Los intentos del Herald

El zoológico miamense está revuelto.  Cuando vemos los artículos que se están publicando en El Nuevo Herald sobre los cincuenta años de la revolución cubana tenemos la percepción de que detrás de la crítica está la nostalgia.

La redacción del Herald ha realizado un trabajo cuidadoso en seleccionar los temas sobre los cuales debe escribirse y en base a estos situarle la tarea a los que consideran que pudieran cumplirla.  Solamente han pasado por alto un detalle.

La revolución cubana sigue adelante, a pesar de todo lo realizado por los presidentes que han ocupado el gobierno de Estados Unidos  desde Eisenhower hasta Bush.  A pesar de los planes subversivos, el espionaje y el terrorismo desarrollado contra Cuba por las agencias de la Comunidad de Inteligencia. A pesar de que en el “Parque de las Palomas”, en Miami, todos los días alguien explica su idea de cómo acabar con la Revolución.

Por las calles de Miami deambulan como sombras del pasado.  Sombras porque han perdido todo su brillo. Porque los cincuenta años de Revolución les han pasado por encima y cada día la carga se hace más pesada. Porque todos comprenden que nunca volverán aquellos tiempos en que los “americanos” mandaban y ellos se “salpicaban”.

Lo más triste de todo eso es, que en el ocaso de la vida, muchos de ellos están seguros de que nunca más se sentarán en el muro del Malecón, que antes de morir no podrán bañarse en nuestras playas, tomarse un guarapo de caña cubana, oír la trompeta china en los carnavales de Santiago, o sentarse en uno de nuestros parques de pelota a discutir la última jugada o el “error” del árbitro entre bocanada y bocanada de un verdadero tabaco de Pinar del Río.

Nadie mejor que ellos, que nacieron en esta tierra, deben sentir orgullo, aunque sea en lo más recóndito del corazón, por saber que este país no se rinde y que sigue las tradiciones de Martí y de Maceo y que “el que intente apoderarse de Cuba, recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la lucha”.

Colaboración de Néstor García Iturbe

Anuncios

218 comentarios

  1. La trova, lo mismo de siempre.

  2. Por fin, hasta los Judios estan protestando:

    Carta de la Red Judía Antisionista Internacional
    El sionismo – la ideología fundadora que se manifiesta actualmente en el Estado de Israel – echó raíces en la era del colonialismo europeo y se diseminó a continuación del genocidio Nazi.
    International Jewish Anti-Zionist

    Somos una red internacional de judíos incondicionalmente comprometidos con las luchas de emancipación humana, de las cuales la liberación de los habitantes de Palestina y de su tierra es una parte primordial. Nuestro compromiso es el desmantelamiento del apartheid israelí, el retorno de los refugiados palestinos, y el fin de la colonización israelí de la Palestina histórica.

    Desde Polonia hasta Iraq, desde Argentina hasta Sudáfrica, desde Brooklyn hasta Mississippi, judíos fueron parte en la búsqueda de justicia, manifestando su deseo por un mundo más justo, participando con otros en luchas colectivas. Judíos participaron prominentemente en la lucha de los trabajadores durante la depresión americana, en el movimiento de los derechos civiles, en la lucha en contra del apartheid sudafricano, en la lucha contra el fascismo en Europa y en muchos otros movimientos por el cambio social y político. La histórica y progresiva limpieza étnica de la población palestina de sus tierras por parte del Estado de Israel contradice y traiciona esta larga historia de participación judía en luchas de liberación colectivas.

    El sionismo – la ideología fundadora que se manifiesta actualmente en el Estado de Israel – echó raíces en la era del colonialismo europeo y se diseminó a continuación del genocidio Nazi. El sionismo se nutrió de los más violentos y opresivos hechos del siglo diecinueve, limando los numerosos esfuerzos de una militancia de judíos en las luchas de liberación. Honrando estas luchas y para retomar un lugar en los vibrantes movimientos populares de nuestro tiempo, el sionismo, en todas sus formas, debe ser abandonado.

    Esto es crucial, primero que nada, por su impacto en los habitantes de Palestina y el resto de la región. El sionismo también deshonra la persecución y el genocidio de los judíos europeos al usar su memoria para justificar y perpetuar el racismo y colonialismo europeos. El sionismo es responsable por el extenso desplazamiento y alienación de los judíos mizrahi (judíos de ascendencia africana y asiática) de sus diversas historias, idiomas, tradiciones y culturas. Los judíos mizrahi tienen una historia en esta región de más de 2.000 años. Mientras el sionismo se arraigaba, estas historias fueron interrumpidas de su propio devenir en pos de la segregación de los judíos impuesta por el Estado de Israel.

    Como tal, el sionismo nos implica en la opresión del pueblo palestino y en la denigración de nuestras propias tradiciones, luchas por la justicia y alianzas con nuestro prójimo.

    Nos comprometemos a: Oponernos al sionismo y al Estado de Israel

    El sionismo es racista. Demanda poder político, económico y legal para las personas y culturas judías y europeas por encima de los pueblos y las culturas autóctonas. El sionismo no solo es racista sino antisemita. Respalda la imaginería antisemita europea y sexista del “judío diaspórico” afeminado y débil y contrapone a éste un “judío nuevo” violento y militarizado, que es un perpetrador y no una víctima de la violencia racializada.

    El sionismo por lo tanto busca convertir a los judíos en blancos, a través de la adopción del racismo blanco en contra del pueblo palestino. A pesar de la necesidad de Israel de integrar a los mizrahi para mantener una mayoría judía, este racismo también se manifiesta en la marginación y la explotación económica de la población mizrahi socialmente pobre. Esta violencia racializada también incluye la explotación de los trabajadores migratorios.

    Los sionistas diseminan el mito de que Israel es una democracia. En realidad, el Estado de Israel ha establecido e implementado prácticas y políticas internas de discriminación contra los judíos de ascendencia mizrahi y excluye y restringe a los palestinos. Además, el Estado de Israel, en colaboración con los Estados Unidos, socava cualquier movimiento árabe por la liberación y el cambio social.

    El sionismo perpetúa el excepcionalismo judío. Para defender sus crímenes, el sionismo cuenta una versión de la historia judía que está desconectada de la historia y las experiencias de otras personas. Promueve la narrativa del holocausto nazi como excepcional en la historia de la humanidad – a pesar de ser uno de muchos holocaustos, desde los aborígenes estadounidenses hasta Armenia y Ruanda. El sionismo separa a los judíos de las víctimas y los sobrevivientes de otros genocidios en lugar de unirnos a ellos.

    A través de una islamofobia compartida y un deseo de controlar a Medio Oriente y Asia occidental, el Estado de Israel hace causa común con los cristianos fundamentalistas y otros que llaman a la destrucción de los judíos. Juntos, llaman a la persecución de musulmanes. Esta promoción conjunta de islamofobia sirve para demonizar a la resistencia contra la dominación económica y militar de occidente. Continúa una larga historia de colusión con regímenes represivos y violentos, desde Alemania nazi hasta el régimen de apartheid de Sudáfrica y las dictaduras reaccionarias a lo largo de Latinoamérica.

    El sionismo sostiene que la seguridad judía depende de un estado judío altamente militarizado. Pero el Estado de Israel no contribuye a que los judíos estén seguros. Su violencia garantiza inestabilidad y miedo para los que están dentro de su esfera de influencia y pone en peligro la seguridad de todas las personas, incluyendo a los judíos, mucho más allá de sus fronteras. El sionismo voluntariamente coludió para crear las condiciones que llevaron a la violencia en contra de los judíos en los países árabes. El odio que la violencia y dominación militar israelíes generan hacia los judíos que viven en Israel y en otros lugares es usado para justificar más violencia sionista.

    Nos comprometemos a: Rechazar el legado colonial y su expansión progresiva

    En el momento en que el movimiento sionista decidió construir un Estado judío en Palestina, se convirtió en un movimiento de conquista. Al igual que las conquistas imperiales y las ideologías genocidas de las Américas o de África, el sionismo conlleva la segregación entre las personas, la confiscación de la tierra, la limpieza étnica y la implacable violencia militar.

    Los sionistas trabajaron de común acuerdo con la administración colonial británica en contra de los habitantes originarios de la región y sus legítimas esperanzas de libertad y autodeterminación. El imaginario sionista de una Palestina “vacía” y desolada justificó la destrucción de la vida palestina tal como anteriormente ese racismo justificó la exterminación de los autóctonos estadounidenses, el tráfico transatlántico de esclavos y muchas otras atrocidades.

    Desde la progresiva expansión de las colonias hasta la construcción del Muro del Apartheid israelí, el compromiso con la dominación colonial del Estado de Israel imprime su marca de destrucción ambiental y del paisaje físico de Palestina. Ante la falla de sus políticas para acabar con la resistencia palestina el Estado de Israel ataca con más y más violencia con políticas que, cuando son llevadas a su máxima expresión, apuntan al genocidio. En Gaza, el estado israelí impide el acceso a la comida, al agua, electricidad, ayuda humanitaria y suministros médicos como un arma dirigida a las bases mismas de la vida humana.

    El Estado de Israel, que una vez fue vehículo para el ataque británico y francés contra la unidad y la independencia árabes, actualmente es un socio menor en la estrategia de los Estados Unidos y sus aliados por el control militar, económico y político, de dominación, específicamente de la región estratégica de Medio Oriente / Sudoeste Asiático. El peligro de una guerra nuclear a través de un ataque estadounidense/israelí contra Irán nos recuerda que el estado de Israel es una bomba atómica que debe ser desmantelada urgentemente para salvar las vidas de todas sus víctimas actuales y potenciales.

    Nos comprometemos a: Desafiar a las organizaciones sionistas

    Más allá de concretar la creación del Estado de Israel, el sionismo determinó su política internacional de antagonismo y dominación militar hacia sus vecinos y estableció una sofisticada red global de organizaciones, grupos de presión política, empresas de relaciones públicas, clubes en universidades y escuelas para perpetuar las ideas sionistas en las comunidades judías y el público en general.

    Miles de millones de dólares americanos fluyen anualmente hacia el Estado de Israel para sostener la ocupación y su ejército sofisticado y brutal. La máquina de guerra que financian lidera la industria global de armas, mengua los recursos ansiados por un mundo que desesperadamente necesita agua, comida, asistencia médica, vivienda y educación. Europa, Canadá y las Naciones Unidas, mientras tanto, apoyan la infraestructura de ocupación bajo el disfraz de ayuda humanitaria para la población palestina. Juntos, los EEUU y sus aliados, cooperan para hacer más profunda la dominación de la región y acabar con los movimientos populares.

    Una red internacional de instituciones y organizaciones sionistas apoya los asentamientos judíos militares y militantes con fondos directos. Estas organizaciones también proporcionan el apoyo político necesario para legitimar y promover políticas y programas de ayuda. En cada país, estas organizaciones censuran las críticas a Israel y tienen en la mira a personas y organizaciones a través de listas negras, violencia, vandalismo, encarcelamiento, deportación, despidos y otras privaciones económicas.

    Estas organizaciones facilitan la difusión de la islamofobia. Tocan los tambores de guerra en el exterior mientras presionan por una legislación represiva en sus países. En Estados Unidos y Canadá, las organizaciones sionistas ayudaron a promover la legislación “anti-terrorista” convirtiendo todo esfuerzo organizado para apoyar al boicot, retiro de inversiones y sanciones contra el Estado de Israel, o para apoyar organizaciones palestinas, iraníes, iraquíes, libanesas y musulmanas, en sujetos a perseguir acusándolos de ayudar al terrorismo y cometer traición. Tanto en Europa como en EEUU, organizaciones supuestamente “judías” son las primeras en ejercer presión para entrar en guerra con Irán.

    Están apareciendo fisuras en el edificio del sionismo así como en la dominación mundial misma de los Estados Unidos. En la región, la resistencia extraordinaria por parte de Palestina y Sur de Líbano en contra de la agresión y ocupación israelí y estadounidense sigue en pie, a pesar de los recursos limitados y muchas traiciones. El movimiento de solidaridad con el pueblo de Palestina y la confrontación con la política de los Estados Unidos e Israel está cobrando ímpetu en el mundo. En Israel, este ímpetu lo vemos en el disentimiento creciente, que favorece las condiciones para retomar dos legados de los años ’60: Matzpen, una organización israelí palestina y antisionista judía y el Partido Mizrahi Panteras Negras. Podemos agregar un creciente rechazo por parte de los jóvenes a participar en la conscripción obligatoria del ejército.

    Dentro de los gobiernos y las discusiones públicas en los Estados Unidos y Europa, el costo del apoyo incondicional hacia el estado de Israel está siendo cuestionado cada vez más. Israel y EEUU buscan nuevos aliados en el sur global para que se unan a sus conquistas económicas y militares. La relación creciente entre Israel y la India es un ejemplo sombrío de esto. Al compartir un interés en el control político y la ganancia de capital para unos pocos a expensas de muchos, la elite en India y las de Asia Occidental y Medio Oriente, se hallan en connivencia con la economía y la agenda militar occidental en la región.

    La propaganda de la guerra global occidental contra el terror repercute en la islamofobia y es requerida y promovida por la elite india; Aprovecha esta oportunidad para reprimir severamente la disensión en regímenes de Medio Oriente así como Asia del sur y Asia occidental. No obstante, surgen levantamientos populares basados en las ricas historias de lucha anticolonial desafiando, y en última instancia, derrocando esta alianza.

    Junto con nuestros aliados, intentamos contribuir a ampliar esas fisuras, hasta que el muro caiga y el Estado de Israel sea aislado como lo fue Sudáfrica durante el apartheid. Prometemos emprender la batalla en contra de estas organizaciones que pretenden hablar por nosotros y derrotarlas.

    Nos comprometemos a: Extender nuestra solidaridad y nuestro trabajo por la justicia

    Comprometemos nuestros corazones, nuestras mentes y nuestras energías políticas para apoyar al movimiento vibrante y diverso de resistencia del pueblo palestino y a enfrentar las injusticias de las cuales los países donde vivimos son responsables.

    Apoyamos inequívocamente el derecho de retorno palestino. Llamamos al desmantelamiento de la ley israelí racista del retorno que privilegia los derechos de cualquier persona que el Estado de Israel estima como “judía” para establecerse en Palestina, mientras que excluye a los palestinos y los convierte en refugiados.

    Respondemos sin reservas al llamado de Palestina al boicot, retiro de inversiones y sanciones contra el Estado de Israel.

    Apoyamos la exigencia de la liberación de los presos políticos palestinos y de acabar con los encarcelamientos de líderes políticos, mujeres, niños y adultos palestinos como método de control y terror.

    No es nuestra tarea prescribir el camino que el pueblo palestino debe tomar para definir su futuro. No pretendemos sustituir nuestras voces por las de ellos. Nuestras estrategias y acciones surgirán de nuestras relaciones activas con quienes están involucrados en la gama de luchas de liberación dentro de Palestina y en el resto de la región. Apoyaremos su lucha por sobrevivir, mantenerse firme y avanzar en su movimiento lo mejor que puedan, en sus propios términos.

    Somos copartícipes de los vibrantes movimientos populares de resistencia de nuestro tiempo que defienden y enaltecen las vidas de todas las personas y la del planeta mismo. Somos copartícipes de los movimientos que lideran los más afectados por la conquista del imperio, la ocupación, el racismo, el control y la explotación global de personas y recursos. Defendemos la protección del mundo natural. Defendemos los derechos de los pueblos autóctonos a sus tierras y a su soberanía.

    Defendemos los derechos de los inmigrantes y refugiados a la libre circulación y seguridad a través de las fronteras. Defendemos los derechos de los trabajadores – incluyendo a los trabajadores inmigrantes introducidos en Israel para reemplazar tanto la mano de obra palestina como la mizrahi – a la justicia económica y a la auto-determinación. Defendemos los derechos a la justicia racial y a la expresión cultural. Defendemos los derechos de las mujeres y los niños y de todos los grupos explotados a ser libres de subyugación. Y defendemos los derechos universales al agua, a la alimentación, la vivienda, la educación, los servicios de salud y a vivir sin violencia – la única base sobre la cual la sociedad humana puede sobrevivir y florecer.

    Nos comprometemos a apoyar la justicia para curar las heridas ocasionadas por la imposición y el funcionamiento de la dominación colonial en Palestina y en el resto de la región; los traumas de la opresión europea de judíos que el proyecto sionista está explotando; los miedos y privaciones sufridas a través de años de derramamiento de sangre; las manipulaciones de la cultura y los recursos usados para explotar a los judíos mizrahi y para separarlos de los palestinos; y la progresiva masacre, violación y despojo del pueblo palestino.

    La justicia por la que trabajamos debe ser construida por todos a lo largo de Palestina, incluyendo Israel y por los refugiados palestinos, cuya lucha por su autodeterminación puede llevar a la igualdad y la libertad de todos los que viven allí y en las tierras circundantes.

    Te llamamos para que te unas a nosotros

    Estas promesas requieren la construcción de un movimiento judío internacional unido que desafíe al sionismo y su pretensión de hablar en nombre de todos nosotros. Ante un adversario internacional, no es suficiente trabajar localmente, o incluso nacionalmente. Debemos encontrar formas para trabajar juntos a través de fronteras, distancias, sectores e idiomas. Existe la posibilidad para muchas iniciativas y organizaciones, establecidas y nuevas, para trabajar independientemente y conjuntamente, en apoyo y colaboración mutuas.

    ¿Estás en contra del racismo en todas sus formas?

    Entonces te llamamos para que te unas a nosotros para acabar con el apartheid israelí.

    ¿Apoyas la soberanía y los derechos a sus tierras de los pueblos autóctonos?

    Entonces te llamamos para que te unas a nosotros en la defensa de la soberanía y los derechos de los palestinos a sus tierras.

    ¿Crees que todas nuestras vidas dependen de la sustentabilidad económica y ambiental? ¿Te enfurece el robo y la destrucción de los recursos del planeta?

    Entonces te llamamos para que te unas a nosotros para detener la destrucción de la agricultura y la tierra palestina, su robo y el del agua y la destrucción de sus aldeas y plantaciones.

    ¿Buscas terminar con las guerras infinitas por el petróleo y la dominación de los Estados Unidos y sus aliados? ¿Quieres terminar con las culturas militarizadas, la conscripción de nuestros jóvenes y el saqueo de recursos para financiar ejércitos en lugar de las necesidades de la vida?

    Entonces te llamamos para que te unas a nosotros para desmantelar una pieza decisiva de la maquinaria de guerra global.

    ¿Deseas desvincularte de la limpieza étnica de Palestina por parte del Estado de Israel y de la destrucción de la historia, la cultura y su autogobierno? ¿Crees que no hay paz sin justicia? ¿Te enfurece y te entristece que el holocausto judío esté siendo usado para perpetrar otras atrocidades?

    Entonces te llamamos para que te unas a nosotros para terminar con el colonialismo sionista.

    Para que todas las personas del planeta vivan con seguridad, justicia y paz, el proyecto colonial Israelí debe llegar a su fin. Nosotros jubilosamente asumimos esta tarea colectiva de socavar un sistema de conquista y saqueo que ha atormentado a nuestro mundo desde hace demasiado tiempo.

    International Jewish Anti-Zionist

  3. Post tomado de KAOS EN LA RED, esta interesante lo que pone.

    Lo que voy a escribir me viene a la mente por la foto, un nazi fascista del siglo XXI.

    EEUU se formó como pais mediante colonos que exterminaron a casi todos los nativos, los indios, y les robaron sus tierras. Bush es el actual presidente de EEUU y por eso es normal que apoye a los sionistas, porque tienen el mismo objetivo o táctica en Palestina. Ya nos hizieron creer con películas que los buenos eran los vaqueros y los malos los indios, y que por eso fueron confinados en reservas. Desde varias fuentes pretenden hacernos creer algo similar con los judíos y los palestinos, aunque lo tienen algo más difícil porque ahora la información no es solo propiedad de los ricos.

    No obstante, no pierdo la esperanza de que alguna vez, aunque solo sea un sector de la cultura, del arte, de la intelectualidad, nos muestren la verdadera realidad de lo que fue aquella masacre-genocidio de indios con todas sus implicaciones. Porque de aquellos polvos son estos lodos: masacre en Palestina y con cierta relación tambien las masacres en Irak y Afganistan. La conquista de las Américas fue posible por la superiosidad armamentista y no quieren que eso cambie hasta poseer medio mundo y que el otro medio sean sus esclavos.

    Un zapatazo de suela dura para Bush en la boca.

  4. Perdone, señora Onu, vaya usted en paz
    Por: Ramiro Meneses
    Fecha de publicación: 05/01/09

    Perdone usted, señora Onu, la incomprensión y arrebato de la gente ingenua que por el mundo anda exigiéndole que haga ahora lo que nunca ha podido o no ha querido.

    ¿Cómo se les ocurre pedir a una anciana decrépita e inútil como usted, a una pobre vieja que anda mascando el agua, que tiene una pata aquí y la otra en la tumba, a un casi cadáver ambulante que anda dando traspiés con mirada de puta triste, digo, cómo se les ocurre que usted pueda hacer algo para detener la barbarie, el salvaje asesinato, el genocidio que por orden de los EEUU e impulsados por sus mezquinos intereses están cometiendo los sionistas fascistas contra el pueblo palestino?

    ¿Cómo podría una ruinosa anciana de 63 años, sufrida de artritis y reumatismos, llena de congojas y traiciones, que ha sido alcahueta toda su vida de los grandes poderes del capitalismo global, digo, cómo podría ahora oponerse al vandalismo sionista-imperialista?

    ¿Acaso olvidan que tú misma, cuando apenas tenías dos añitos, a instancias de los imperialistas, cometiste el desatino que ha condenado hasta hoy al pueblo palestino?

    Apenas un año después de que creaste el estado judío, al que le diste el 54% de la tierra palestina, éste expulsó a unos 700.000 palestinos y se apropió de un 26 % de sus territorios, y así ya se adueñaba del 80% de palestina. Es decir, los judíos llegaron hambrientos de tierra y deseosos de acabar a los palestinos. Y desde entonces, guerra tras guerra, crimen tras crimen, han llegado al día de hoy convertidos en verdugos de un pueblo que tú misma condenaste. Entonces, siendo como eres culpable de la felonía, ¿cómo pedirte hoy piedad y compasión para los palestinos?

    Así como ayer nada pudiste hacer para impedir la invasión a Afganistán y luego a Irak, ni para evitar la masacre cometida contra sus pueblos, así como tuviste que hacerte la loca mientras los gringos bombardeaban y destruían Faluya o los sionistas lo hacían contra el Líbano, así mismo, hoy tienes que voltear hacia otro lado para actuar como si nada supieras del asesinato de mujeres y niños en Gaza. Pero en verdad, ¿qué podría hacer una anciana impotente como tú?

    Eso no lo quiere entender alguna gente porque sigue siendo inocente y desprevenida. Yo la comprendo, señora Onu; entiendo perfectamente que, aunque usted quisiera, nada podría hacer porque es una pobre e inservible anciana que está viviendo sus días postreros.

    No se preocupe por nada, señora Onu, muera usted en paz.

  5. CUBAMULATA: Estoy muy indignado al ver como el mundo contempla placidamente la masacre de un pueblo sin hacer nada, salvo una parte de la izquierda mundial, el resto de la humanidad mira para otro lado, da rabia ver como se repite la historia del fascismo poco a poco y la gente se cruza de brasos, sin darse cuenta que mañana seran sus hijos o ellos mismos los que tendran que sufrir en carne propia las tropelias del señor d elas tinieblas que poco a poco estira sus tentaculos.

  6. Ale, muy bueno los artículos que colgaste.

    La masacre de los palestinos en Gaza, es una muestra más de la mentira que representa la ONU.

    Con la ONU se bloqueó a Irak y después se invadió…ahora ellos no pueden parar a los nazis de Israel.

    100% con el dinero de los emigrados económicos, rusos, chinitos, yumas en general…”cemento y arena…quiero construir lalalalalala…..jajajaja”

  7. Tato, deja tranquila a Aleja que ella esta cumpliendo con la quota que le ponen diaria de escribir ex.cre.mento. Es tan, pero tan pe.de.ja que no se atreve a debatir por un rato, tienen que usar lo que otros es.tu.pido comuñanga escribio para hacer acto de precencia……………… ……….. o sera que le quiere quitar el puesta al viejo de la bolsita de mi.er.da en eso de hablar ka.kafuakata!!!!
    SUFRAN RA.TICAS CASTRISTAS!!!!!!!!!!!

  8. ALEJO MANGO SIGUES QUEMAO….MIJO DEJA DE HABLAR SOLO……..VIVA LA YEGUA RAULA.!!!!..VIVA EL DIFUNTO QUE YA NO REFLEXIONA!!!!

  9. Nuevo parte de guerra, facilitado por el Centro de Información Palestino y traducido al castellano por Boltxe Kolektiboa
    Centro Palestino de Información

    Fuentes de las brigadas de Al Qassam, la rama militar de Hamas, han afirmado que el domingo 4 de enero, un coronel y 11 soldados sionistas murieron, mientras que otros 48 soldados fueron heridos por sus combatientes en solamente 24 horas.

    Igualmente han señalado que 5 de los soldaods murieron el sábado por la noche y los otros 6 en la noche del domingo, uno de ellos era un coronel que había participado en la guerra contra el Líbano.

    Algunos medios de comunicación hebreos han publicado que el ejército sionista ha declarado que sus soldados se encuentran en medio de una batalla muy dura y que hay fuertes combates con los resistentes palestinos que luchan con obstinación.

    Por su parte. el miembro de la dirección política de Hamas, Mohammed Nazzal ha declarado que según nuevas noticias, 60 soldados han sido heridos.

    Nazzal ha estimado que el discurso del rey de Qatar, Hamad Ben Khalifa, ha sido un “discurso político avanzado”, pues es una fuerte crítica a la posición débil de los dirigentes árabes, y espera que este discurso contribuya a avanzar políticamente.

    Nazzan ha dicho que la no celebración de la cumbre árabe representa un punto negro y que prueba que los árabes no se encuentran al mismo nivel que sus responsabilidades.

    Nazzal ha revelado la existencia de ciertos contactos europeos y de otros países que piden a Hamas que presione a los resistentes para que paren el lanzamiento de cohetes, señalando que no se parará el lanzamiento de cohetes hasta que no se pare totalemente las agresiones del ocupante y que se abrán los pasos fronterizos.

    Varias personalidades de Hamas han afirmado que las fuerzas israelís de ocupación no han conseguido atacar ni una sola base de tiro de cohetes y no sólo eso, sino que ahora consiguen enviar los cohetes más lejos, a 60 kilómetros. La mayoría de los 500 palestinos caídos como mártires son civiles o policías.

    Los ocupantes israelíes han fracasado en su intento de acabar con la resistencia palestina y su voluntad.

    Hace dos días, el portavoz del ejército israelí mostró unas imágenes de video. Estas fotos mostraban un camión palestino, al norte de la Franja de Gaza. Los israelís querían demostrar la precisión de los bombardeos de sus aviones militares. Pretendían que el camión llevaba cohetes Grad. Pero, más tarde, se ha podido comprobar que el camión era un camión civil y que en él viajaban ocho personas civiles, de los cuales cuatro eran niños, todos han caido en mártires.

    Ha sido la organización jurídica israelí, Btsilim, que trabaja en el campo de los derechos humanos, la que ha decubierto la supercheria, demostrando que lo que transportaba este camión no eran más que bombonas de gas para soldar.

    El periódico búlgaro “Telégrafo” publicó el domingo 4 de enero, en primera página, que un avión de guerra de la ocupación había sido abatido cerca de Rafah. El periódico publicaba que su enviado en Gaza, Dechy Rezova, que se encontraba cerca de Rafah, en Egipto, confirmó que vio un piloto israelí saltar de su avión en paracaidas.

    El periódico búlgaro en contacto con Al Jazzera confirmaba que el avión se había estrellado. Esto confirma lo que habían informado las brigadas Al-Qassam, que sus resistentes, la madrugada del domingo, habían abatido un avión sionista con sus armas antiaéreas.

  10. Gusanos
    Si de verdad son tan partidarios de que en Cuba puedan jugar todos, ¿por qué su mayor empeño es siempre el de romper la baraja cuando saben que el oponente lleva buenas cartas?
    Pedro Antonio Honrubia Hurtado

    Ahora que recién se han cumplido 50 años de la revolución cubana, el debate sobre Cuba parece volver a resurgir con fuerza entre partidarios y detractores del sistema político y económico establecido en la isla caribeña. Muchos son los intelectuales, periodistas, políticos, etc., de uno y otro bando, que han aprovechado esta simbólica fecha para publicar artículos, lanzar discursos públicos, o lo que sea, atacando o defendiendo la continuidad del gobierno socialista en el país antillano. Lógico si se tiene en cuenta las apasionadas discusiones que el tema suele levantar en cualquier parte del mundo, especialmente en los países occidentales y la América Latina.

    Como no podía se de otra manera, habida cuenta de los tiempos que corren, es en internet donde a día de hoy estos debates y discusiones tienen un mayor alcance (alcance no de tipo práctico-político, sino por el número de personas que implican). Son miles las páginas de todo tipo donde estos enfrentamientos dialécticos se están llevando a cabo con gran virulencia. En unas, todo hay que decirlo, con más educación que en otras. No entraré aquí a valorar los razonamientos políticos emitidos por cada uno de los bandos, que prácticamente son idénticos en cada una de las diferentes páginas. Tampoco haré una defensa de los logros que, a mi juicio, ha proporcionado la revolución cubana tanto para la realidad de la isla como para el mundo y su progreso real (por si alguien dudaba de cual es mi posición al respecto).

    Lo que sí me ha llamado la atención, y mucho, es la escasez de argumentos que tienen los disidentes cubanos anti-castristas cada vez que un lúcido interlocutor pro-revolucionario desmonta sus falacias con datos y argumentos de todo tipo, en mensajes bien elaborados y perfectamente justificados. No digo que entre los anti-castristas no haya personas con capacidad para exponer sus ideas de manera razonada y educada, pero son, sin duda alguna, una inmensa minoría dentro de tal colectivo. A los argumentos de los revolucionarios suelen, por normal general, responder los anticastristas con descalificaciones personales e insultos, en lugar de con planteamientos serenos que ayuden a demostrar la veracidad de sus argumentos y la falsedad de los del contrario.

    Por ejemplo, situaciones tan surrealistas como negar la eficiencia del sistema de salud pública cubano o la calidad de su enseñanza (hechos demostrados sobradamente por estadísticas de toda índole aportadas por la ONU y sus diferentes instituciones encargadas de la evaluación y seguimiento de estos asuntos), son norma entre los disidentes. Cuando desde el otro lado se les aportan los datos que confirman el buen estado de estos campos dentro de la revolución, la respuesta es siempre la misma: matar al mensajero. Además sin piedad ninguna y cayendo constantemente en una flagrante contradicción, una de esas contradicciones que demuestran a las claras que lo que interesa al disidente no es desmontar la falsedad de los argumentos dados por los pro-revolucionarios, sino directamente invalidar al interlocutor para el debate. Muerto el perro, se acabó la rabia.

    Así, toda la argumentación de estos señores ante las brillantes intervenciones de lúcidos defensores de la revolución se reducen a lo siguiente:

    Si el autor vive fuera de Cuba:”Si tanto le gusta la revolución, váyase a vivir a Cuba, que es muy fácil hablar desde su cómodo sillón mientras los cubanos pasan hambre y bla,bla,bla…”

    Si el autor vive en Cuba:”Usted está a sueldo de los Castro, usted es un vendido a la dictadura, usted vive mejor que el resto de los cubanos y bla,bla,bla…”

    Es decir, si usted es partidario de la revolución cubana pero no vive en la Isla, no tendrá derecho a opinar sobre Cuba hasta que se haya ido a vivir a la propia Cuba (no importa si es usted un experto conocedor de la isla o si es simplemente un ciudadano más que conoce Cuba a través de las informaciones que ha podido recibir de ella por los diferentes medios a su alcance, la respuesta será la misma). Ahora bien, si usted se va a Cuba, a petición de estos señores, y se instala definitivamente en la isla, pero aún así usted sigue pensando de manera positiva acerca de la revolución (como lo hacen tantos cubanos y tantos trabajadores extranjeros asentados en la isla), entonces usted tampoco tendrá derecho a opinar sobre el tema porque es seguro que usted está a sueldo del gobierno, se habrá vendido a Castro y todas esas cosas. Vamos, que, dicho en pocas palabras, para un anti-castrista no es posible que alguien con un pensamiento independiente o sin intereses personales avariciosos de algún tipo, pueda hablar bien de Cuba y de su gobierno. Eso es lo que esta gente llama “democracia”: O piensas como yo te mando, o tus argumentos no serán válidos en un debate abierto y razonado, simplemente porque tú no serás un interlocutor válido.

    Leyendo en los debates a estos gusanos uno se da cuenta de que pueden llegar a ser tan cansinos, aburridos y repetitivos, de que andan tan faltos de argumentos, que dan hasta lástima. Lástima, sobre todo, porque es muy triste eso de tener delante de sus propias narices uno de los gobiernos más decentes y honrados, más volcados y comprometidos con el bienestar de su pueblo, que hay en todo el mundo contemporáneo, y no ser capaces de verlo. Por lo que parece, la avaricia y el odio les ha cegado tanto que ya hasta incluso son capaces de creer ver en gente como Posadas Carriles y Orlando Bosch a sus héroes nacionales, cuando en realidad están mirando a sangrientos terroristas. La luz cegadora del capitalismo deslumbró sus ojos y desde entonces ya no saben a qué atenerse para ir por el mundo caminando sin chocarse continuamente con el muro paralizante que emerge de sus propias miserias morales e intelectuales.

    Y no estoy diciendo que estos sujetos tengan que cambiar sus ideales, Dios me libre, digo simplemente qué dejen hablar a quienes están en el lado contrario, sin saltar a la primera de cambio a lanzar mierda encima de la persona que escribe desde el otro frente sólo porque no opine como ellos. Si de verdad son tan partidarios de que en Cuba puedan jugar todos, ¿por qué su mayor empeño es siempre el de romper la baraja cuando saben que el oponente lleva buenas cartas?

    Democracia a lo usamericano, lo llaman. Lógico y normal que, siendo así, la inmensa mayoría de los cubanos no quieran oír hablar ni una sola palabra sobre ella. A otro perro con ese hueso.

  11. Ataque por tierra

    El 3 de enero, tanques e infantería israelíes penetraron en Gaza en una ofensiva terrestre total:

    “La operación por tierra fue precedida por varias horas de fuerte fuego de artillería nocturno, incendiando objetivos con llamas que estallaron en el cielo de noche. El fuego de ametralladoras resonaba mientras brillantes balas trazadoras rompían la oscuridad y el estallido de cientos de obuses elevaba provocaba llamaradas. (AP, 3 de enero de 2009)

    Fuentes israelíes han señalado que será una operación militar prolongada. “No será fácil y no será breve,” y dijo el ministro de defensa Ehud Barak en una alocución por televisión.

    Israel no trata de obligar a Hamas “a cooperar.” Lo que encaramos es la implementación del “Plan Dagan” como fuera inicialmente formulado en 2001, que requería:

    “una invasión de territorio controlado por palestinos por unos 30.000 soldados israelíes, con la misión claramente definida de destruir la estructura de la dirigencia palestina y de recolectar armas actualmente en poder de las diversas fuerzas palestinas, y de expulsar o matar a su dirigencia militar. Ellis Shulman, op. Cit., énfasis agregado)

    La cuestión más amplia es si Israel, en consulta con Washington, quiere provocar una guerra más amplia.

    Una expulsión podría ocurrir en alguna etapa posterior de la invasión por tierra, si los israelíes abrieran las fronteras de Gaza para permitir un éxodo de la población. Ariel Sharon se refirió a la expulsión como “una solución al estilo de 1948”. Para Sharon “sólo es necesario encontrar otro Estado para los palestinos. ‘Jordania es Palestina’ – fue la frase acuñada por Sharon.” (Tanya Reinhart, op. Cit.)

    © Copyright Michel Chossudovsky, Global Research, 2009

  12. Es importante considerar una serie de eventos cruciales que condujeron a las matanzas en Gaza bajo la “Operación plomo fundido:”

    1. El asesinato en noviembre de 2004 de Yasir Arafat. Este asesinato había sido planificado desde 1996 bajo la “Operación campos de espinas.” Según un documento de octubre de 2000 “preparado por los servicios de seguridad, a pedido del primer ministro de entonces, Ehud Barak, señaló que ‘Arafat, la persona, es una severa amenaza para la seguridad del Estado [de Israel] y el daño que resultará de su desaparición será menor que el daño causado por su existencia.’” (Tanya Reinhart, Evil Unleashed, Israel’s move to destroy the Palestinian Authority is a calculated plan, long in the making, Global Research, diciembre de 2001. Detalles del documento fueron publicados en Ma’ariv, 6 de julio de 2001.).

    El asesinato de Arafat fue ordenado en 2003 por el gabinete israelí. Fue aprobado por EE.UU. que vetó una Resolución de Seguridad de Naciones Unidas condenando la decisión del gabinete israelí en 2003. Como reacción a crecientes ataques palestinos, en agosto de 203, el ministro israelí de defensa, Shaul Mofaz, declaró la “guerra en todos los frentes” contra los militantes que juró estaban “marcados para la muerte.”

    “A mediados de septiembre, el gobierno de Israel aprobó una ley para librarse de Arafat. El gabinete de Israel para asuntos de seguridad política la declaró “una decisión para remover a Arafat como obstáculo para la paz.” Mofaz amenazó: “escogeremos el camino adecuado y el momento adecuado para matar a Arafat.” El ministro palestino Saeb Erekat dijo a CNN que pensaba que Arafat era el próximo objetivo. CNN preguntó al portavoz de Sharon, Ra’anan Gissan, si el voto significaba la expulsión de Arafat. Gissan aclaró: “No significa eso. El gabinete ha resuelto hoy la remoción de ese obstáculo. El momento, el método, la manera como eso tendrá lugar serán decididos separadamente, y los servicios de seguridad monitorearán la situación y harán la recomendación sobre la acción adecuada.” (Vea Trish Shuh, Road Map for a Decease Plan, http://www.mehrnews.com 9 de noviembre de 2005)

    El asesinato de Arafat formaba parte del Plan Dagan de 2001. Es muy probable que haya sido realizado por los servicios de inteligencia israelíes. Tenía el propósito de destruir la Autoridad Palestina, fomentar divisiones dentro de Fatah así como entre Fatah y Hamas. Madmud Abbas fue instalado como líder de Fatah, con la aprobación de Israel.

    2. La remoción, por orden del primer ministro Ariel Sharon en 2005, de todos los asentamientos judíos en Gaza. Una población judía de más de 7.000 fue cambiada de sitio.

    “Es mi intención [Sharon] realizar una evacuación – perdón, una reubicación – de asentamientos que nos causan problemas y de sitios que en todo caso conservaremos en un acuerdo final, como los asentamientos de Gaza… Estoy trabajando sobre la base de la presuposición de que en el futuro no habrá judíos en Gaza,” dijo Sharon (CBC, marzo de 2004)

    El tema de los asentamientos en Gaza fue presentado como parte del “mapa de ruta para la paz” de Washington. Celebrado por los palestinos como una “victoria”, esa medida no iba dirigida contra los colonos judíos. Todo lo contrario: Formaba parte de la operación clandestina general, que consistía en convertir Gaza en un campo de concentración. Mientras los colonos judíos vivieran dentro de Gaza, no se podía lograr el objetivo de mantener un gran territorio como prisión bloqueada. La implementación de la “Operación plomo fundido” exigía que “no haya judíos en Gaza.”

    3. La construcción del infame Muro del Apartheid fue decidida a comienzos del gobierno de Sharon.

    4. La próxima fase fue la victoria electoral de Hamas en enero de 2006. Sin Arafat, los arquitectos de la inteligencia militar israelíes sabían que Fatah bajo Mahmud Abbas perdería las elecciones. Formaba parte del guión, que había sido previsto y analizado mucho antes.

    Con Hamas a cargo de la Autoridad Palestina, con el pretexto de que Hamas es una organización terrorista, Israel realizaría el proceso de “cantonización” tal como fue formulado en el Plan Dagan. Fatah bajo Mahmud Abbas seguiría formalmente a cargo de Cisjordania. El gobierno de Hamas, debidamente elegido, sería limitado a la Franja de Gaza.

  13. El Plan Dagan

    También se refirieron a la “Operación venganza justificada” como “Plan Dagan”, nombrado por el general en retiro Meir Dagan, quien dirige actualmente el Mossad, la agencia de inteligencia de Israel.

    El general de la reserva Meir Dagan fue asesor nacional de seguridad de Sharon durante la campaña electoral de 2000. El plan fue aparentemente preparado antes de la elección de Sharon como primer ministro en febrero de 2001. “Según Alex Fishman en Yediot Aharonot, el Plan Dagan, consistía en la destrucción de la Autoridad Palestina y que se ‘sacara el juego’ a Yasir Arafat.” (Ellis Shulman, “Operation Justified Vengeance”: a Secret Plan to Destroy the Palestinian Authority, marzo de 2001):

    “Como informara Foreign Report [Jane] y revelara localmente Ma’ariv, el plan de invasión de Israel – supuestamente apodado Venganza Justificada – sería lanzado de inmediato después del próximo atentado suicida con muchas víctimas, duraría cerca de un mes y se espera que resulte en la muerte de cientos de israelíes y miles de palestinos. (Ibíd., énfasis agregado)

    El “Plan Dagan” preveía la así llamada “cantonización” de los territorios palestinos que separaría totalmente Cisjordania de Gaza, con “gobiernos” separados en cada uno de los territorios. Según este guión, previsto ya en 2001, Israel:

    “negociaría separadamente con fuerzas palestinas dominantes en cada territorio – fuerzas palestinas responsables por la seguridad, la inteligencia, e incluso por el Tanzim {Fatah].” El plan se parece por lo tanto de cerca a la idea de “cantonización” de territorios palestinos, propugnado por varios ministros.” Sylvain Cypel, The infamous ‘Dagan Plan’ Sharon’s plan for getting rid of Arafat, Le Monde, 17 de diciembre de 2001)

    El Plan Dagan estableció continuidad en la agenda militar y de inteligencia. Después de las elecciones de 2000, Meir Dagan obtuvo un papel crucial. “Se convirtió en el ‘intermediario’ de Sharon en temas de seguridad con los enviados especiales del presidente Bush, Zinni y Mitchell.” Subsiguientemente fue nombrado Director del Mossad por el primer ministro Ariel Sharon en agosto de 2002. En el período post-Sharon, siguió siendo jefe del Mossad. Fue reconfirmado en su posición como Director de Inteligencia Israelí por el primer ministro Ehud Olmert en junio de 2008.

    Meir Dagan, en coordinación con sus homólogos estadounidenses, ha estado a cargo de varias operaciones de inteligencia militar. Vale la pena señalar que como joven coronel Meir Dagan había trabajado estrechamente con el ministro de defensa Ariel Sharon en los ataques contra asentamientos palestinos en Beirut en 1982. Las incursiones de 2008 y 2009 en Gaza, tienen en muchos aspectos un extraño parecido con la operación militar de 1982.

    Es importante considerar una serie de eventos cruciales que condujeron a las matanzas en Gaza bajo la “Operación plomo fundido:”

  14. “Justificación del derramamiento de sangre”

    La “justificación del derramamiento de sangre” era un componente esencial de la agenda militar y de inteligencia. La matanza de civiles palestinos se justificaba por “motivos humanitarios.” Las operaciones militares israelíes fueron cronometradas cuidadosamente para que coincidieran con ataques suicidas:

    El ataque será lanzado, a discreción del gobierno, después de un gran ataque suicida en Israel, causando muchas muertes y heridas, citando el derramamiento de sangre como justificación.

    (Tanya Reinhart, “Evil Unleashed, Israel’s move to destroy the Palestinian Authority is a calculated plan, long in the making,” [Mal desencadenado: la acción de Israel para destruir la Autoridad Palestina es un plan calculado, preparado hace tiempo] Global Research, diciembre de 2001, énfasis agregado)

  15. “Operación venganza justificada”

    Se ha llegado a un punto decisivo. La “Operación plomo fundido” forma parte de la operación más amplia militar y de inteligencia iniciada al comienzo del gobierno de Ariel Sharon en 2001. Bajo la “Operación venganza justificada” de Sharon los aviones de guerra F-16 fueron utilizados inicialmente para bombardear ciudades palestinas.

    La “Operación venganza justificada” fue presentada en julio de 2001 al gobierno israelí de Ariel Sharon por el jefe de estado mayor del ejército israelí Shaul Mofaz, con el título “La destrucción de la Autoridad Palestina y el desarme de todas las fuerzas armadas.”

    “Un plan de contingencia, con el nombre de código “Operación venganza justificada”, fue elaborado en junio pasado [2001] para volver a ocupar toda Cisjordania y posiblemente la Franja de Gaza a un coste probable de “cientos” de bajas israelíes.” (Washington Times, 19 de marzo de 2002).

    Según Jane’s ‘Foreign Report’ (12 de julio de 2001) el ejército israelí bajo Sharon había actualizado sus planes para un “ataque generalizado para aplastar la autoridad palestina, expulsar al líder Yasir Arafat y matar o detener a su ejército.”

  16. Desastre humanitario planificado

    El 8 de diciembre, el Secretario Adjunto de Estado de EE.UU., John Negroponte, estuvo en Tel Aviv para discutir con sus contactos israelíes, incluido Meir Dagan, director del Mossad [servicio de espionaje israelí, N. del T.].

    La “Operación plomo fundido” comenzó dos días después de Navidad. Fue combinada con una campaña internacional de Relaciones Públicas cuidadosamente preparada bajo los auspicios del Ministerio de Exteriores de Israel.

    Los objetivos militares de Hamas no son la finalidad principal. La “Operación plomo fundido” tiene el propósito, totalmente deliberado, de provocar víctimas civiles.

    Lo que encaramos es un “desastre humanitario planificado” en Gaza.

    El objetivo a plazo más largo de este plan, tal como ha sido formulado por los responsables políticos israelíes es la expulsión de los palestinos de las tierras palestinas:

    “Aterrorizar a la población civil, asegurando la máxima destrucción de propiedades y recursos culturales… La vida diaria de los palestinos debe llegar a ser insoportable: Hay que encerrarlos en ciudades y pueblos, impedir que ejerzan una vida económica normal, separarlos de sitios de trabajo, escuelas y hospitales. Esto alentará la emigración y debilitará la resistencia a futuras expulsiones.”

    Ur Shlonsky, citado por Ghali Hassan, Gaza: The World’s Largest Prison, Global Research, 2005)

  17. La invasión de Gaza: “Operación plomo fundido”
    Parte de una agenda militar y de inteligencia israelí más amplia

    Michel Chossudovsky
    Global Research

    Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

    Los bombardeos aéreos y la actual invasión de Gaza por fuerzas terrestres de Israel deben ser analizados en un contexto histórico. La operación “Plomo fundido” es una empresa cuidadosamente planificada, que forma parte de una agenda militar y de inteligencia más amplia formulada por primera vez en 2001:

    “Fuentes en el establishment de la defensa dijeron que el Ministro de Defensa Ehud Barak instruyó a las Fuerzas de Defensa de Israel [ejército israelí] que se prepararan para la operación hace más de seis meses, cuando Israel comenzaba a negociar un acuerdo de cese al fuego con Hamas.” (Barak Ravid, Operation “Cast Lead”: Israeli Air Force strike followed months of planning, Haaretz, 27 de diciembre de 2008)

    Israel rompió la tregua el día de las elecciones presidenciales de EE.UU., 4 de noviembre:

    “Israel utilizó esa distracción para romper el cese al fuego con Hamas bombardeando la Franja de Gaza. Israel afirmó que esa violación del cese al fuego tuvo lugar para impedir que Hamas excavara túneles hacia territorio israelí.”

    “Justo al día siguiente, Israel lanzó un aterrorizador sitio de Gaza, cortando los suministros de alimentos, carburante, medicinas y otras necesidades en el intento de “someter” a los palestinos mientras, al propio tiempo, emprendía incursiones armadas.

    “Como respuesta, Hamas y otros en Gaza volvieron a recurrir al disparo de toscos cohetes caseros, generalmente erráticos, hacia Israel. Durante los últimos siete años, esos cohetes han sido responsables por las muertes de 17 israelíes. Durante el mismo período, los ataques de guerra relámpago israelíes han matado a miles de palestinos, provocando protestas en todo el mundo, pero que cayeron en oídos sordos en la ONU.” (Shamus Cooke, The Massacre in Palestine and the Threat of a Wider War, Global Research, diciembre de 2008)

  18. “…quiero el árido y la fábrica de cemento”

    Prepárense, ese saco de cemento puede pasar de 6 CUC a 22 CUC

Los comentarios están cerrados.