, desaparecer y presumo que esta vez hasta han pensado en el magnicidio. Entonces ¿cómo negociar?

En Honduras solo hay y puede haber un Presidente. José Manuel Zelaya debe regresar de manera inmediata e incondicional al desempeño de sus responsabilidades. Pensamos que no puede haber negociación alguna con los golpistas, ni condicionamiento o exigencia de ningún tipo al gobierno legítimo del Presidente Zelaya”, ha sentenciado Raúl ayer en la reunión extraordinaria del Grupo de Río.

En las próximas horas se decide allí el conflicto entre las aspiraciones del pueblo por un futuro mejor y los intereses de sectores oligárquicos empeñados en perpetuar un orden injusto e insostenible.

El conflicto ha trascendido las fronteras de Honduras y se extiende por las Américas el peligro de regreso al pasado de dictaduras militares que, con el apoyo del gobierno de los Estados Unidos, en un pasado muy reciente aterrorizaron durante décadas a los pueblos latinoamericanos, y muy especialmente a los de Centroamérica y el Caribe, pero sin ninguna exclusión prácticamente.

Fidel señaló que  “los golpistas, acorralados y aislados, no tienen salvación posible si se enfrenta con firmeza el problema.” Con Pinocheletti, pues, NEGOCIACIÓN CERO. El mundo exige se cumpla la voluntad del pueblo, que regrese Manuel Zelaya a su puesto de legítimo presidente.

Jorge Legañoa

La Habana

Raúl Castro llama a Obama a demostrar sus palabras con hechos

ACTUALIDAD HONDUREÑA AQUÍ

El gobierno de los Estados Unidos debe actuar en consecuencia con sus pronunciamientos de rechazo al golpe militar en Honduras, dijo hoy el presidente de Cuba Raúl Castro.

En su reclamo, Raúl dijo que “creo en la sinceridad que puede demostrar el presidente Obama y su canciller, pero deben demostrarlo con hechos y no con palabras.”

“Es el momento de actuar consecuentemente y no perder tiempo y desenmascarar a aquellos que condenan pero después aplauden por debajo de la mesa como ha sucedido tantas veces en nuestra historia común”, sentencio durante el encuentro de mandatarios que tiene lugar en Managua, Nicaragua, y que han manifestado su rechazo al golpe de estado en Honduras.

Raúl Castro precisó que en Honduras solo debe haber un  solo presidente,  y sugirió que Zelaya debe regresar inmediatamente al desempeño de sus responsabilidades.

Dijo que “no debe haber negociación ninguna con los golpistas ni condicionamientos al gobierno legítimo de Manuel Zelaya, y llamó a que el golpe militar no quede impune y sus autores respondan por los crímenes cometidos contra el pueblo hondureño.

El presidente Raúl Castro criticó el golpe militar en Honduras y envió un mensaje de justicia y dignidad al pueblo hondureño, a los campesinos, obreros, maestros, “a todos los hijos de la Patria de Moracén el compromiso de acompañarlos en esta batalla”.

Yohandry Fontana

La Habana

Fuente: Televisión Cubana

ULTIMO MINUTO: Raúl Castro llegó a Nicaragua

El presidente de Cuba, Raúl Castro, arribó a las 4:16 de la tarde a Managua, Nicaragua, para participar junto a los jefes de estado y otras personalidades del ALBA, en las acciones convocadas para brindar respaldo al presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y condenar el golpe  militar.

Raúl Castro participará también en la reunión del Grupo de Río, que tendrá lugar hoy.

Ampliación continuará…

Estados Unidos solo reconoce a Zelaya como presidente de Honduras

Estados Unidos rechazó hoy el golpe militar contra el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y anunció que solo reconoce a este como gobernante del país centroamericano, dijo el embajador estadounidense, Hugo Llorens.

“El único presidente que Estados Unidos reconoce en Honduras es el presidente Manuel Zelaya”, expresó Llorens en una rueda de prensa en la legación diplomática.(EFE)

Zelayas es invitado a dirigirse a la ONU

Manuel Zelaya, presidente de HondurasNACIONES UNIDAS (Reuters) – El presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, Miguel D’Escoto, dijo el lunes que había invitado al mandatario destituido de Honduras Manuel Zelaya a dirigirse a la asamblea “lo más pronto posible”. 

 “Envié una carta al presidente de Honduras (…) a venir a Naciones Unidas y dirigirse a la Asamblea Nacional lo más pronto posible y dar un reporte actualizado de los eventos en su país”, dijo D’Escoto.

 D’Escoto, un ex ministro de Relaciones Exteriores en el Gobierno sandinista de izquierda de Nicaragua en la década de 1980, hablaba en una sesión de la asamblea que se había reunido para discutir el golpe en Honduras.

 El ejército de Honduras detuvo a Zelaya y voló junto a él a Costa Rica el domingo, en medio de una disputa por el intento de Zelaya de obtener una reelección.