Cuba anuncia que no está previsto incremento de precios

Información a nuestro pueblo

Es conocida por la población la situación que hoy afrontamos. La prensa ha informado con amplitud al respecto, pero ante todo millones de compatriotas han sufrido en carne propia la devastación de los dos poderosos huracanes que nos azotaron y la gran mayoría comprende que se requiere tiempo para recuperarnos de los enormes daños ocurridos en mayor o menor medida en todo el país.

Una vez más hemos comprobado que socialismo significa solidaridad y capacidad de ayuda inmediata a los afectados a partir de las reservas del país, los aportes solidarios y las decisiones emergentes adoptadas. De un extremo a otro de la nación se trabaja con orden y disciplina. Nuestro pueblo está dando otra muestra palpable del poder multiplicador de la moral, la unidad, la decisión de resistir y la confianza en sus dirigentes y sobre todo en sí mismo.

Esa ejemplar actitud contrasta con la egoísta de aquellos que se limitan a lamentarse y exigir que los demás resuelvan sus problemas. Resulta especialmente detestable la conducta de los inescrupulosos que intentan sacar provecho de necesidades apremiantes de los ciudadanos o de los rumores echados a rodar por el enemigo y quienes aquí le hacen eco, sobre ficticias subidas de precios o escasez de productos que motivan compras excesivas y el consiguiente desabastecimiento momentáneo.

Granma ha sido autorizado a informar que en las circunstancias actuales no está previsto incremento de precios de ningún bien de primera necesidad, normado, de venta liberada u ofertado en las tiendas recaudadoras de divisas, a pesar del crecimiento generalizado de los costos de las importaciones.

La alimentación del pueblo es una de las primeras prioridades del país, junto a la recuperación de la vivienda, la electricidad y demás servicios esenciales.

No se ha perdido un minuto en enfrentar los daños en la agricultura. Están garantizadas las importaciones planificadas de cereales, granos y otros renglones, y se contratan con celeridad otras adicionales como opción de venta a la población ante la reducción temporal en la oferta de viandas y frutas que existirá en los próximos meses o para producir por la industria alimenticia determinados productos de alta demanda.

Rápida ha sido igualmente la respuesta a las justas quejas y preocupaciones ante los abusos de acaparadores y especuladores que trafican con productos frecuentemente robados o adquiridos en cantidades desproporcionadas en el comercio minorista. La prensa viene denunciando tales conductas y todas las fuerzas de la sociedad están en función de impedir que prosperen.

Se ha accionado con rigor frente a quienes han violado la ley con el pretexto de resolver determinada necesidad personal, poniéndola por encima del interés colectivo. Ha sido mayor la sanción para los casos excepcionales de individuos que han incitado a otros a secundarlos en sus fechorías.

Así se actuará invariablemente ante tales hechos y contra toda manifestación de privilegio, corrupción o robo, más aún si se trata de recursos destinados a los damnificados.

Respecto a los productos del agro, se ha decidido a partir de hoy, 29 de septiembre, mantener en los mercados agropecuarios estatales y puntos de venta los precios acordados por los Consejos de la Administración Provinciales y divulgados por los medios de prensa locales. En los mercados de oferta y demanda se establecerá provisionalmente como precios máximos los existentes antes de los huracanes para un grupo de productos básicos.

Los responsables de estos establecimientos, inspectores y cuanta autoridad esté involucrada en ellos responden por el cumplimiento de lo dispuesto. Además todos debemos exigirlo, de manera individual o mediante las organizaciones políticas y de masas, especialmente en la comunidad, desde la colocación de los precios en las tablillas hasta la denuncia a los reacios a la persuasión o a quienes cometan delitos.

Apelamos y esperamos que prevalezca la conciencia y la actitud solidaria de quienes comercian con productos, al igual que entre productores e intermediarios, para que asuman con responsabilidad su parte y mantengan abastecidos los mercados y puntos de venta.

Cualquier intento de violar la ley o las normas de convivencia social recibirá una rápida y enérgica respuesta. Además de las medidas administrativas que correspondan, los órganos del Orden Interior continuarán actuando con energía, ajustados a lo establecido en la ley, y los Tribunales aplicarán con el máximo rigor el Código Penal vigente a quienes delincan en las circunstancias especiales actuales.

Así se ha hecho en los primeros casos probados de acaparamiento, robo o venta ilícita de alimentos y materiales de construcción; sustracciones de combustible, cables eléctricos y telefónicos, angulares de torres de alta tensión y otros delitos de similar carácter, cuyos autores han sido condenados según la gravedad de los hechos cometidos.

Cuando resulte necesario, se publicarán los nombres y las sanciones recibidas en los medios de difusión masiva locales e incluso nacionales, si la trascendencia del hecho lo amerita.

El país se recupera de forma sostenida gracias al esfuerzo de la mejor y mayor parte de los cubanos. Tan ejemplar actitud no puede convivir con el delito ni las conductas antisociales y no habrá impunidad ni tolerancia ante ellas.

La Revolución continuará defendiendo firmemente, como ha hecho siempre, los intereses del pueblo.

(Tomado del periódico Granma)

230 comentarios

  1. Biografia del comandante Fidel Castro

    Para bien o para mal, de un modo que incluso sus peores enemigos jamás podrán borrar, Fidel Castro Ruz ha incrustado su nombre como líder político en la historia del mundo, como lo hicieron Lenin, Stalin, Hitler, Mussolini, Mao, etc., desde luego, de modo muy diferente a como lo hicieron Ghandi, Washington, Jefferson, Roosevelt, DeGaulle, Martin Luther King, etc.

    Aquí intentamos encontrar las claves que nos permitan entender esta figura ya histórica y, como en todos nosotros, esas claves de Fidel se encuentran en la niñez.

    Nació de una unión consensual el 13 de agosto de 1926 entre un inmigrante español rico dedicado a la producción azucarera y una sirvienta y aquí reside una de las claves que conformaron su personalidad como nos cuenta José Ignacio Rasco, compañero de Fidel desde la escuela a la Universidad: “Recuerdo a Fidel cuando llegó al Colegio de Belén con un aspecto un tanto ‘aguajirado’, de muchacho de campo, de tierra adentro. Entonces era bien retraído, tímido, un poco cortado por su situación familiar y social. Como es sabido, Fidel era hijo ilegítimo de Ángel Castro y de Lina Ruz, quien llegó a la finca en calidad de sirvienta y terminó siendo la señora de la casa. Don Ángel era un español rancio, que había desembarcado en Cuba como soldado español para pelear contra los independentistas cubanos. Luego de terminada la guerra regresó a España, pero más tarde volvió a Cuba para hacer fortuna -y la hizo- como terrateniente, al parecer, de poca ética en sus negocios. Se convirtió en un rico latifundista. Al decir de algunos era persona tosca, de modales rudos y duro con su hijo más rebelde, que era Fidel”. [1]

    La historia familiar es como sigue: Ángel Castro era analfabeto y una maestra, María Luisa Argota, le enseña a leer y a escribir, con la que termina casándose y con la que tiene dos hijos. Más de una decena de años después llega una mulata con una hija de 14 años, Lina Ruz, con la que Ángel sostiene relaciones extramaritales de la que nacen Ángela y luego Ramón. La esposa ya no acepta esta situación y se va de la finca. Lina tiene un tercer hijo que es precisamente Fidel, y más tarde, Raúl.

    Como la esposa Maria Luisa le establece una querella legal, Ángel envía a los hijos ilegítimos a Santiago, cuando Fidel cuenta con 4 años de edad. A los ocho años es bautizado como Fidel Hipólito, pero no aparece para nada el nombre de su padre. El reconocimiento paterno ocurre cuando Fidel tiene 17 años, en 1943, y entonces ya aparece registrado su nombre definitivo: Fidel Alejandro Castro Ruz. ¿Por qué “Alejandro”? Coincido con los que opinan que ese nombre que sustituye al “Hipólito” fue escogido por el joven de 17 años. Su atracción por ese nombre lo llevará a usarlo incluso como seudónimo cuando esté conspirando. Y ese dato se une con la atracción que según otros sintió por Mussolini… Alejandro “El Magno”, Mussolini…

    Ese trauma de ser hijo bastardo, e incluso de no recibir cariño de su padre, pues como cuenta el padre Llorente, Ángel Castro ni siquiera asistió a la graduación de Fidel en la escuela jesuita de Belén en La Habana en 1948,[2] lo han sufrido muchos, y aunque casi siempre deja secuelas, en general es superado, pero sobre su carácter dice Rasco “…carece de sentido del humor. No sabe reírse de sí mismo. La gravedad solemne suele ser su modo ordinario de conversar. Anda muy ajeno al choteo cubano, no obstante ser ameno en su conversación, en la que gusta más de la hipérbole y del suspenso”.[3] Pero no sólo de la hipérbole y del suspenso, sino también de la mentira, como dice el padre Llorente, el padre jesuita que era su confidente en la escuela de Belén, “El acostumbraba a mentirme y a inventar cuentos elaborados para salirse con la suya.” Y Fidel le reconocía sin asomo de vergüenza que ésa era su segunda naturaleza.[2]

    Ese no saber reírse de sí mismo, tan ajeno a la sicología típica del cubano, es un índice de su incapacidad de sobreponerse a su trauma. Lo que se comprueba cuando ya hombre no manifiesta sentimientos filiales cuando muere su padre, o cuando en el sepelio de su madre le critica a su hermano Raúl el mostrar sus sentimientos. O cuando incluso en uno de sus discursos él dice: “No sé qué tamaño tendrá el rancho en Texas del señor W.; sí recuerdo que mi padre dominaba sobre más de diez mil hectáreas de tierra.” ¿Por qué comparar al odiado jefe del imperialismo (W. se refiere a George W. Bush) con su padre?

    Mientras realizaba sus estudios en Santiago de Cuba, le escribió al Presidente de los Estados Unidos de aquel entonces una carta en la que le pedía cierta cantidad de dinero —petición que está registrada en documentos—, cosas de muchachos, pero ciertamente no de cualquier muchacho, pues esa petición implica que se siente con derecho a recibir, un cierto desbordamiento del “yo”, o por hacerlo de público conocimiento en su escuela, un deseo de sobresalir sobre los demás, una necesidad imperiosa de mostrar de lo que era capaz, de que era mejor que los demás a pesar de su origen. Esto se palpa mejor en su actividad en los deportes donde en realidad se destaca en casi todos por sobre todos los demás debido a sus extraordinarias cualidades físicas. También sacaba buenas notas, pero era un finalista: siempre se colocaba a sí mismo al borde del suspenso porque no estudiaba hasta que eran inminentes los exámenes finales, para luego en un esfuerzo maratónico donde apenas dormía, usar entonces la extraordinaria memoria fotográfica, que le permitía alardear arrancando las páginas de los libros después de “fotografiarlas” y recitarlas por número de página. Es decir, todo un cuadro sicológico de una persona que necesita la atención y la admiración de los demás.

    Pero la “locura juvenil” que cuenta Rasco más interesante, que en sus rasgos esenciales Fidel repetirá una y otra vez durante toda su vida es “…la apuesta que hizo con Luis Juncadella de que era capaz de tirarse de cabeza en bicicleta andante, a toda velocidad, contra una pared en las amplias galerías del colegio. Y lo hizo, al precio de romperse la cabeza y terminar inconsciente en la enfermería”.

    Aquí, desde la niñez, aparece bosquejado todo el cuadro de la personalidad de Fidel: un origen social ilegítimo; un padre autoritario de modales bruscos y de carácter fuerte, duro, que no lo trata con cariño, más bien con indiferencia; una constitución física excelente que le permite sobrepasar a los demás con facilidad; una memoria totalmente fuera de lo común, que le permite realizar hazañas escolares que no pueden realizar sus condiscípulos, y en el trasfondo sicológico un rechazo de sí mismo que lo impele contra toda clase de muros (el muro social que lo rechaza) conjugado con una pasión telúrica de sobresalir, de hacer apuestas para demostrar que puede realizar lo que otros no se atreven, que es mejor que los demás, quizás para ganarse-derrotar así a su padre.[4]

    Y ese rasgo esquizoide de lanzarse de cabeza sobre muros o sobre exámenes, colocándose en riesgo, y esa pasión telúrica por el poder, lo manifiesta en el Ataque al Cuartel Moncada, en el desembarco del Granma (que fue precedido de la afirmación pública de que en ese año serían libres o mártires, al estilo de una apuesta), y luego, ya en el poder, lanzándose de cabeza contra el Imperialismo Yanqui, y sobre todo, cuando años más tardes prácticamente pide la Tercera Guerra Mundial durante la Crisis de los Misiles. También durante toda su vida mantiene la necesidad enfermiza de llamar la atención rompiendo el protocolo o vistiéndose estrambóticamente de vez en cuando, estilo que luego otros líderes populistas como Evo Morales y Chávez han imitado. [5]

    En la Universidad de La Habana en 1950 obtuvo el título de leyes junto con cierta reputación gansteril. Él “reconoció” una vez, para justificar esa acusación que arrastraba de sus años mozos, en un círculo de revolucionarios, uno de los cuales me lo relató en aquella época, que por un diferendo con un profesor, él le obligó a punta de pistola a escuchar la recitación de memoria de un libro sobre un largo tema objeto de la discrepancia. Es obvio que aquí encontramos un leit motiv o lo que los jueces consideran un patrón de conducta: Fidel no duda en aplicar la intimidación a cualquiera que tenga una discrepancia con él, no importa quién sea el que discrepe. Por otra parte, hace gala de su memoria fotográfica, que quizás confunde con sabiduría. Pero tampoco se puede creer nunca nada de lo que dice sobre él mismo. Por ejemplo, siempre negó que fuera comunista hasta que un día dado, después de que tenía todo el poder en sus manos y ya no importaba, dijo que lo había sido desde mucho antes. Es decir, él es una fuente de información en la que no se puede confiar ni siquiera cuando habla de sí mismo.

    La verdad fue que en la Universidad se afilió al grupo gangsteril de la Unión Insurreccional Revolucionaria, dirigido por Emilio Tro, rival de otro grupo pandillero, el Movimiento Socialista Revolucionario bajo el mando de Rolando Masferrer. Dice Rasco “En verdad Castro procuraba evitar roces peligrosos entre ambos grupos contendientes, y a veces coqueteaba con ellos y sus líderes. Tan pronto era perseguidor como perseguido. Todos estos afanes peligrosos le daban cierta jerarquía machista entre algunos dirigentes estudiantiles. Se le consideró autor o cómplice del asesinato, o tentativa de asesinato, de algunos líderes universitarios, entre otros, de Manolo Castro, Justo Fuentes y Leonel Gómez, pero, en verdad, las pruebas no aparecieron nunca. El propio sospechoso con frecuencia dejaba correr el rumor y la intriga”. [6]

    Ya su afán de notoriedad que lo llevaba a esas intrigas, a protagonizar hechos bizarros como traer la campana de la Demajagua a la Universidad de La Habana, una campana asociada con la independencia de Cuba de España, estaba dirigido hacia la conquista del poder; ya había leído a Mussolini, a Hitler; ya se había destapado su ansia de poder político y por ello aspiró a la presidencia estudiantil de la Escuela de Derecho y a la presidencia de la Federación Estudiantil Universitaria, pero no pudo vencer la suspicacia que sus compañeros manifestaron en las urnas. El Muro de Rechazo de la sociedad que lo rodeaba en sus inmediaciones no lo aceptaba una y otra vez, pero una y otra vez él se lanzaría sobre ese muro.

    Fue en esa época que descubrió el marxismo, que se “bebió” los libros marxistas que vendían en la sede del partido comunista.

    Sin embargo, como los comunistas no eran un movimiento destacado en Cuba, sino, al contrario, muy rechazado, no se adhirió a dicho movimiento de modo abierto, porque no era un camino práctico para alcanzar el poder. Luego, después del triunfo él aclararía su estrategia de esconder sus convicciones en varios discursos.

    El regreso a Cuba del General Fulgencio Batista desde su exilio le abrió nuevas perspectivas en su búsqueda del poder. Él en 1948 se había casado con Mirta Díaz-Balart y el hermano de su esposa, Rafael Díaz Balart,se había convertido en miembro prominente del grupo político asociado con el General y él le pidió a su cuñado que lo introdujera con el mismo con la intención de inducir al General a que diera un golpe de Estado. Después que no pudo ni siquiera plantear el tema en su conversación con el General Batista, fue que decidió adherirse al movimiento “ortodoxo”, porque calculó que éste tenía más posibilidades de triunfar en la vía electoral que el movimiento político del General.

    Se adhirió al movimiento “ortodoxo”, en pleno auge, aunque nunca obtuvo la confianza de Eduardo Chibás, quien lo lidereaba y quien se inscribió en la historia cubana como uno de sus dirigentes más ilustres y limpios, a pesar de o gracias a su suicidio, ideado como un aldabonazo para despertar la conciencia de los cubanos.

    Y al final, el General Fulgencio Batista se decidió por el Golpe de Estado, dando al traste con la sucesión democrática el 10 de Marzo de 1952.

    Dejado fuera de la escena por el General Batista y los ortodoxos más conspicuos, reedita lo que había hecho cuando niño en su apuesta de lanzarse en bicicleta contra un muro y planea y ejecuta con Abel Santamaría un asalto contra el cuartel Moncada en Santiago de Cuba el 26 de Julio de 1953.

    El ataque al cuartel Moncada no fue dado por un grupo destacado de la oposición política que existía en contra del general Batista, oposición que buscaba en ese momento una salida democrática a la situación, sino por un grupo totalmente desconocido, pues tanto Fidel como los demás eran desconocidos en Cuba.

    Era absurdo pensar que con sólo un año de dictadura incruenta, ese ataque fuera a galvanizar a un pueblo como para provocar el derrocamiento del régimen, aún en el improbable caso que tomaran el cuartel. Faltaba lo que en términos marxistas se conoce como la “situación revolucionaria” y ya Fidel se había leído varios libros de Marx y de Lenin, donde aparecía ese concepto.

    El ataque no fue en modo alguno un medio real para derrocar a Batista, sino un golpe de estado en contra de los políticos antibatistianos de la época, un medio de atraer la atención pública, el foco político, hacia los ejecutantes del ataque y sobre todo a sus dirigentes[16].

    Fidel más tarde fue condenado en un juicio, por un tribunal civil en el que uno de sus miembros votó en contra de la condena (Manuel Urrutia Lleó), a quince años de prisión, y a menos años el resto del grupo atacante. Es en ese juicio donde él pronuncia su famoso alegato de defensa que llamó posteriormente “La Historia Me Absolvera”[17] —título que remeda una frase de Hitler—, que es un alegato en favor de la democracia y de la justicia social, que de ninguna forma es comunista, ni siquiera socialista. Sin embargo, como el mismo Fidel reconoce después, ya él era marxista, comunista, aunque se sabe su admiración juvenil por Mussolini, aunque quizás él hubiera sido capaz de creer cualquier cosa que lo llevara al poder, porque para él, esa era su verdadera necesidad interna: demostrarles a los demás su valía.

    Muchas veces los pueblos observan actos y hechos y no aprenden a valorarlos de modo adecuado: el discurso de defensa de Fidel en ese juicio se supone que sea la explicación ideológica de su lucha, lucha que comienza con muertos por ambas partes, pero en ese alegato Fidel esconde sus verdaderos objetivos y su verdadera doctrina. Como él continúa incitando a la lucha más tarde, muchos de los que se le unen, que incluso mueren a lo largo de la lucha, mueren engañados. El 8 de mayo de 1959 en la Plaza de la Revolución en La Habana, a cuatro meses despúes del triunfo, dijo: “Yo no sé de qué forma se podrá hablar…¿Es que alguien pueda pensar que encubrimos obscuros designios? ¿Es que acaso pudiera alguien afirmar que hemos mentido alguna vez al pueblo? ¿Es que acaso pudiera alguien pensar que somos hipócritas? ¿Entonces, cuando decimos que nuestra revolución no es comunista, por qué ese empeño en acusar a nuestra revolución de lo que no es? Si nuestras ideas fuesen comunistas lo diríamos aquí”.

    Es decir, el que encubre sus designios obscuros es un traidor, también se autocalifica de mentiroso e hipócrita si estuviera engañando al pueblo en ese momento (8 de mayo de 1959) cuando está negando que la revolución es comunista.

    Sin embargo, el 2 de diciembre de 1961, menos de dos años después, dijo en un discurso “¿Creo en el marxismo? Creo absolutamente en el marxismo. ¿Creía el primero de enero? Creía el primero de enero. ¿Creía el 26 de julio? Creía el 26 de julio”. Es decir, que él mismo reconoció públicamente que desde el ataque al cuartel Moncada (26 de Julio de 1953) era comunista y no sólo lo ocultó hasta dos años después del triunfo, sino que lo negó enfáticamente hasta ese momento, como lo hizo el 8 de mayo de 1959 al decir lo que ya hemos citado: “¿Es que alguien pueda pensar que encubrimos obscuros designios? ¿Es que acaso pudiera alguien afirmar que hemos mentido alguna vez al pueblo? ¿Es que acaso pudiera alguien pensar que somos hipócritas? ¿Entonces, cuando decimos que nuestra revolución no es comunista, por qué ese empeño en acusar a nuestra revolución de lo que no es? Si nuestras ideas fuesen comunistas lo diríamos aquí”. Por lo que en efecto, según su mismo criterio, sus mismas calificaciones, es un traidor que le escondió sus oscuros designios a todos los que ofrecieron su vida y hasta la dieron antes de que manifestara su verdadera ideología, es además un mentiroso y un hipócrita, según sus propias palabras, y esto ratifica los testimonios del padre Llorente y de Rasco, porque resulta evidente que lo hizo siempre, porque él es así desde niño, porque sencillamente no lo puede evitar ya que se encuentra en su naturaleza. Como cuando renuncia y no renuncia en realidad, lo que ha hecho dos veces en su vida, la primera para defenestrar a Urrutia de presidente cuando este denuncia la infiltración comunista en la Revolución, y la última cuando renuncia a ser Presidente y sigue gobernando desde el Hospital.

  2. Lo que no entiendo es si van a congelar los precios.. por que no bajan la gasolina a como estaba antes de los huracanes?

    Este es el proverbial “haz lo que yo digo, no lo que yo hago”.. El gobierno sube el precio del combustible, el aceite y demas productos en CUC, pero le prohibe a los demas aumentar sus precios.

    Es un absurdo subir el precio del combustible y obligar a los demas a mantener los precios antiguos!

    No hace falta una bola de cristal para darse cuenta que lo unico que provocara es que los mercados agricolas (oferta-demanda) vean mermados sus productos de forma notable.

    Nadie con 2 dedos de frente va a transportar los productos desde sus provincias gastando casi del doble de combustible para vender al mismo precio. Eso simplemente NO EXISTE.

    No se extrañen que se pierda la carne de puerco y demas cosas que se ofertan alli.
    Como el EJT es INCAPAZ de producir en las cantidades que produce el ‘guajiro’, pues se nos avecinan tiempos peores!

    Los vecinos de los ‘agros’ podrian hacer algun que otro ‘negocito’ con los guajiros para ‘guardarles’ la mercancia en sus casas por un precio. Pero ese precio habria que ponerselo a la mercancia O EN SU DEFECTOOOO!!.. Arreglaran las ‘pesas’ para poner menos libras que las que se pagan y asi sacar la diferencia que el gobierno les prohibe.

    De cualquier manera los cubanos de a pie seremos los unicos afectados porque ‘de algun lugar los campesinos van a sacar el ‘extra’.. o si no.. NO LO VENDEN MAS.. y san se acabo!

  3. Y este Luis de dónde salió, ahh, de la crisis del capitalismo.

  4. Estos comuñangas estan tan enfermos con le delirio de grandeza como los argentinos de Buenos Aires.
    Para los argentinos bonarenses Argentinas es el ombligo del mundo, el pais mas grande del mundo, todo lo de ellos es lo mejor y miran en menos al resto de latinoamerica.
    Quien les habra dicho a los cubanos comunistas que tienen una universidad entre las mejores del mundo, quien les habra dicho que sus medicos son los mejores del mundo, quien les habra dicho que este es el blog mas dinamico de la red.
    No hay peor ciego que el que no quiere ver.
    Pobre diablos que viven alabandose su mediocridad como si fueran el centro del universo.
    Isla rodeada por el mar, comunicaciones controladas por un gobierno dictatorial y poco contacto con los extranjeros y la realidad internacional, eso es lo que tienen, informacion manipulada para hacerles creer que lo que hacen es meritorio.
    Hambre, miseria, atraso y destruccion es todo lo que tienen.
    Yo estuve en la universidad de La Habana y no recuerdo de todas esas regalias alimentarias que habla una tonta que por aqui pregona. Solo habia meriendas y almuerzos deficientes que habia que pagar muy caros. No se que universidad tiene aire acondicionado en sus salas, yo no las vi.

  5. A ella le dolio mucho el post, seguro que como tiene plata es de las que compra en el mercado negro.

  6. La bloguera con el refrigerador lleno, desde qué piso, desde el 19 o el 14.

  7. Gracias, así puedo ver como el editorial de Granma aplasta el post de la otra Y.

  8. Y aqui va un comentario muy real de Yoani Sanchez, la mas autentica bloguera de Cuba. La mas realista, la que mas dice en un solo par de parrafos. Por supuesto, que la negra chancletera no conoce absolutamente nada de lo que aqui se dice, porque ella vive en su burbujita de rata acomodada:

    Las noticias más importantes que aparecen en la prensa cubana no vienen con un título que delate su contenido. Bajo el calificativo de “Información a la población”, “Nota del Ministerio del Interior” o “Declaración del Consejo de Estado”, nos enteramos de los hechos más trascendentes. Este lunes ha sido el Granma el que –con letras inmensas– anunciaba una “Información a nuestro pueblo”. Rápidamente los viejitos compraron todos los periódicos en los estanquillos y subieron, a dos pesos, el precio de reventa de un ejemplar del órgano oficial del Partido Comunista de Cuba.

    “Granma está autorizado a informar” confirmaba el rotativo, como en sus tiempos lo hicieran las páginas del periódico soviético Pravda. La expresión me hizo reparar en cuántas noticias le han ordenado no decir a nuestro diario de mayor tirada, y con qué disciplina ha cumplido esa orientación de callar. Me sacudí las reminiscencias estalinistas de la primera plana y pasé a la lectura. Después de un par de párrafos ya me quedaba claro que no sólo el diseño recordaba lo peor de la prensa rusa antes de la Glasnost, sino también el tono y las amenazas. Con la advertencia de que “cualquier intento de violar la ley o las normas de convivencia social recibirá una rápida y enérgica respuesta”, el editorial advierte a los especuladores, acaparadores o vendedores del mercado informal del castigo que les espera.

    Confusión especial me ha dejado un pequeño párrafo que –en el centro de tan pravdiana composición- señalaba: “Así se actuará invariablemente ante tales hechos y contra toda manifestación de privilegio, corrupción o robo…”. Cómo podrá dar abasto la Fiscalía General de le República ante tantos privilegios, otorgados a la fidelidad ideológica, que abundan en esta Isla. Se incluirán en estos excesos que serán penalizados la casita en la playa en la que el teniente coronel vacaciona con su familia, la jabita con pollo y detergente que le dan al censor para que filtre las páginas web, el acceso a precios preferenciales que reciben los delatores y los “quebrantahuesos” de la Seguridad del Estado. Son esos los privilegios que veo a mi alrededor, pero no creo que Granma se haya lanzado en una cruzada contra ellos. Eso sería un acto de autofagia.

    “Amenaza a nuestro pueblo” debería titularse este texto, pues todos somos incluidos en las duras palabras que parecen estar destinadas sólo a los delincuentes. Lo leo así, porque quién en este país no traspasa la línea de la ilegalidad para comprar algo; qué ciudadano no depende del mercado negro; cuántas familias no viven del desvío de recursos ante la indigencia de sus salarios, cuáles son los mecanismos de distribución que no estén plagados de corrupción –tan repudiable, pero que el propio Estado ha tolerado, porque es una de las válvulas de escape para impedir la explosión social–. El fantasma de Pravda no es el único que he percibido con la lectura de este texto, sino el de la radicalización, la mano dura y el Estado de emergencia. Esa situación de constante batalla contra algo, en la que tan cómodamente parecen sentirse nuestros gobernantes.

  9. Negrita chancletera, nosotros conocemos a Cuba y su realidad mucho mejor que tu, que vives con prebendas, mientras nuestros familiares y amigos, con los que convivimos y compartimos, son unos simples cubanos de a pie, que no tienen la oportunidad que te dan a ti de escribir mierdas sobre lo que no sabes y repetir como cotorrita amaestrada.
    Esos cubanos saben muy bien cual es la verdad en Cuba, no la basofia que las ratas como tu pretendern vender a los incautos e idiotas en este blog.

  10. Aleida María, en Septiembre 29th, 2008 a 7:41 pm Dijo:
    No escribo mierdas, sabes bien lo que dijo, no engañes a los cubanos, aquí vivimos dos millones, ¿Estás entre los cubanos ricos?

    Cómo viven los de la Pequeña Habana, en tu Miami.

    No jodas, vete a meterle cuento a otro, a lo mejor tienes un carro de hace cuatro años. Así dicen todos, y luego no tienen nada. Se pasan la vida metiendo metiras por la red.

    ————–
    Aleida,
    saludos, bienvenida al Blog. más dinámico de la Red. Muy buena tu respuesta a los Observadores desde USA…..ellos saben de la realidad cubana, como los yanquis de geografía…jajajajaj

  11. El Angel Negro, en Septiembre 29th, 2008 a 6:32 pm Dijo:
    Bueno, es discutible. Depende lo que él entienda por pobreza.

    Con 40 años de bloqueo, donde es imposible comprar materiales de la construcción, tenemos muchas casas en malas condiciones, y hambre, lo que se dice hambre, no creo, aquí todos tenemos una cuota, desde Plablo hasta Silvio y Eliécer, todos desayunan almuerzan y comen, pase lo que pase, el cubano hace tres comidas, hambre en Africa, que puedo hablar de ella.

    Además, todos los cubanos tienen el pan de cada día, si no llega, se forma, a 0.15 centavos cada pan. Y en estos días está llegando mucho mejor.

    Me preunto, Eliécer estudia en una universidad, supuestamente una de las mejores del mundo, ingeniería informática, sin costo, con desayuno, merienda, almuerzo, merienda, comida, merienda, aire en las habitaciones, buenas camas, en La Habana, lo transportan a su provincia cuando tiene pase….

    Alguno de ustedes sabe el costo de esto en una universidad de México, o de Estados Unidos.

    ————–
    Me encontré en la cafetería del Yara a dos chicas (una de Ecuador y la otra no recuerdo), en fin ambas se iban para Holguín, para estudiar “logopedia” y por curiosidad le pregunté, el pq no estudiaba en su país la respuesta: “Soy pobre y me costaría aprox. 10 mil dólares.”

    Suponiendo que Eliecer se haga todas esas preguntas, es muy claro que política no puede hacer en el futuro, le falta estudiar mucho. Ese joven sin Fidel en el poder, habría muerto de parásitos en el medio del monte, o simplemente otro brazo más para el campo…que mucha falta hace en Cuba.

  12. Gracias amigo El Cua: Yo tengo una anecdota que guarda relación con lo que le pasó a Eliecer Avila. Esta fue en la UH con algunos muchachos. Aunque no hubo declaraciones de tanta rimbobancia, sí salieron en algunos cables. Uno de ellos fue forzado a dejar la Universidad. No la puedo contar porque fui uno de los protagonistas. Pero te la enviaré por e-mail.

  13. Esta gente no tiene pliegues.. son unos desflecaos como dijera un amigo del alma.

    No tienen verguenza.. pero lo mejor es ver como salen despavoridos ante la evidencia.. Actuan como las ratas o las cucarachas ante el veneno.. huyen a toda velocidad!.. Eso demuestra que ademas de desvergonzados son cobardes y que la supuesta ‘batalla’ de ideas la tienen perdida antes de empezarla.

    La verdad siempre se impone!.. por mas que traten de cubrirla, desfrazarla o desfigurarla, la verdad siempre sale a la luz y los farsantes son descubiertos como tales.

    Aqui los tienes. Al menos algunos han tenido la decencia de no entrar aqui a justificar lo imposible.
    Esos son los que dia a dia aunque no lo admiten, se llevan nuestras denuncias a sus casas y en el fondo de sus consciencias, alli donde la mano peluda del gobierno no logra penetrar, saben que tenemos la razon.
    No esperemos de ellos que acepten su equivocacion.. ellos intimamente lo saben, pero como cualquier cubano que necesita seguir ‘tirando’, tienen que ponerse la careta de la doble moral y seguir fingiendo para no perder la carrera, el trabajo, la casa o los exiguos beneficios que hoy tienen.

    Asi es la vida en Cuba..por eso yo perdono a la mayoria.. (no a todos, aqui hay verdaderos esbirros sedientos de sangre). La mayoria se informan gracias a nuestras denuncias, a las informaciones que les llegan y en privado las razonan y se dan cuenta de la miseria moral en que viven.
    Pero no les podemos pedir que hagan un harakiri.. no solo ellos sufririan las consecuencias.. la familia tambien.. Cuantos no tienen hijos, padres, hermanos?.. todos ellos podrian sufrir las consecuencias.. asi que por eso siguen el juego, como lo he hecho yo todos estos años y como muchos que ahora viven fuera, tuvieron que hacer mientras vivian aqui!.

  14. Bueno, amigos (esto no es para las ratas comunistas),
    Por ahora me voy del aire, hasta la proxima.
    Si regresa aleidita-pancho el chivaton, le dicen que ya se perdio la oportunidad que le ofreci, pero que si quiere que le enseñe algo de gastos de una familia y demas, en el area metropolitana de NY, que me busque por aqui, que yo si que no me pierdo como ella- aunque yo se que ahora entrara con otro nombrecito- porque el que no las debe, no las teme.

  15. Saludos de nuevo, elcua,
    Viste como regreso el santiaguito-no-se-cauntos con sus kilometricos-idiometricos corta y pega?

    Lo habiamos dicho y asi tenia que cumplirse, cualquier cosa por desviar la atencion de la entrevista. Les duele hasta en el ultimo pliegue, si es que les queda alguno.

  16. Bienvenido Lex amigo..

    Me alegra verte por aca haciendo trizas las estupideces del grupo yohandry!

    Gracias por retornar tal y como te pedi!

    Que te parece Eliecer?.. Los dejo desnudos completamente.

  17. 100% Gusano, en Septiembre 29th, 2008 a 8:13 pm Dijo:
    Siempre he dicho que soy un pobre costurero que tiene suficiente para pagar escuela, salud, comida, casa, luz, internet, teléfonos, y mandar para que en Cuba vivan cinco personas después de darle su tajada de 18 % a la robolusión
    ——————————————–

    De acuerdo contigo totalmente, pero es que las RATAS COMUNISTAS no pueden entender que eso sea asi, o quizas, no les conviene creerlo.

  18. Los que no nacieron en Cuba siempre me preguntan ¿si a los cubanos no les gusta el socialismo porque no se rebelan?
    A parte de la represion sicologica y fisica a que son sometidos existe una terrible confusion donde hay muchos que creen que no es culpa del sistema, muchos creen que los americanos son los culpables y por otro lado los dirigentes corruptos a los que llaman tapaitos. Esta inmensa muchedumbre que a veces tiene el valor de criticar al sistema, a la misma vez pone como parche antes de la herida, que estos son los culpables de la ineficacia del pais y no la mentira y la corrupcion desmedida que ha venido desde el mismisimo comandante.
    Ellos juran que el pobrecito dictador no sabe de lo mal que funciona el pais. El no puede estar en todas.

  19. …un saludo…me acabo de meter y ya me tengo que ir; después sera. ¡VIVA FI’D’EL!

  20. Cenizas de un gigante
    LUIS HERNÁNDEZ SERRANO

    Julio Antonio Mella: eterno revolucionario.

    En una de sus más ilustres sentencias morales, José Martí dijo que “Nada es el hombre en sí y todo lo que es él, lo pone en él su pueblo. A veces está listo el pueblo y no aparece el hombre. A veces aparece el hombre y no está listo el pueblo”.

    Pero el 26 de Julio de 1953, estaba listo el pueblo y afortunadamente apareció el hombre, en aquella madrugada de Santa Ana, escopeta de cartucho en mano, disparando contra la segunda fortaleza militar de la dictadura batistiana.

    Aquel hombre sostuvo la antorcha martiana desde aquel instante de combate —y no la ha dejado caer— como también la sostuvo otro joven que lo precedió heroicamente y para el cual escribimos estas líneas: JULIO ANTONIO MELLA .

    El sobresaliente luchador, escritor, poeta y martiano de excelencia, Juan Marinello, llamó a Mella “el gran muchacho”.

    Pudiera parecer una sencilla o una simple definición teórica. Pero cuando Marinello decía “gran muchacho”, quería decir grandes cosas.

    Por ejemplo, quería decir, como dijo textualmente: “El luchador que proclamó que el revolucionario puede ser útil hasta después de la muerte”, aludiendo precisamente a una hermosa conclusión a la que llegara el propio Mella.

    Y quería decir Marinello también —como dijo— que “Mella retaba, la frente empinada como el mentón, la injusticia terca de los hombres”.

    Y quería decir que “Mella fue quien situó sobre nuevos niveles la rebeldía estudiantil, pidiendo una universidad Servidora de la mayor justicia y fuente de una cultura libertadora”.

    Y quería decir Marinello: “Mella fue conductor enérgico y certero en la lucha del proletariado y de las masas populares, orientándolas por la senda del marxismo-leninismo, hacia la liberación definitiva”.

    Hablaba el insigne escritor cubano del joven fundador junto a Carlos Baliño, del Partido Comunista de Cuba, el 16 de agosto de 1925, del Julio Antonio que fue un adelantado del marxismo en Cuba y en el continente.

    Para recordar cómo llegaron a nuestra tierra, el 29 de septiembre de 1933, hace 75 años, las cenizas mortales del bravo dirigente estudiantil y comunista, escribo estos apuntes.

    En su célebre artículo, “Cenizas sin muerte”, publicado por la revista Bohemia el 1ro. de octubre de 1933, Juan Marinello califica al joven revolucionario cubano como “el Cid legendario que está ganando las más grandes batallas con sus restos inertes”.

    Y reflexionó: “Esas cenizas guardan el grito de las multitudes desangradas día tras día en los cañaverales, en las minas, en las fábricas de América. Esas cenizas acusan en su inanidad a toda una raza continental de politiquillos subidos al mando por el trampolín de la embajada yanqui”.

    EN BUSCA DE SU TUMBA

    Lo asesinaron a traición en México, el 10 de enero de 1929 y lo sepultaron provisionalmente en el cementerio de Dolores. Los libros sepulcrales consignaban que en la tumba número 45. Sin saberlo, los asesinos acabaron con la vida física —siempre efímera— de uno de los más ilustres cubanos de todos los tiempos. Y pensaron que matándolo matarían sus grandes visiones.

    Para cremarlo y traerlo clandestinamente a Cuba, todo fue una especie de odisea revolucionaria. La comisión creada se guió en Dolores por el pequeño monumento hecho por el Partido Comunista de México y colocado sobre su tumba. Pero al llegar al lugar del cementerio, abrieron una tumba que no era, pero a la que habían trasladado dicho monumento.

    Fue algo crudamente curioso: abrieron la tierra, pero encontraron “un maxilar amarillo, pequeño, cobarde. De todos salió un grito: ¡No! Se buscaron los libros póstumos y se supo que allí se había enterrado ‘a un señor manso y anónimo. El monumento había sido movido de su verdadero lugar”.

    Y cuando escarbaron en el lugar exacto, alguien exclamó: ¡Es él! “La calavera es grande, fuerte, el mentón poderoso, retador”, escribió Marinello.

    Los despojos de Mella fueron cremados a medias, claro que en un crematorio primitivo y rústico y cuando se extrajeron, el cráneo pensador no se había convertido en polvo. La cremación había sido incompleta. ¡Como si sus ideas no admitieran el fuego de la destrucción!

    Pero no había tiempo que perder, pues los cuerpos represivos estaban cerca de la pista del hecho. Fueron llevadas las cenizas a una casa donde se encontraba residiendo la cubana Mirta Aguirre. El grupo se reunía clandestinamente para planear cómo llevar esos despojos hacia Cuba. Era el Comité de Frente Único Pro Mella.

    El acto se despedida de los restos, se hizo en el Anfiteatro Bolívar, simbólico nombre, en la Escuela Nacional Preparadora, en la propia Universidad azteca. Estaban los integrantes del colectivo rescatador.

    A la salida del Anfiteatro hubo pelea con la policía. Fue apresado uno de los miembros de la comitiva revolucionaria. Los gendarmes capturaron el cofre de las cenizas, solo que estaba vacío, por lúcida y oportuna precaución. Solo contenía un papel dirigido a la policía, para no fuera tan entremetida en cosas sagradas como aquella.

    Las cenizas al fin llegaron a la Isla y fueron veladas en una casa en los altos de Reina y Escobar, en La Habana. Después por supuesto, estuvieron en diversos escondites y cuando un día quisieron ponerla en un sitio habanero para venerarlas, la policía habanera intentó desaparecerlas y capturó también el cofre, pero tampoco tenía cenizas, sino risas.

    Solo después del triunfo de la Revolución, los restos de Mella estuvieron verdaderamente seguros. Y cuando el 50 aniversario del primer Partido Comunista de Cuba, en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, tuvieron su homenaje, en 1975. Y pasaron al Museo de la Revolución, hasta que recibieron como definitiva morada un monumento frente a la casa de estudios donde desarrolló sus primeras actividades revolucionarias y en la calle, entre los trabajadores y el pueblo, a los que dio lo más poderoso y duradero de su acción guiadora.

    Allí permanecen sus cenizas y los estudiantes están orgullosos de tenerlas cerca, porque Julio Antonio Mella fue y es un joven para venerar.

    ———————————————

  21. 100% GUSANO: TE ENVIARE UN MAIL URGENTE. LEELO.

  22. Puede asomarse por allí, o dar su dirección como hizo Observador.

    Ella lo acusó de mentiroso, sin pruebas.

    Él intenta probar que no es mentiroso.

    Ahora la pelota está del lado de ella, o va a su oficina, o se encuentra con él, o le dice dónde visitarla.

  23. El enemigo imperialista es taimado, es bajo, es artero, el enemigo imperialista es capaz de lo más inimaginable, el enemigo imperialista acude a cualquier arma, desde el asesinato de dirigentes hasta invasiones militares, siempre buscando la mano asesina, siempre buscando al gángster, siempre buscando el pretexto y nosotros debemos ser no solo valientes, sino también inteligentes; nosotros tenemos que ganarle la partida al enemigo imperialista, nosotros tenemos que salir victoriosos en la batalla contra el enemigo imperialista (APLAUSOS); nosotros tenemos que ganarle todas las batallas al enemigo imperialista como le hemos ganado la batalla a la ONU (APLAUSOS). Y el enemigo imperialista está allí batido en la ONU; los guerreristas, los armamentistas, los enemigos de la paz están recibiendo allí un rudo golpe ante la opinión pública del mundo y esas batallas de opinión pública en el mundo hay que ganárselas; al enemigo imperialista hay que desenmascararlo ante la opinión pública del mundo, al enemigo imperialista hay que desmoralizarlo ante el mundo; a los armamentistas, a los guerreristas, a los que juegan con el destino de la humanidad, hay que derrotarlos en todos los campos (APLAUSOS). Y ya que nosotros hemos pasado del ABC en cuestiones revolucionarias y políticas, ya que nosotros hemos pasado el primer grado, el segundo grado, el tercer grado, estamos ya en el bachillerato en cuestiones revolucionarias y políticas (APLAUSOS), tenemos que ir orientándonos y preparándonos mentalmente y educándonos sobre estas cuestiones; todos los días aprendemos algo más y es bueno que nuestro interés por el problema internacional no disminuya.

    Nosotros virtualmente no nos preocupábamos de los problemas internacionales y eso era lógico; nosotros no éramos más que una “colonita” yanki, para qué nos íbamos a preocupar de los problemas internacionales; nosotros no hacíamos otra cosa que la que decía allí el delegado yanki; nosotros nunca opinábamos; nosotros nunca decíamos nada; nosotros nunca decíamos ni esta boca es mía, en la ONU ni en la OEA, ni en ninguna parte del mundo; nosotros éramos seres silentes y obedientes. Por eso nadie se preocupaba aquí de los problemas internacionales y decíamos, bueno, ese es un problema yanki, allá los americanos. Que declaraban una guerrita, detrás veníamos nosotros y declarábamos otra guerrita; que hacían una declaración, y detrás veníamos nosotros y hacíamos otra; que iban a otra guerrita y detrás íbamos nosotros a esa guerrita: que hacían ellos la paz y nosotros hacíamos la paz. ¿Qué éramos nosotros? Por eso nadie se preocupaba, pero ahora que nosotros opinamos también en el mundo, ahora que formamos parte del mundo, es bueno que nos instruyamos sobre todos los problemas internacionales y sepamos qué pasa en América Latina, qué pasa en Africa, qué pasa en Asia, qué pueblos allí viven, cuáles son sus riquezas, cuáles son sus aspiraciones, cuáles son sus problemas, qué postura tienen sus gobiernos y vayamos nosotros en el bachillerato de la política y de la revolución, aprendiendo geografía política internacional (APLAUSOS).

    Fidel Castro

  24. Que te parecio, 100% gusano?

    Yo creo que desenmascara la mentira completamente.

    Fijate si es asi, que las RATAS solo saben correr y esconderse.
    Se perdieron durante toda la mañana, alejito salio huyendo temprano, el angelito trato de prepararse como pudo, pero tambien fue echando. Solo regreso el idiota de santiago-no-se-cuantos con sus discursos y sus idioteces para tratar de desviar la atencion, como siempre, con la misma tactica de todas las ratas.

  25. Aleida, no te confíes de estos tipos, son mafia pura, bueno.

  26. Siempre he dicho que soy un pobre costurero que tiene suficiente para pagar escuela, salud, comida, casa, luz, internet, teléfonos, y mandar para que en Cuba vivan cinco personas después de darle su tajada de 18 % a la robolusión

  27. Así que no asistas a ninguna parte, que estos, te caerán a palo.

  28. Y se perdio aleidita-pancho el chivaton.
    Que le habra pasado, cogio miedo?

  29. Ya publiqué la entrevista a eliécer

Los comentarios están cerrados.