Los intentos del Herald

El zoológico miamense está revuelto.  Cuando vemos los artículos que se están publicando en El Nuevo Herald sobre los cincuenta años de la revolución cubana tenemos la percepción de que detrás de la crítica está la nostalgia.

La redacción del Herald ha realizado un trabajo cuidadoso en seleccionar los temas sobre los cuales debe escribirse y en base a estos situarle la tarea a los que consideran que pudieran cumplirla.  Solamente han pasado por alto un detalle.

La revolución cubana sigue adelante, a pesar de todo lo realizado por los presidentes que han ocupado el gobierno de Estados Unidos  desde Eisenhower hasta Bush.  A pesar de los planes subversivos, el espionaje y el terrorismo desarrollado contra Cuba por las agencias de la Comunidad de Inteligencia. A pesar de que en el “Parque de las Palomas”, en Miami, todos los días alguien explica su idea de cómo acabar con la Revolución.

Por las calles de Miami deambulan como sombras del pasado.  Sombras porque han perdido todo su brillo. Porque los cincuenta años de Revolución les han pasado por encima y cada día la carga se hace más pesada. Porque todos comprenden que nunca volverán aquellos tiempos en que los “americanos” mandaban y ellos se “salpicaban”.

Lo más triste de todo eso es, que en el ocaso de la vida, muchos de ellos están seguros de que nunca más se sentarán en el muro del Malecón, que antes de morir no podrán bañarse en nuestras playas, tomarse un guarapo de caña cubana, oír la trompeta china en los carnavales de Santiago, o sentarse en uno de nuestros parques de pelota a discutir la última jugada o el “error” del árbitro entre bocanada y bocanada de un verdadero tabaco de Pinar del Río.

Nadie mejor que ellos, que nacieron en esta tierra, deben sentir orgullo, aunque sea en lo más recóndito del corazón, por saber que este país no se rinde y que sigue las tradiciones de Martí y de Maceo y que “el que intente apoderarse de Cuba, recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la lucha”.

Colaboración de Néstor García Iturbe

Fidel Castro y Stella Calloni

Fidel Castro: de la Sierra Maestra a la batalla de las ideas
Un hombre en revolución permanente


Stella Calloni

Sentado, vestido deportivamente, como quien invita a alguien a su casa para una charla distendida, el Comandante Fidel Castro Ruz tiene la misma fuerza inquisidora, inteligente y curiosa en la mirada, como aquella que vimos en fotografías, algunas de color sepia, en los días en que con otros muchachos barbudos bajó de la Sierra Maestra. Lo miro y no puedo dejar de verlo entrando a La Habana en enero de 1959, rodeado de sus compañeros de duros combates y de sacrificados días de guerra, montados en camiones desvencijados, levantando armas y banderas en las calles de la bella capital cubana y rodeados por un pueblo desbordado por la felicidad de la liberación. Una multitud que se movía en oleajes como el mar.

Fidel junto a la autora de este trabajo.
Fidel junto a la autora de este trabajo.

 

Fue esa la imagen que dio la vuelta al mundo y era esa la dirigencia revolucionaria que nunca perdió el rumbo en los 50 años de resistencia que es lo que en realidad se celebra en estos días en Cuba.

Es esa luminosidad de una revolución, que no han logrado desterrar ni los bloqueos, ni las bombas, ni el terrorismo, lo que se va a festejar austeramente, porque hay que reconstruir lo que los huracanes dejaron como tierra arrasada hace muy poco tiempo. Esta es una Isla rodeada de aguas de cambiantes colores esmeraldas, a solo 90 millas de la potencia imperial, que mantiene un sitio medieval de casi medio siglo. En realidad es un acto de guerra y terrorismo permanente, que nada ha logrado políticamente, a pesar de los daños temibles a ese país. Solo hacer más rebeldes y dignos a los cubanos y cada vez más solidarios con la Revolución a los pueblos del mundo.

Ver más

CREAN PRIMERA RED CUBANA PARA BLOGUEROS Y CORRESPONSALES

Colaboración de Esteban N. Martínez   

La primera red cubana en Internet denominada Blogueros y Corresponsales de la Revolución fue creada por iniciativa de un grupo de periodistas de la isla y ya circula con todo éxito en la llamada red de redes.

En menos de dos semanas después de su aparición, se han sumado al proyecto cerca de un centenar de blogueros, en su mayoría periodistas de toda Cuba y varios extranjeros amigos de la Patria de Martí y Fidel.

Abierta a los internautas de todas las latitudes, a la nueva red de comunicación se puede acceder por la dirección: http://bloguerosrevolucion.ning.com/

En la red se muestran post de sus blogs, fotos, videos, música y los más diversos temas. También se visualiza el cómo poner libros en la red para su lectura on line o para descargar.

La interactividad que garantiza una red hace que éstas se estén desarrollando en Internet y esta muestra isleña le confiere frescura al periodismo cubano, algo que buscan los promotores de este novedoso proyecto.

Mensajes personales y comentarios en los blogs, hacen una amena lectura del sitio recién iniciado desde Cuba y que esta abierto a blogueros simpatizantes de la Revolución cubana desde cualquier sitio del planeta.

Al mismo tiempo la red Blogueros y Corresponsales de la Revolución ha comenzado a promoverse para que todos los participantes se apoyen en divulgar sus blogs y sus trabajos periodísticos.

En su presentación la red cubana Blogueros y Corresponsales de la Revolución dice: “Promueve tu blog. Promueve tus trabajos. Muéstranos tus mejores post y la url de tus blogs. Defiende tu Revolución. Invita. ¡No esperes!”.

Cuando cada día se incrementa la solidaridad con Cuba y millones son los que apoyan y se interesan por el quehacer del pueblo cubano, este proyecto se suma al esfuerzo por romper el muro de silencio y desinformación que algunos pretenden imponer sobre la realidad de la mayor isla del Caribe… ¡Enhorabuena! llega Blogueros y Corresponsales de la Revolución.

Mariela Castro responde a Yoani Sánchez

En el sitio del CENESEX  Mariela Castro responde a un participante sobre las preguntas que le realizara Yoani Sánchez en un evento organizado por ese centro…parece que la pareja de Yoani tiene  problemas de machismo.

Querido Alberto:

Me han comentado que el programa de Erótica, en el Museo Nacional de Bellas Artes, ha funcionado de maravillas, bien organizado y con amplia participación de la población.

En mi conferencia me sentí muy bien. Había dormido toda la noche y me
levanté más lúcida que de costumbre. No siempre me gustan las respuestas que doy a las preguntas de los participantes y,  en esas ocasiones, me paso varios días rumiando una mejor manera de ser más precisa y esclarecedora, pero esta vez me encantaron mis respuestas.

Todas las preguntas me gustaron, me pusieron ante el reto de volver a pensar sobre el tema que trabajo, me dieron la ocasión de ampliar mis puntos de vista, los cuales me veo obligada a sintetizar en los limitados tiempos de exposición de una conferencia.

Una muchacha joven me hizo una pregunta que no tenía nada que ver con el tema de la reunión, ni con el contexto de rigor profesional y científico de la convocatoria, sin embargo, su desorientación me invitó a mantener el hilo conductor de mis respuestas sobre cómo se pueden cuestionar y proponer estrategias de cambios a la sociedad cubana, desde una posición altruista y no destructiva. Después supe que se llama Yoanis, que tiene un blog y sustanciosos honorarios favorecidos desde el exterior, aunque sus patrocinadores le exigen una fachada de humildad.

Hoy me escribieron algunos amigos para comunicarme que la joven ha armado una gran algarabía en algunos blogs dedicados a desacreditar a la Revolución Cubana, en los que se hacen eco de una filmación con graves problemas de audio que la obligaron a “transcribir” una versión libre de su pregunta y de mi respuesta.

No me sentí provocada por su inquietud. Me encanta el debate, pero ella no me ofreció esa oportunidad. En su breve introducción demostró una profunda ignorancia del contenido de la conferencia y usó erróneamente los conceptos.

Con su única interpelación deseaba saber si la tolerancia por orientación sexual se extendería a otros temas. Yo le respondí: No lo sé. Mi espacio de debate político, ideológico, profesional y del derecho lo desarrollo en el campo de la Sexología.No preguntó más. Tal vez no supo desarrollar su misión monotemática, pero cumplió su tarea. Algunos medios de comunicación del mundo estaban esperando para divulgar su fabulación. ¡Pobre mujer! Está presa en el círculo vicioso del machismo universal. Tiene Amo en su casa, que responde por ella, sobre todo cuando es interpelada por otro hombre, pero tiene otro más poderoso que le compra su honestidad intelectual. Las especialistas del CENESEX estaríamos muy complacidas de ayudarla a librarse de ese padecimiento común.

Disfruto la confrontación coherente, civilizada, limpia, cara a cara, sobre
todo cuando estoy convencida de algo, pero no soporto la mentira y esta muchachita se las está dando de “gallita” jugando a las mentiritas, bajo el amparo de sus dueños, que no han encontrado mejor arcilla para fabricarla. No parece estar interesada en los derechos de cubanas y cubanos, sino en sabotear los esfuerzos que hacemos para legitimarlos. Con este servicio asegura su estipendio.

Mi trabajo se desarrolla en el campo de las ciencias. La sexualidad, como realidad inherente al ser humano, se expresa en las políticas. La misión del CENESEX está centrada en proponer cambios en las políticas sociales, sobre la base de resultados de investigaciones científicas.

La oposición del incipiente imperio norteamericano a la soberanía de Cuba comenzó a principios del Siglo XIX y no ha cesado. Todo parece indicar que  a nuestros opositores se le han agotado los recursos intelectuales, cuando recurren a personas insignificantes y mal preparadas, que lejos de ponernos en dificultad, facilitan nuestro campo de trabajo.

Con mucho cariño,

Mariela

A zapatazo limpio despiden a Bush

 Deisy Francis Mexidor

Quiso sorprender y fue el sorprendido. George W. Bush no acaba de aprender la lección: en el mundo no lo quieren. A cualquier sitio que llega es ¡fo!, como si apareciera la peste. Pero ya no le queda tiempo. Apenas le resta poco más de un mes para abandonar su puesto en la Oficina Oval. Deplorable ha sido su paso por la Casa Blanca.

Ahora W. tuvo en pleno suelo iraquí un recordatorio de la oposición ferviente a sus políticas cuando un hombre le arrojó sus zapatos, seguiditos, uno después del otro, durante una conferencia de prensa en Bagdad. El mandatario llegó este domingo a la capital de la nación árabe en una visita no anunciada para “despedirse” de las tropas, 17 días antes de entrar en vigor un controversial acuerdo militar con ese país.

Muntadar al-Zeidi, corresponsal para la estación de televisión iraquí Al-Baghdadia, con sede en El Cairo, Egipto, fue identificado como el autor del ataque a W. con los improvisados proyectiles, ante la mirada atónita del primer ministro de Iraq, Nuri al-Maliki, y el asombro de los guardias de seguridad, según lo reflejaron las imágenes de la CNN.

Todo sucedió en un dos por tres: el periodista se levantó de su asiento al grito de “este es el fin” y “perro”, mientras lanzaba el primer zapatazo. Bush se agachó para evadir el golpe y de inmediato le mandó el segundo, aunque erró el blanco.

Minutos después el presidente trató de restar valor a lo ocurrido y a modo de broma expresó: “Lo que puedo informar es que son de tamaño 10” y en otro comentario dijo no saber cuál fue la causa de la agresión, pues estaba convencido de que lo sucedido “no representa al pueblo de Iraq”. ¿Está seguro George?

En la cultura árabe, arrojarle los zapatos a alguien es una de las mayores señales de desprecio. ¿Habrá que recordarle a Bush las razones del rechazo?