Cuba avanza a segunda etapa del Clásico Mundial de Béisbol

Cuba clasificó para la segunda etapa del  II Clásico Mundial de Béisbol al derrotar hoy a Australia 5×4 en el noveno.

Pensaba comentar el partido pero veo unas declaraciones de Higinio Vélez que resumen, en una buena parte, lo que quería decir. Agregar que Peraza como emergente y el relevo de Ismel Jiménez fueron lo mejor del partido. Lazo, con toda su experiencia en partidos internacionales, no salió nada bien, pero así es el béisbol.

Les dejo las declaraciones de Vélez:

De Fidel, Raúl y todo el pueblo es la victoria,  Vélez
 
Por José Luis Salmeron

Especial para la AIN

“No esperaba otra cosa, sabíamos el nivel de Australia y que la victoria había que pelearla hasta el out 27”, dijo el manager Higinio Vélez en la rueda de prensa al concluir el choque contra Australia, acompañado de Aroldis Chapman y Yosvani Peraza, uno de los héroes del crucial pleito.

El mentor recordó lo difícil que resultaba derrotarlos, como sucedió en Atenas discutiendo la medalla de oro y en el Mundial 2007 de Taipei de China.

“Es un equipo que sabe jugar y sus hombres tiene oficio; son altos y fuertes y batean bien. Cada vez mejoran más; había pronosticado que era un contrario duro e inspirado”.
 Al valorar los resultados sorpresivos acaecidos en el torneo, así como su calidad, señaló:

“Es un regalo para la afición mundial; reitero que aquí no hay enemigos pequeños, todos pueden sacar sustos, como ya ha ocurrido. Por eso hay que estar preparado para todas las contingencias”. 

Sobre la utilización de Peraza, despejó las dudas: “No fue nada extraño; lo teníamos presente en la estrategia que trazamos, y se lo hicimos saber; estaba preparado para ese momento y salió dispuesto a decidir, logrando el objetivo (sobre una slaider pegada, me había fijado como le había pichado a Céspedes y me dije si hace lo mismo se va a acordar de mi)”.

El experimentado director, quien dedicó la victoria a Fidel y Raúl, además, a todo el pueblo de Cuba, incluyó frases de elogio para el último de sus relevistas, Ismel Jiménez, un novato transformado en cerrojo que no pudieron volar los australianos, al sacarle ocho outs sin que le anotaran e hicieran carreras, solo dos embasados por sendos pelotazos.

“A Ismel lo seguimos de cerca en los entrenamientos desde el pasado año y conocíamos de sus facultades para dominar a los zurdos y de su coraje para cumplir misiones riesgosas”, señaló y agregó: “Es ducho en mezclar lanzamientos y muy difícil de descifrar por los zurdos. No me hizo quedar mal y se consagró ante su pueblo”.

Respondiendo a un periodista acerca de que si había sentido temor cuando el marcador le era adverso, afirmó:

“Los equipos grandes deben estar preparados técnica, física y mentalmente para todos los momentos; tienen que saber luchar arriba y debajo en el marcador, sin que decaiga el ánimo y la confianza. Sin jactancia, nunca sentimos el peso de una posible derrota”.

Vélez refutó serenamente las palabras vertidas por el manager rival, Jon Deeble, acerca de la poca ética demostrada por el cubano, al cambiar la alineación sin informarlo, algo que acostumbraban hacer.

“Nunca he cambiado una alineación en el home, siempre lo hago con tiempo”, aclaró Vélez, afirmando que lo había hecho como exigen los organizadores, aunque según las reglas el podía realizar cambios en el mismo momento en que la entregaba al árbitro de home.

“No se quien es el culpable, pero no somos nosotros ni tampoco los falto de éticas”.

Asimismo, Chapman confesó que estaba al tanto que sus envíos eran sobre las 96 y 97 millas, pero que al concluir su actuación le dijeron que algunos sobrepasaron las 100.

“De todas formas tengo que esforzarme para mejorar el control y el repertorio; con la velocidad se nace, pero para ganar es necesario ampliar los lanzamientos y otros detalles como ecuanimidad, conocimiento de bateo y todo aquello que mejore mi comportamiento en el box”.