Fidel Castro recuerda asuntos pendientes a Obama

Días que no pueden ser olvidados

Hace 48 años, fuerzas mercenarias al servicio de una potencia extranjera invadieron a su propia patria, escoltadas  por la escuadra de Estados Unidos, incluido un portaaviones y decenas de aviones de ataque. Esa fecha no puede ser olvidada. La gran potencia del norte puede aplicarle la misma receta a cualquier país latinoamericano. Ya ocurrió muchas veces a lo largo de la historia en nuestro hemisferio ¿Existe alguna declaración donde se prometa que nunca más se va a repetir tal acción de forma directa o a través de los propios ejércitos, como ocurrió en República Dominicana, Panamá, Guatemala, Chile, Argentina, Venezuela y otros países?

El artero y sorpresivo ataque de Girón nos costó más de 150 vidas y centenares de heridos graves. Nos gustaría escuchar alguna autocrítica del poderoso país y la garantía de que nunca volverá a producirse en nuestro hemisferio.

Ayer 13 de abril se cumplió el séptimo aniversario del fallido golpe de estado contra la Revolución en Venezuela.

Por el bien de la democracia y los derechos humanos, hace falta una voz que desde Washington nos diga que la Escuela de las Américas, especializada en golpes de Estado y torturas, será cerrada para siempre.

 No podemos olvidar que en abril todavía gobierna en El Salvador el líder de ARENA, aliado oligárquico de Bush en el genocidio de Iraq. En un millón de vidas humanas sacrificadas, hay suficiente sangre para ahogar a todos los cómplices.

¿Acaso ofendo al recordar esto, o está también prohibido, en nombre de la decencia, la ingenuidad y la complicidad mencionar el tema?

La medida de aliviar las restricciones a los viajes en sí es positiva, aunque mínima. Hacen falta otras muchas, incluida la eliminación de la Ley asesina de Ajuste Cubano, que se aplica exclusivamente a nuestro país en el mundo. Nos gustaría que se respondiera a la pregunta de si los privilegios migratorios utilizados para combatir la Revolución Cubana y despojarla de recursos humanos se concederán también a todos los latinoamericanos y caribeños. Pero todo en Puerto España será secreto. Prohibido escuchar el debate y los pronunciamientos de los jefes de Estado y de Gobierno. De todas formas se sabrá lo que cada uno de ellos expresó.

No deseamos lastimar a Obama en lo más mínimo, pero él será presidente durante uno o dos períodos. No tiene responsabilidad con lo ocurrido y estoy seguro de que no cometería las atrocidades de Bush. Tras él, sin embargo, puede venir otro igual o peor que su antecesor. Los hombres pasan;  los pueblos perduran.

Existen otros problemas gravísimos como el cambio climático, y el Presidente actual de Estados Unidos ha decidido cooperar en ese problema vital para la humanidad. Debemos reconocerlo.

Por hoy basta. No deseo añadir una palabra más.

Firma Fidel Castro

 

 Fidel Castro Ruz

Abril 14 de 2009

11 y 15 a.m.

Las medidas de Obama en Español

Con gusto dejo a ustedes una traducción NO oficial del texto: INFORMACIÓN: TENDIENDO UNA MANO AL  PUEBLO CUBANO

LA CASA BLANCA

Oficina del Secretario de Prensa

Para la publicación inmediata           Abril 13,2009

INFORMACIÓN: TENDIENDO UNA MANO AL  PUEBLO CUBANO

Hoy la Administración OBAMA anunció una serie de cambios en la política de EE.UU. para tender una mano al pueblo cubano y apoyar su deseo de determinar libremente el futuro de su país.  Al dar estos pasos para ayudar a crear un puente entre las familias cubanas divididas y promover el flujo más libre de información y ayuda humanitaria para el pueblo cubano, el presidente Obama está trabajando por cumplir los objetivos que él  identificó durante su campaña presidencial y a partir de que asumió el poder.

Todos los que acepten la esencia de los valores democráticos anhelan una Cuba que respete los derechos humanos básicos, políticos y económicos de todos sus ciudadanos.  El Presidente Obama cree que estas medidas ayudarán a hacer este objetivo una realidad.

Las relaciones de los cubano americanos con la familia en Cuba no son solo un derecho elemental en términos  humanitarios, sino también nuestra mejor herramienta para ayudar  a fomentar los comienzos de la democracia popular en la isla.  No hay mejores embajadores de la libertad que los cubano americanos.  En consecuencia, el Presidente Obama instruirá a los Secretarios de Estado, del Tesoro y Comercio apoyar el deseo del pueblo cubano  de libertad y auto determinación mediante el levantamiento de todas las restricciones sobre las visitas familiares y remesas, así como que se den los pasos que faciliten un mayor contacto entre los miembros de las familias separadas en los Estados Unidos y Cuba e incrementar el flujo de información y recursos humanitarios directamente al pueblo cubano.  El Presidente está también llamando al gobierno cubano a reducir los impuestos con que grava el envió de remesas en efectivo a la isla de manera que los miembros de la familia puedan estar seguros que sus familiares están recibiendo la ayuda que envían a sus familiares.

Específicamente, el Presidente ha indicado a los Secretarios de Estado, del Tesoro y de Comercio adoptar los pasos necesarios para:

  • Levantar todas las restricciones sobre las transacciones relativas a los viajes familiares a Cuba.
  • Eliminar las restricciones sobre las remesas a miembros de la familia en Cuba.
  • Autorizar a los proveedores de redes de telecomunicaciones de EE.UU. a realizar acuerdos para establecer el cable de fibra óptica e instalaciones de telecomunicaciones satelitales que vinculen a los EE.UU. y Cuba.
  • Dar licencia a los proveedores de los servicios de telecomunicaciones de EE.UU. para explorar acuerdos de servicios con los proveedores de servicios de telecomunicaciones de Cuba.
  • Dar licencia a los proveedores de servicios de televisión y radio satelital de EE.UU. a realizar las tracciones necesarias para brindar servicios a los clientes en Cuba
  • Autorizar a personas bajo la jurisdicción de EE.UU. para activar y pagar a los proveedores de servicios de EE.UU y de un tercer país por servicios de telecomunicaciones, radio y televisión satelital prestados a personas en Cuba.
  • Autorizar la donación de dispositivos de telecomunicación de consumo seguro sin una licencia.
  • Añadir ciertos artículos humanitarios a la lista de artículos elegibles para exportar mediante licencia de excepción.

TENDIENDO UNA MANO AL PUEBLO CUBANO

El apoyo al deseo del pueblo cubano de determinar libremente su futuro y el de su país está  en el interés nacional de los Estados Unidos.  La administración Obama está dando pasos para promover un mayor contacto entre los miembros de las familias separadas que se encuentran en EE.UU. y en Cuba, así como para incrementar el flujo de remesas e información al pueblo cubano.

Levantar todas las restricciones a las visitas familiares a Cuba

Levantaremos todas las restricciones sobre las visitas familiares a Cuba mediante la autorización de las transacciones correspondientes a través de una licencia general, lo que fortalecerá los contactos y promoverá la buena voluntad de EE.UU.  . Garantizaremos el logro positivo de este esfuerzo mediante:

  • La definición de miembros de la familia que pueden ser visitados por ser personas dentro un tercer grado de consanguinidad (por ejemplo, primos segundos) y a personas allegadas que comparten una vivienda común en familia con un viajero autorizado para acompañarlos;
  • La eliminación de las limitaciones sobre la frecuencia de las visitas;
  • La eliminación de las limitaciones sobre la duración de una visita;
  • La autorización de cantidades para gastos de manera que sean las mismas que las de los viajes que no son familiares; y
  • La eliminación de la limitación de 44 libras para equipaje acompañado.

Eliminar las restricciones sobre las remesas

Eliminaremos las restricciones sobre las remesas a familiares en Cuba de una persona,  a fin de incrementar el acceso de recursos de los cubanos para ayudar a crear oportunidades para ellos mediante:

  • La autorización de remesas a individuos dentro del tercer grado de consanguinidad(por ejemplo, primos segundos) siempre que las remesas no sean autorizadas para miembros del gobierno cubano o del Partido Comunista de Cuba actualmente prohibidos;
  • La eliminación de límites en la frecuencia de las remesas
  • Eliminación de los límites en el monto de las remesas;
  • La autorización a los viajeros a llevar hasta $3 000 en remesas; y
  • El establecimiento de una licencia general para los bancos y otras instituciones depositarias para enviar las remesas.
  • Autorizar mayores vínculos en las telecomunicaciones con Cuba.

Autorizaremos mayores vínculos en telecomunicaciones con Cuba para avanzar en la interacción pueblo a pueblo sin costo alguno para el gobierno de los EE.UU.  Esto incrementará los medios a través de los cuales los cubanos en la isla pueden comunicarse en Cuba y con personas fuera de Cuba.

  • Autorizar a los proveedores de redes de telecomunicaciones a realizar acuerdos para establecer el cable de fibra óptica y las telecomunicaciones satelitales vinculando a los Estados Unidos y Cuba.
  • Autorizar a los proveedores de servicios de telecomunicaciones a incorporarse y operar bajo los acuerdos de servicio Roaming ( referido a la telefonía celular) con los proveedores de servicios en telecomunicaciones de Cuba.
  • Autorizar a los proveedores del servicio de radio y televisión satelital de EE.UU. a participar en las transacciones necesarias para proveer los servicios a los clientes en Cuba.
  • Autorizar a personas bajo la jurisdicción de EE.UU. a activar y pagar a los proveedores de servicio para las telecomunicaciones, servicios de radio y televisión satelital de EE.UU. y de un tercer país suministrados a personas en Cuba, excepto a determinados altos funcionarios del Partido Comunista y del gobierno.
  • Autorizar, en consonancia con lo concerniente a la seguridad nacional, la exportación o reexportación a Cuba de dispositivos de comunicación personal donados tales como sistemas de teléfono móvil, computadoras y programas, y receptores satelitales mediante un certificado de excepción.

Revisar o modificar las regulaciones de paquetes de regalos

Extenderemos  el alcance de donaciones humanitarias a donaciones elegibles para exportar a través del certificado de excepción mediante:

  • El restablecimiento en la lista de artículos elegibles para ser incluidos en las donaciones de paquetes de regalo, la ropa, artículos de higiene personal, semillas, medicinas y materiales veterinarios, equipos y materiales de pesca.
  • Restablecimiento en la lista de artículos elegibles para ser incluidos en las donaciones de paquetes de regalos, artículos normalmente intercambiados como regalos por personas en cantidades “acostumbradas y racionales”
  • Extender el alcance de de donantes de paquetes de regalos elegibles para incluir a cualquier persona;
  • Extender el alcance de los donantes de paquetes de regalos elegibles para incluir a personas que no sean funcionarios del Partido Comunista de Cuba o del gobierno cubano (prohibidos ya de recibir paquetes de regalos), o a organizaciones caritativas, educacionales o religiosas que no sean administradas o controladas por el gobierno cubano; e
  • Incremento del valor limite para los artículos no alimenticios hasta $800.

La traducción es de la amiga Yanela, en exclusiva para el blog de Yohandry. Le doy las gracias por ese esfuerzo.

DEL BLOQUEO NO SE DIJO UNA PALABRA

El gobierno de Estados Unidos anunció a través de la CNN, que esta semana, Obama visitaría a México, iniciando su viaje rumbo a Puerto España, Trinidad y Tobago, donde estará dentro de cuatro días para participar en la Cumbre de las Américas. Anunció el alivio de algunas odiosas restricciones impuestas por Bush a los cubanos residentes en Estados Unidos para visitar a sus familiares en Cuba. Cuando se indagó si tales prerrogativas reconocían a otros ciudadanos norteamericanos, la respuesta fue que no estaban autorizados.

Del bloqueo, que es la más cruel de las medidas, no se dijo una palabra. Así se le llama piadosamente a lo que constituye una medida genocida. El daño no se mide solo por sus efectos económicos. Constantemente cuesta vidas humanas y ocasiona sufrimientos dolorosos a nuestros ciudadanos.

Numerosos equipos de diagnóstico y medicamentos vitales no son asequibles para nuestros enfermos aunque procedan de Europa o Japón, u otro país, si utilizan algunos componentes o programas de Estados Unidos.

Un anuncio repetido cada día por la CNN, con un niño que está siendo atendido por cáncer, afirma que 200 niños mueren cada año en ese mismo hospital, solicitando apoyo de la población para el programa de atención a los menores con cáncer.

Gran parte del pueblo norteamericano ha visto esa información. Me pregunto ¿cuántos de los que mueren por esa enfermedad son cubanos?

Las restricciones relacionadas con Cuba deben aplicarse por las empresas de Estados Unidos que producen bienes o prestan servicios en cualquier parte del mundo en virtud de la extraterritorialidad.

Un influyente senador republicano, Richard Lugar, varios más de su partido con igual título en el Congreso, y otro número de importantes senadores demócratas son partidarios de eliminar el bloqueo. Están creadas las condiciones para que Obama emplee su talento en una política constructiva que ponga fin a la que ha fracasado durante casi medio siglo.

Por otro lado, nuestro país que ha resistido y está dispuesto a resistir lo que sea necesario, no culpa a Obama de las atrocidades cometidas por otros gobiernos de Estados Unidos. No cuestiona tampoco su sinceridad y sus deseos de cambiar la política y la imagen de Estados Unidos. Comprende que libró una batalla muy difícil para ser electo, a pesar de prejuicios centenarios.

Partiendo de esa realidad, el Presidente del Consejo de Estado de Cuba expresó su disposición a dialogar con Obama y, sobre la base del más estricto respeto a la soberanía, normalizar las relaciones con Estados Unidos.

A las 2 y 30 de la tarde el jefe de la Oficina de Intereses de Cuba en Washington, Jorge Bolaños, fue citado por el subsecretario de Estado, Tomas Shannon, al Departamento de Estado. Nada de lo que conversó era diferente de lo señalado por la CNN.

A las 3 y 15 p.m. se inició una larga conferencia de prensa. La esencia de lo que allí se dijo está contenida en las palabras textuales del asesor presidencial para América Latina, Dan Restrepo, quien declaró:

“Hoy el presidente Obama ha ordenado  que se tomen ciertas medidas, ciertos pasos, para extender la mano al pueblo cubano, para apoyar su deseo de vivir con respeto a los derechos humanos y para poder determinar su destino propio y el destino de su país.

“El presidente ha dado instrucciones a los secretarios de Estado, Comercio y Tesoro, para que pongan en marcha las acciones necesarias para eliminar todas las restricciones a individuos para que puedan visitar a sus familiares en la isla y mandar remesas. Además ha dado instrucciones para que se tomen pasos para permitir el flujo libre de información entre el pueblo cubano y entre quienes están en Cuba y el resto del mundo, y para facilitar la entrega de recursos humanitarios enviados directamente al pueblo cubano.

“Al tomar estas medidas para ayudar a cerrar la brecha entre familias cubanas divididas y promover el flujo libre de información y artículos de ayuda humanitaria para el pueblo cubano, el presidente Obama está esforzándose por cumplir los objetivos que fijó durante la campaña y desde que asumió el cargo.

“Todos aquellos que creen en los valores democráticos básicos anhelan una Cuba que respete los derechos humanos, políticos, económicos, básicos, de todo su pueblo. El presidente Obama considera que estas medidas ayudarán a hacer realidad ese objetivo. El presidente alienta a todos quienes comparten este deseo que sigan comprometidos a su firme apoyo para el pueblo cubano.

“Gracias.”

Al finalizar la conferencia el asesor confesó con franqueza: “Todo se hace por la libertad de Cuba.”

Cuba no aplaude las mal llamadas Cumbres de las Américas,  donde nuestros países no discuten en igualdad de condiciones. Si de algo sirvieran, sería para hacer análisis críticos de políticas que dividen nuestros pueblos, saquean nuestros recursos y obstaculizan nuestro desarrollo.

Ahora solo falta que Obama persuada allí a todos los presidentes latinoamericanos que el bloqueo es inofensivo.

Cuba ha resistido y resistirá. No extenderá jamás sus manos pidiendo limosnas. Seguirá adelante con la frente en alto, cooperando con los pueblos hermanos de América Latina y el Caribe, haya o no Cumbres de las Américas, presida o no Obama los  Estados Unidos, un hombre o una mujer, un ciudadano blanco o un ciudadano negro.

Firma Fidel Castro

Fidel Castro Ruz

Abril 13 de 2009

6 y 12 p.m.

Un fantasma sin ópera

¿Zorro?

La decisión del presidente estadounidense Barack Obama, dada a conocer hoy acerca del levantamiento de restricciones a los cubano-estadounidenses sobres los viajes y envíos de remesas a esta Isla, pudiera ser una espada de doble filo.

Uno de sus bordes filosos permitirá a una parte de los cubanos recortar la larga cola de carencias que han ido acumulándose en los hogares; cortará también mordazas a la comunicación familiar, y, a la vez, permitirá unas buenas cucharadas para compensar el  bajo peso de las arcas estatales, condicionado además  por nuestras incapacidades e insuficiencias, también por un innegable bloqueo económico de  casi medio siglo, y por la caía de un campo socialista, del cual quizás nos hicimos demasiado dependientes en el orden económico.

Aunque se han escuchado muchos respiros de alivio en esta ínsula, preguntas y ansiedad por conocer detalles sobre la decisión de Obama,  no creo se trate de algo novedoso. Es, sencillamente, volver en algunos temas al punto donde estábamos en el 2004, cuando el entonces presidente George W. Bush dictaminó que los cubano-americanos sólo podían viajar una vez cada tres años a esta tierra, y enviar hasta 300 dólares cada tres meses.

Fue una manera, algo burda a mi entender, de apretarle aún más el cinturón a este cocodrilo. Ahora Obama, que no es burdo, que regala iPod a la reina Isabel, y exhibe un discurso sin dudas muy contemporáneo, ha dado una vuelta de rosca… hacia atrás. Aun sin prejuiciarme, prefiero ponerle riendas a la ingenuidad. Aunque  su sonrisa se perciba franca y su tez negra genere simpatías, el presidente norteamericano seguirá siendo el adalid del sistema imperial, y ha declarado que no eliminará el bloqueo económico hasta tanto Cuba “no de señales de avances democráticos”. Es decir, hasta tanto la Revolución no claudique.

No creo que el fantasma que recorría el mundo en 1848, descrito por Marx y Engels en el Manifiesto Comunista, haya encontrado habitación disponible en la Casa Blanca; y sí que nuevos fantasmas pueden rondar a nuestro paisito.

Las nuevas disposiciones estadounidenses significarán para el territorio nacional un arribo numéricamente importante de personas con estilos de vida y expectativas distintos a las de los cubanos del patio. ¿Está la subjetividad de estos últimos realmente preparada para ello? No hablo ya de confrontaciones o debates -la familia casi siempre es un valor inamovible-, sino del diálogo de sobremesa, el de compartir una bebida, recuerdos y planes.

La mesa mal servida, la billetera renqueante y pocas perchas en el ropero, podrían ser un referente de peso a la hora de confrontar realidades entre parientes -porque sobre todo se alojarán en casas particulares, ya sea de familiares, amigos, o simplemente alquiladas-. Me pregunto si esos termómetros domésticos, y que no subestimo, podrían inclinar la balanza obviando muchos tantos a favor que tiene esta realidad, pero que no impactan tan directamente en la vida cotidiana. 

No estoy capacitado para comentar sobre posibles implicaciones que la decisión de Obama pueda tener en la economía nacional, aunque aventuro una  hipótesis: nuestro mercado pudiera verse apretado, sobre todo en la esfera del consumo y los servicios, para responder a una fuerte avalancha de demandas, aun cuando se asegura que la infraestructura hotelera está lista para ello. Supongo que la presencia de esos visitantes reportaría una jugosa inyección de circulante, pero… de no existir contrapartida, ¿qué pasaría con los precios? Cuántos filos dobles. 

Sin intermediarios, sin manipulaciones, cara a cara y de padres a hijos, de sobrinos a tíos, de abuelos a nietos, habrá una doble circulación de mensajes y vivencias. A lo cual podría añadirse la entrada al ruedo nacional de las empresas de telecomunicaciones estadounidenses. Cables de fibra óptica, enlaces satelitales y otras alternativas tecnológicas propone Obama  a la Isla. Un proyecto similar desarrolla el país con Venezuela, como parte del ALBA.

Tal flexibilización tiene por objeto incrementar el flujo de información. Muy bondadoso Obama, pero por acá la memoria es buena y esa “sana” intención coincide, pelo a pelo, con uno de los fines del llamado Carril II de la Ley Torricelli. No creo que la decisión de Obama sobre las telecomunicaciones encuentre oídos en las más altas esferas gubernamentales. Radio y TV Martí son propiedad del gobierno norteamericano, y lo puesto sobre la mesa pudiera ser una variante más refinada de agresión con el uso de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.

Si no nos han vencido con cañones, hay flores que podrían ser mortales.

Yohandry Fontana

La Habana