Ellos jugaron a ser héroes

Tania Bruguera al desnudo

Tania Bruguera al desnudo

 Tania Bruguera promueve consumo masivo de cocaína (ACTUALIZADO)

Declaración del Comité Organizador de la Décima Bienal de La Habana

A algunos les sudaban las manos, otros se veían pálidos, hubo quien pensó en lo que diría su viejo si se enteraba de lo que iba  a hacer. Pero con el mismo arresto con que presionan el mouse para combatir en el juego digital de turno, se encaminaron a la improvisada tribuna. Jugaban a ser héroes. Tania Bruguera les había preparado el escenario, y ellos subieron dóciles, ignorando que en esa oportunidad solo serían fichas. Los jugadores eran otros

Cuando se tiene 20 años y muchos deseos insatisfechos, suelen suceder cosas así. Aunque no faltaron en la bien pensada acción plástica oradores  de más edad. A la artista le interesaba un nutrido quórum de aplausos. 

En esta ocasión, el Centro Wifredo Lam sirvió de sede, como parte de las instituciones en que transcurre la 10ma. Bienal de la Habana. Fue un performance a cargo de la creadora plástica Tania Bruguera, al frente de la llamada Cátedra de Arte de Conducta, cuyos intentos se habían mantenido curiosamente en silencio desde el 2003, su año de fundación.

Remedando una tribuna política flanqueada por dos jóvenes con uniforme verde olivo y cortinaje rojo a las espaldas, la Bruguera pretendió con su performance reproducir un escenario similar a los podios desde los que habla Fidel Castro. Particularmente, parodiar el contexto de aquel discurso del 8 de enero de 1959. Allí estaban las palomas para subrayarlo. Cada vez que un orador se hacía cargo del micrófono, los muchachos uniformados colocaban sobre sus hombros una paloma. Con tales íconos, la habitual polisemia de toda obra artística reducía bastante las posibles lecturas sin casi  dejar margen a otra interpretación.

Resonaron arengas y exhortaciones clamando por “libertad de expresión” y “libertad” a secas. En verdad, fue un acontecimiento extraño. Sobre todo considerando que ocurría en una entidad estatal, inscrito en el más importante suceso que cada dos años vive la plástica cubana. ¿Conocía la institución los propósitos de este “noble” proyecto?, ¿los encargados de velar por manifestaciones políticas de esta índole andaban de vacaciones o, simplemente, se trata en verdad de un dejar hacer porque “no merece la pena”? ¿Es que todo el mundo piensa igual -en una unanimidad otra, e igual de sospechosa- , porque solo  hubo dos criterios diferentes, aun cuando se encontraban presentes importantes directivos de Cultura y de la AHS?

Lo cierto es que la más asombrada debe haber sido la propia artista y sus “interactivos”. Su acción plástica se le volvió un boomerang ante los propios ojos, descalificando así los objetivos para los que fue concebida. Ningún uniformado de los de verdad siquiera se portó por el lugar, no hubo intentos de silenciar ni de reprimir. ¿Por qué libertad estaban entonces clamando?

“No es arte que se hace con imágenes sobre la política, sino arte que pretende cambiar cosas, aunque sea a pequeña escala o momentáneamente”, había declarado la Bruguera, días antes, a la agencia EFE. Entonces, ¿pretendía cambiar la libertad con que se manifestaron?

¿Qué hacían extranjeros en esa tribuna clamando por “libertad para el pueblo de Cuba”? ¿Qué libertad pedía para nosotros un puertorriqueño, procedente de una colonia norteamericana? Si en verdad fuera esa una demanda legítima, es humillante que hayan sido otros los que la reclamaran en vez de los propios cubanos. Pero las “fichas” no hicieron esta lectura. Nadie se percató que estaban echándose un cubo de lo mismo que las palomas dejaron dulcemente caer sobre hombros y cabezas de algunos de los oradores. 

Aunque se le fue de las manos, esperando una violencia que no llegó y el acostumbrado show mediático, pareciera que el performance había sido bien estudiado. No fue casual la presencia de algunos oradores, cuyos discursos “curiosamente” repetían como papagayos  ideas manejadas hasta el cansancio por quienes pretenden eliminar  la Revolución cubana, para, como afirma Tania, “cambiar las cosas”.

Justamente es esa divisa la que esgrimen hoy quienes aspiran a que esta Isla sea otra, y en algunas ocasiones cuando hablan de modificarlo todo llevan el disfraz de patriotas. Parecía que Fidel ya se asomaba a este presente, y hasta atisbaba sucesos como el acontecido en el Wifredo Lam, cuando, justamente aquel 8 de enero de 1959, aseguró: “los únicos enemigos de la Revolución podemos ser nosotros mismos”.

En su incoherencia, la acción plástica dio cabida a expresiones como aquella de: “La isla real ha comenzado a ser una isla virtual, más democrática, más plural.” Sin embargo, nada más tangible como aquellos discursitos del performance, tan enemigos de nosotros mismos, tan poco virtuales, como la cagada de la paloma.

Yohandry Fontana

La Habana

PD.

Ver perfomance en libertad

Declaración del Comité Organizador de la Décima Bienal de La Habana

Anuncios

320 comentarios

  1. Esto no pierde actualidad.

  2. !Todavía se está leyendo esto!

  3. Qué rico está este escrito.

  4. Avanza, avanza que te veo trancao en el debate, aporta, aporta, estás flojo en la batalla de ideas. Trata de ver lo que te dije, no está llegando la plata.

  5. Elecciones libres…cómo que elecciones libres, si el pueblo de Cuba es libre, y, además, tiene mejores elecciones que Estados Unidos. Allí la gente cree que vota por el presidente, deja eso compay, que te queda feo.

    Partidos políticos, nanananana, para que se metan la plata en el bolsillo y el pueblo ande sin nada, mira para los partidos en Europa, en América Latina, se comen el dinero en Elecciones, mira Estados Unidos, cuánto se pudo hacer con el dinero de las elecciones en escuelas, hospitales, investigaciones científicas.

    En Cuba la gente necesita otra cosa, si se para alguien en una tribuna aquí a pedir más partidos, lo meten de cabeza al mar, tu estás loco…

    Aquí lo que hacen falta son brazos para quitar el marabú y hacar más comida, mira muchacho, si tu quieres yo te pongo la tribuna, pero, oye, me das 20 minutos pá perderme del lugar, jejeje.

  6. Oye, tu sabes algo del salario de las Damas de Blanco, me enteré que muchos de los dineros que tienen que llegar de las organizaciones terroristas de la Florida no está llegando, incluso, algunos que llegan, no están completos, sabes algo de eso. Uno de ellos hizo una carta de protesta. Eso es tremenda m a r i c o n á. Esos tipos jamándose un cable presos por contrarrevolución, y de contra, le roban la plata.

    Protesto coño, protesto. Investiga a ver quién se está metiendo la plata de estos terroristas.

  7. Pero cómo le van a dar libertad de expresión a los detenidos por contrarrevolución, NO, que se ponen a estar diciendo cómo se pone una bomba, no, cómo le van a dar libertad de expresión a Montaner, si tiene causa pendiente en Cuba.

    A los terroristas no se les puede dar el micrónofo.

  8. Candelita y demás, ustedes necesitan noticias

    La tríada necesaria en los servicios gastronómicos

    Yurislenia Pardo Ortega (Estudiante de Periodismo)

    La revitalización de las unidades gastronómicas pasó de ser una utopía a una realidad palpable.
    Luego de los crudos años de período especial que afectaron directamente a esta esfera, tan sensible y cercana a la población, el país invierte importantes sumas de dinero en su transformación.
    Lo alarmante resulta que, salvo excepciones, el esfuerzo no se corresponde generalmente con la calidad en los servicios que prestan esas instalaciones.
    El problema no es la tan mencionada “falta de financiamiento” sino la falta de voluntad, de eficiencia y control de muchas personas que de forma constante falta respeto a la población para la cual trabajan y se deben.
    Ni siquiera en los centros que brindan servicios en moneda libremente convertible existe la garantía de hallar la tríada perfecta: buen lugar, buena comida y buen trato. Si demora en consumir, al cliente lo pueden levantar de su puesto si el dependiente considera que terminó.
    Encontrar gastronómicos que atiendan con placer al público se torna bastante difícil, y los usuarios se enfrentan, en frecuentes ocasiones, a interminables esperas para ser atendidos, las malas contestas e inapropiados tratos, lo cual pone en tela de juicio a los profesionales que forman las escuelas politécnicas de comercio y gastronomía, y las de hotelería y turismo.
    No es precisamente por arte de magia que los refrescos y las cervezas por moneda nacional estén casi siempre calientes, aunque usted sea el primero en llegar al establecimiento y este abra a las 12 del mediodía. ¿Por qué no se colocan más temprano las bebidas a enfriar?
    O que la sugerencia del Chef no dure más de una vuelta, o los alimentos calientes lleguen fríos o los fríos calientes, o por debajo de la norma en el peso.
    Abrir más establecimientos no es la solución, aunque se reconoce el esfuerzo. Lo importante es mantener la calidad con que estos son inaugurados o reinaugurados y necesariamente los directivos e inspectores tienen que hacer lo suyo y como los trabajadores aplicar lo que aprendieron.
    Aparte de esto, tiene que ser una meta alcanzable disminuir los niveles de robos y desvíos que proporcionan importantes pérdidas, y por otro lado garantizar la calidad en los servicios, cumpliendo el principio de que se trabaja para satisfacer al cliente.
    Porque estas nefastas tendencias no pueden tener cabida en la sociedad cubana.

  9. Pérez Roque, y Lage, cada cual en su tiempo. El de ahora se reunión con los Congresitas norteamericanos. Cada cual en su momento. Pero ustedes siguen en el momento 60, así, la yuca se le pone mala. Pierden tiempo, jejej, nosotros cambiamos, reparamos, y seguimos navegando.

  10. uhhhh, que nivel de conocimientos.

    Oye, y que puedes hacer para que quiten el bloqueo. Dime cuál es tu idea, Mira, me gustan las propuestas concretas.

    Yo hablo con Raúl Castro para cambiar a los 5 por los cincuenta y pico gusanos eso que, una buena mayoría, ya está en la calle, y tu hablas con Obama.

    Dime si puedes hacer algo de esto, pá anotarnos una pata en este blog, el mejor de Cuba. La GY se quedó en la intensión, el debate no sirve, todo el ñiñiñliñl.

  11. Los abajo firmantes convocamos a intelectuales, artistas, activistas sociales y a hombres y mujeres de buena voluntad para que se unan a nuestro reclamo: la Comisión de Derechos Humanos o el Consejo que la sustituirá debe exigir el cierre inmediato de los centros de detención arbitraria creados por los Estados Unidos y el cese de todas estas flagrantes violaciones de la dignidad humana.

    José Saramago, Portugal; Harold Pinter, Reino Unido; Nadine Gordimer, Sudáfrica; Adolfo Pérez Esquivel, Argentina; Rigoberta Menchú, Guatemala; Wole Soyinka, Nigeria; Dario Fo, Italia; Mairead Corrigan Maguire, Irlanda del Norte; Danielle Mitterrand, Francia; Harry Belafonte, EEUU; Oscar Niemeyer, Brasil; Danny Glover, EEUU; Gerard Depardieu, Francia; Gianni Vattimo, Italia; Ignacio Ramonet, España-Francia; Alice Walker, EEUU; Manu Chao, Francia-España; Tariq Ali, Pakistán; Eduardo Galeano, Uruguay; Pierre Richard, Francia; Ettore Scola, Italia; Mario Benedetti, Uruguay; Naomi Klein, Canadá; Frei Betto, Brasil; Pablo González Casanova, México; Roberto Fernández Retamar, Cuba; Alfonso Sastre, España; Samir Amin, Egipto; Walter Salles, Brasil; Howard Zinn, EEUU; Armand Mattelart, Bélgica-Francia; Joaquín Sabina, España; Leonardo Boff, Brasil; Francois Houtart, Bélgica; José Luis Sampedro, España; Jorge Sanjinés, Bolivia; Fernando Pino Solanas, Argentina; Silvio Rodríguez, Cuba; Adolfo Sánchez Vázquez, España-México; Gianni Miná, Italia; Fernando Morais, Brasil; Ernesto Cardenal, Nicaragua; William Blum, EEUU; Blanca Chancosa Sánchez, Ecuador; Ramsey Clark, EEUU; Istvan Meszaros, Hungría; Pablo Milanés, Cuba; Rosa Regás, España; Giulio Girardi, Italia; Pedro Guerra, España; Alicia Alonso, Cuba; Almudena Grandes, España; James Petras, EEUU; Luis Eduardo Aute, España; Luis Sepúlveda, Chile; Isaac Rosa, España; Volodia Teitelboim, Chile; María Rojo, México; Daniel Viglietti, Uruguay; Atilio Borón, Argentina; Boaventura de Sousa, Portugal; Ramon Chao, España; Alan Woods, Reino Unido; Nora Cortiñas, Argentina; Saul Landau, EEUU; Martin Almada, Paraguay; Belén Gopegui, España; Laura Restrepo, Colombia; Miguel Bonasso, Argentina; James Cockcroft, EEUU; Maribel Permuy, España; Javier Couso, España; Lucius Walker, EEUU; Eva Forest, España; Keith Ellis, Jamaica-Canadá; Joao Pedro Stedile, Brasil; Roy Brown, Puerto Rico; Emir Sader, Brasil; Stella Calloni, Argentina; Rafael Cancel Miranda, Puerto Rico; Miguel Urbano, Portugal; Arturo Andrés Roig, Argentina; Michele Mattelart, Francia; Francisco de Oliveira, Brasil; Jorge Enrique Adoum, Ecuador; Víctor Flores Olea, México; Susan George, EEUU-Francia; Piero Gleijeses, Italia-EEUU; Michael Avery, EEUU; Salim Lamrani, Francia; Juan Bañuelos, México; Luis García Montero, España; Georges Labica, Francia; Hanan Awwad, Palestina; Fernando Savater, España; Michel Collon, Bélgica; Tato Pavlovsky, Argentina; Setsuko Ono, EEUU; Andrés Sorel, España; Cintio Vitier, Cuba; Edmundo Aray, Venezuela; Eric Nepomuceno, Brasil; Frank Fernández, Cuba; Carlos Piera, España; Leo Brower, Cuba; Aldo M. Etchegoyen, Argentina; Theotonio dos Santos, Brasil; Carmen Bohorquez, Venezuela; Julie Belafonte, EEUU; Noé Jitrik, Argentina; Tununa Mercado, Argentina; Jean Marie Binoche; Francia; Luisa Valenzuela, Argentina; Paul Estrade, Francia; Sergent García, Francia-España; Abelardo Castillo, Argentina; Sylvia Iparraguirre, Argentina; Jacky Henin, Francia; Luciana Castellina, Italia, Beth Carvallo, Brasil, Liliana Hecker, Argentina; Nicole Borvo; Francia; Daniel Ortega Saavedra, Nicaragua; Tomás Borge Martínez, Nicaragua; Rodrigo Borja, Ecuador; Pascual Serrano, España; Carlos Martí, Cuba; Claude Couffon, Francia; Raúl Suárez, Cuba; Mark C. Rosenzweig, EEUU; Marilia Guimaraes, Brasil; Beverly Keene, EEUU-Argentina; Gilberto López y Rivas, México; Juan Mari Brás, Puerto Rico; Francisco Fernández Buey, España; Marjorie Cohn, EEUU; Luis Antonio de Villena, España; Jordan Flaherty, EEUU; Medea Benjamín, EEUU; Ann Sparanese, EEUU; Hildebrando Pérez, Perú; Hernando Calvo Ospina, Colombia-Francia; James Early, EEUU; Manuel Cabieses, Chile; Richard Gott, Reino Unido; Héctor Díaz Polanco, Rep. Dominicana-México; Consuelo Sánchez, México; Luis Alegre Zahonero, España; Carlos Fernández Liria, España; Osvaldo Martínez, Cuba; Ana Esther Ceceña, México; Miguel d’Escoto Brockmann, Nicaragua; Carlo Frabetti, Italia-España; Manuel Talens, España; Santiago Alba Rico, España; Amaury Pérez Vidal, Cuba; Danny Rivera, Puerto Rico; Fernando Butazzoni, Uruguay; Julio Gambina, Argentina; Julia Uceda, España; Sara González, Cuba; Tunai, Brasil; Ismael Clark Arxer, Cuba; Fernando Marías, España; Ana Pellicer, España; Nancy Morejón, Cuba; David Raby, Reino Unido; Gennaro Carotenuto, Italia; Raúl Pérez Torres, Ecuador; Jorge Beinstein, Argentina; Jane Franklin, EEUU; Wim Dierckxsens, Costa Rica; Alejandro Moreano, Ecuador; Federico Álvarez, México; Boris Kagarlitsky, Rusia; José Luiz Del Roio, Brasil; Remy Herrera, Francia; Francisco Jarauta, España; Luciano Vasapollo, Italia; Irene Amador, España; Eduardo Torres Cuevas, Cuba; Jorge Riechmann, España; Alessandra Riccio, Italia; Javier Corcuera, Perú; Antonio Maira, España; Fabio Marcelli, Italia; Julio García Espinosa, Cuba; José Steinsleger, Argentina-México; Hans-Otto Dill, Alemania; Douglas Valentine, EEUU; Luciano Alzaga, Argentina; Constantino Bértolo, España; John Pateman, EEUU; Domenico Jervolino, Italia; Francisco Villa, Chile; Santiago Feliú, Cuba; Peter Bohmer, EEUU; Graziella Pogolotti, Cuba; Faride Zeran, Chile; Sergio Trabucco, Chile; Lisandro Otero, Cuba; Juan Madrid, España; Sara Rosemberg, Argentina; Carilda Oliver Labra, Cuba; Alfons Cervera, España; Arnel Medina Cuenca, Cuba; Manuel Rodríguez Rivero, España; Fina García Marruz, Cuba; Joseph E. Mulligan, EEUU; Miguel Barnet, Cuba; Jordi Gracia, España; Ricardo Antunes, Brasil; Rosario Murillo, Nicaragua; Pablo Armando Fernández, Cuba; Carlos Fazio, Argentina; Angel Augier, Cuba; Arturo Corcuera, Perú; Pilar del Río, España; César López, Cuba; Vicente Romano, España; Antón Arrufat, Cuba; Néstor Kohan, Argentina; Gloria Berrocal, España; Javier Maqua, España; Abelardo Estorino, Cuba; Aldo Díaz Lacayo, Nicaragua; Ambrosio Fornet, Cuba; Carlos Varea, España; Jaime Sarusky, Cuba; Alfredo Vera, Ecuador; Beinusz Szmukler, Argentina; Reynaldo González, Cuba; Juan Carlos Mestre, España; Senel Paz, Cuba; Miguel Alvarez Gándara, México; Roberto Fabelo, Cuba; Quintín Cabrera, Uruguay; Vicente Feliú, Cuba; Jordi Doce, España; Ana María Navales, España; Rebeca Chávez, Cuba; Andrés Neuman, España; Eduardo Roca, Cuba; Enrique Falcón, España; Vanessa Ramos, Puerto Rico; Isabel Pérez Montalbán, España; Roberto Verrier, Cuba; José Viñals, España; Martha Viñals, España; Manuel Rico, España; Harold Gratmages, Cuba; Emilio Torné, España; Leticia Spiller, Brasil; Dionisio Cañas, España; Paula Casals, María del Carmen Barcia, Cuba; Reino Unido; Andrés Gómez, Cuba; Marcela Cornejo Zamorano, Chile; Anthony Arnove, EEUU; Diana Balboa, Cuba; Edgar Queipo, Venezuela; Albert Kasanda, República del Congo; Yamandú Acosta, Uruguay; Raly Barrionuevo, Argentina; Pablo Guayasamín, Ecuador; Isabel Monal, Cuba; Verenice Guayasamín, Ecuador; Jaime Losada Badia, España; Alicia Hermida, España; Alfonso Bauer, Guatemala; Handel Guayasamín, Ecuador; Cecilia Conde, Brasil; Salvador Bueno, Cuba; Mano Melo, Brasil; Jorge Ibarra, Cuba; Al Campbell, EEUU, Juan Carlos Rodríguez, España; José Villa Soberón, Cuba; Angeles Mora, España; Eloy Arroz, México; Mario Andrés Solano, Costa Rica; Jose Luis Toledo Santander, Cuba; Jitendra Sharma, India; Cléa Carpi da Rocha, Brasil; João Luiz Duboc Pinaud, Brasil; Daniel Cirera, Francia, Gilson Cantarino, Brasil, Francisco Pérez Guzmán, Cuba; Chiara Varese, Perú; Gloria la Riva, EEUU; José Loyola Fernández, Cuba; Richard Becker, EEUU; Brian Becker, EEUU; Carlos Alberto Cremata, Cuba; Claudia Korol, Argentina; Gilberto Maringoni, Brasil; Elizabeth A. Bowman, EEUU; Bob Stone, EEUU; Vicente Battista, Argentina; Carles Furriols i Solà, España; Isabel-Clara Simó, España; Yaki Yaskvloski, Argentina; José Ramón Artigas, Cuba; José Paulo Gascão, Portugal; Fernando Key Domínguez, Venezuela; Simone Contiero, Italia; Carlos Martínez, España; Antonia García Bueno, España; Zoila Lapique, Cuba; Tom Twiss, EEUU; Paloma Valverde, España; María Ángeles Maeso, España; Estrella Rey, Cuba; Luis Felipe Comendador, España; Julio Fernández Bulté, Cuba; Luciano Feria Hurtado, España; Paco Puche, España; Matías Bosch, República Dominicana; Pablo Escribano Ibáñez, España; Miguel Veyrat, España; Olga Miranda Bravo, Cuba; Virgilio Tortosa, España; Jesús Aguado, España; Rodolfo Dávalos Fernández, Cuba; Manuel Moya, España; Emilio Pedro Gómez, España; Lara Gallut, España; José Corredor Matheos, España; José Giménez, España; Abraham Toro, Venezuela; Luzmila Marcano, Venezuela, Carlos Padrón, Cuba; Judith Valencia, Venezuela; Mario Sáenz, EEUU; Ligia Machado, Colombia; Raúl Fornet-Betancourt, Alemania; Gustavo Fernández Colón, Venezuela; Hector Arenas, Colombia; Antonio Scocozza, Italia; Elsa Liliana Tovar, Venezuela; Vladimir Lazo García, Venezuela; Pierre Mouterde, Canadá; Estela Fernández Nadal, Argentina; Fernando Asián, Venezuela; Justo Soto Castellanos, Colombia; Francisco Berdichevsky Linares, Argentina; Mauricio Langon, Uruguay; César de Vicente Hernando, España; Roberto Loya, España; Rafael José Díaz, España; Rosa Lentini, España; Ricardo Cano Gaviria, España; Salustiano Martín, España; Francisco Gálvez, España; Oscar Carpintero, España; Alberto R. Torices, España; Giovanni Parapini, Italia; José Luis Sagüés, España; Concepción Martínez, España; Olga Lucas, España; Antonio Orihuela, España; Clara Sanchos, España; Iván Zaldua, España; Jordi Dauder, España; David Méndez, España; Enrique Gracia, España; Ramón Souto, España; Blanca Viñas, España; José María Parreño, España; Armando Fernández Steinko, España; José Luis Pacheco, Venezuela; Belén Artuñedo, España; Nacho Fernández, España; Rosa Grau, España; Consuelo Triviño, España; David Ortiz-Alburquerque, República Dominicana; Nilo Batista, Brasil; Carmen Vargas, Brasil; Carlos Henrique Botkay, Brasil; Clarissa Matheus, Brasil; Ulisses Guimarães, Brasil; Vivaldo Franco, Brasil; Clarissa Mantuano, Brasil; Heloisa Branca, Brasil; Eduardo Ebendinger, Brasil; Marcello Guimaraes, Brasil; Célia Ravero, Brasil; Lavinia Borges, Brasil; Teodoro Buarque de Holanda, Brasil; Felinto Procopio Minerin, Brasil; José Ibraim, Brasil; Ecatherina Brasileiro, Brasil; Silvio Tendler, Brasil; Ana Rosa Tendler, Brasil; Teo Lima, Brasil; José Braga, Brasil; Fábio Basilone, Brasil; Denise Fraga, Brasil; Carlos Eduardo Ibraim, Brasil; Michelle Victer, Brasil; Violeta Cabello, España; Alejandro Moreno, España; Claufe Rodrigues, Brasil; Ledo Ivo, Brasil; Monica Montone, Brasil; Terezinha Lameira, Brasil; Jesus Chediak, Brasil; Pedro Amaral, Brasil; Maria Laura Laskshim, Brasil; Waldir Leite, Brasil; Walter Guiadazo, Brasil; Marcellus Franco, Brasil; João Grilo, Brasil; Sérgio Saboya, Brasil; Geraldo Moreira, Brasil; Ivair Itagiba, Brasil; Emilio Mira y Lopez, Brasil; José Luis Rodríguez García, España; Daniel Salgado, España; Olga Matara Peñarrocha, España.

    Para adherirse

    http://www.derechos-humanos.com

    http://www.derechos-humanos.info

    http://www.droits-humains.info

    http://www.hhrr.info

    Email: derechoshumanos@derechos-humanos.com

  12. A esos supuestos opositores Lagarde los mostró recibiendo clases en la SINA, jajaja, que tipos, son los cibertumbadores de plata, los que se cambian por mantequilla yuma.

    Esos tío están fundiditos.

  13. Ahhh, tu lo que quieres es hablar del pasado, es decir, hacer revisión de lo que se hizo, sic, yo pensaba que tu querías debatir…No chico, esa historia es vieja, oye, qué edad tienes, lo mío es la candela, no las cosas viejas, no compadre, eso es para la historia.

    Por eso Montaner, la gente de Alfha y todo ese viejerío está como está, siempre es la misma cagada. Oye, aprendan a luchar su yuca en la Red, que se van a quedar sin el cordón de alimentación usa vs $$$.

  14. Qué presos políticos, los que Raúl Castro quiere cambiar por los 5 Patriotas Cubanos, ahhh, esos tuvieron su juicio, son unos contrarrevolucionarios, al servicio de la CIA, de la SINA, de Estados Unidos. Nos dan a los 5 y le damos a la pila de viejos esos.

    Mira, hablas con Obama y yo con Raúl Castro.

  15. jejeje, yo siempre tengo candela por delante…te enteraste, se apaga Montaner, la CIA no le va a dar trabajo. Ese es el padre de GY, los xpedientes GY, que se publicarán pronto en el blog de Lagarde.

  16. Bienvenido los Congresistas, ellos van a llevar el mensaje de Cuba, y lo primero, es levantar el bloqueo injusto y asesino que está sobre Cuba. Obama, inteligente, debe de liquidar el bloqueo, pasará a la historia si lo hace como el presidente más inteligente que ha tenido Estados Unidos.

  17. Raúl Castro ya lo dijo, puede dialogar con Obama, pero, nuevamente, el gobierno norteamericano se equivoca, se dialoga sin presiones, sin tapujos, sin cartas sobre la mesa, sin imposición. Este es un pueblo libre, democrático, nadie nos pone una bata arriba.

    Obama, como presidente ejemplo para el mundo, debe de eliminar el bloqueo.

    Debe de ampliar los acuerdos del 2004 y permitir que viajen a Cuba los norteamericanos.

Los comentarios están cerrados.