Veinticinco verdades sobre las elecciones en Estados Unidos

Estados Unidos, el país que tanto pretende imponer su versión de la democracia en cada rincón del mundo, posee uno de los sistemas electorales más complejos, incomprensibles e incongruentes del planeta. Aquí se exponen 25 de las muchísimas verdades que pudieran enumerarse acerca de las elecciones presidenciales de esa nación.

1.- Al contrario de la mayoría de los países donde el ciudadano es inscrito en listas electorales a través de un proceso asumido por el Estado o se encuentra empadronado automáticamente por ser ciudadano, para tener derecho a votar el ciudadano norteamericano debe empadronarse por sus propios medios, realizando trámites que varían según su lugar de residencia, a veces por intermedio de activistas de algún partido.

2.- Lo que en otros países sería considerado como una flagrante violación de la confidencialidad del voto, se sugiere al ciudadano declarar su preferencia electoral entre el Partido Republicano y el Partido Demócrata. Esa información, si es expresada, quedará luego accesible públicamente y se usará incluso para la definición de las circunscripciones.

3.- Más de cuatro millones de norteamericanos no pueden votar por estar presos, bajo libertad vigilada o, simplemente, por tener un antecedente penal de un delito mayor. Algunos estados prohíben votar de por vida a los ex penitenciarios.

4.- En cada elección, miles de votantes, aunque formalmente inscritos, son luego excluidos de las listas electorales, mediante una serie de trucos como el “caging” que permite eliminar a un elector si no contesta a una solicitud hecha por correo a su dirección. Entre las víctimas se encuentran los soldados estacionados en el extranjero.

5.- En las elecciones del 2000, en la Florida, Jeb Bush contrató a una empresa llamada Database, para que “depurara” las listas electorales: decenas de miles de electores empadronados en ese Estado fueron eliminados de los padrones. Respetables ciudadanos no pudieron sufragar porque sus apellidos eran fonética o gráficamente parecidos a los de personas con antecedentes de delitos mayores.

6.- La gran mayoría de las víctimas de tales procesos de exclusión son negros, latinos o miembros de minorías raciales, un sector de la población más propenso a votar por los demócratas. Un ejemplo: en la Florida, más del 30% de los hombres negros no pueden votar por tener antecedentes penales. Sin embargo, el Washington Post calculó en más de seis millones, en todo el país, la cantidad de personas contabilizadas más de una vez.

7.- De acuerdo a las quejas expresadas al terminarse el escrutinio del 2004, las irregularidades el día de votación son innumerables: además de la supresión deliberada del voto en zonas cuyos electores apoyan a los demócratas, de las urnas electrónicas que cambian el voto, de la anulación arbitraria de sufragios, el cómputo del voto es deliberadamente manipulado en numerosos distritos. El voto por correo es constantemente objeto de fraude. En el condado miamense de Broward, en el 2002, se determinó que 104 000 votos fueron omitidos por las máquinas y hasta 55 000 boletas perdidas en el correo.

8.- Caso único en el mundo, cada estado o municipio determina el método de votación: papel con lápiz, cartón con bolígrafo, tarjeta perforada, aunque cada vez más se favorece el voto computarizado, manejado por empresas dominadas por intereses republicanos. Los sistemas de votación dependen de cada estado y, dentro de éste, de cada condado.

9.- El controvertido uso de puestos de votación electrónicos que no emite recibos al votante, resultados de voto obviamente sin relación con la clientela electoral, fallos técnicos y demás desviaciones de resultados son constantemente (e inútilmente) objetos de denuncias, en cada escrutinio, en el territorio entero. En el 2002, en la Florida, un sistema electrónico de votación registró una tasa de participación de 900% en un sector de voto.

10.- Cerca del 50% de los ciudadanos habilitados para votar no votan, y de una elección a la otra, la tendencia a la abstención es galopante. Según un sondeo de la Universidad de Harvard y del diario The Wahington Post, uno de cada cuatro ciudadanos con derecho a voto dice estar disgustado con la política electoral.

11.- El ciudadano norteamericano no vota por su candidato preferido sino a favor de un partido que designará Grandes Electores cuyo Colegio Electoral luego elegirá al presidente, sin obligación alguna de respetar el deseo del elector o a dar la presidencia al candidato con más votos. En el 2000, Al Gore tuvo la mayoría de los votos y George Bush recibió la Casa Blanca por el número de votos en el Colegio Electoral. En el 2004, la victoria republicana en Ohio fue también atribuida al fraude en la recopilación de los votos.

12.- Cada estado tiene un número de votos electorales según su población más los senadores con que cuenta, más el número de representantes a la Cámara Baja. ¿Entendió? ¿No? Normal, la mayoría de los norteamericanos tampoco. En virtud de esta regla, California tiene 55 Grandes Electores, siete Estados solo tienen tres. El régimen constitucional concede igual número de senadores a cada Estado, por despoblado que sea, con el resultado de que los estados pequeños tienen una representación desproporcionada en el Colegio Electoral.

13.- Casi nadie conoce a los Grandes Electores, personajes designados por los propios candidatos -parece que a nadie tampoco le importa su identidad.

14.- La fórmula “winner take all” (el ganador se lleva todo) es aplicada a los resultados del escrutinio en 48 Estados: el partido que más votos recoge en un Estado adquiere todos los Grandes Electores de este Estado. Esta regla garantiza a uno de los dos grandes partidos la victoria absoluta en cada estado y hace virtualmente imposible el acceso a un tercer partido al poder. Resulta que este sistema anula el voto de la mayoría de los votantes. Un candidato sólo tiene que recibir más votos que cualquier otro para llevarse todo el estado; los demás efectivamente no cuentan. Sólo dos estados (Maine y Nebraska) usan el sistema proporcional.

15.- El diseño y el rediseño de las circunscripciones se hace periódicamente en función de los intereses de los elegidos, según la ubicación de su clientela electoral, de tal forma que la gran mayoría de los representantes a la Cámara Baja son reelegidos sistemáticamente

16.- Las contribuciones electorales son la base de la sobrevivencia política de los congresistas y de los partidos. Proceden en su gran mayoría de las grandes corporaciones que garantizan así la disponibilidad absoluta de los políticos hacia sus intereses. Las contribuciones de empresas a través de llamados Comités de Acción Política o manejados por miles de lobbyistas, alcanzan sumas multimillonarias. Aunque algunas leyes pretenden limitar el valor de las donaciones individuales, es conocido que grandes contribuciones se realizan de todas formas a través del uso de distintas identidades de supuestos donantes.

17.- En quince estados las elecciones son regidas por un Secretario de Estado, nombrado por el Gobernador. En el 2004, en la Florida y en Ohio, los secretarios de Estado fueron a la vez copresidentes de las campañas de Bush en su área.

18.- En las elecciones del 2004, miles de votantes demócratas fueron recusados por el Partido Republicano objetando, sin motivo real, su derecho a votar. Esta técnica es utilizada por todos los partidos. Fiscales federales fueron despedidos por negarse a contribuir a este esquema fraudulento.

19.- Las presidenciales tienen lugar siempre un martes cuando la mayoría de los electores están en el trabajo. A pesar de las leyes, no se les permite a numerosos trabajadores ausentarse de su centro de trabajo ese día. Los horarios de apertura de los puntos de votación no dejan tiempo a mucha gente para llegar a su circunscripción a ejercer el voto.

20.- A menudo se provocan, a propósito, largas colas en determinados puestos de votación, con la consecuente espera, lo que impide a muchos ciudadanos expresar su voto. En el 2004, el promedio de espera fue de 12 minutos en los barrios blancos y de 58 en los barrios negros.

21.- Para ser reconocido nacionalmente para las presidenciales, un tercer partido tendría que reunir 73 000 firmas en Oklahoma; 165 000 en California; más de 100 000 en Carolina del Norte y en Florida, según las exigencias diferentes de cada Estado. El total para el país entero sería de más de un millón.

22.- Reglamentaciones locales impiden o restringen, en varios lugares, a candidatos de tercer partidos manifestarse en lugares públicos. La policía se encarga de aplicar rigurosamente las voluntades de los funcionarios y de los politiqueros locales. El Partido Demócrata gasta millones en abogados para impedir, mediante demandas de hostigamiento, que terceros candidatos logren estar en la balota de cada estado. Los dos partidos y los medios de comunicación no permiten que terceros candidatos participen en ningún debate, excluyendo hasta candidatos de sus propios partidos que se hayan desviado de la línea de su monopolio político.

23.- Los medios de comunicación, que viven de la publicidad comercial de los grandes consorcios y que se benefician de las campañas millonarias de los grandes partidos, ignoran sistemáticamente a los candidatos de los terceros partidos.

24.- Los candidatos a la presidencia de los grandes partidos concentran su campaña en una docena de Estados (“swing states”), los únicos cuya votación no es totalmente predecible y cuyo peso en términos de Grandes Electorales puede afectar el resultado final.

25.- Según sondeos, una gran mayoría de los electores desean elegir al presidente en sufragio universal. De manera evidente, a pocos políticos les conviene cambiar un sistema que les asegura, en muchos casos, reelecciones casi automáticas.

¿Hay esperanza de que los norteamericanos, algún día, tengan un sistema electoral que respete las normas universalmente reconocidas de voto?

Tan antidemocrático resulta el actual proceso regido por el obsoleto sistema de los Grandes Electores que la Corte Suprema de Florida no se molestó al subrayar que “el ciudadano individual no tiene derecho federal constitucional a votar por electores del Presidente de los Estados Unidos”, al ser su voto un “privilegio” otorgado por el Estado y no reconocido por la constitución.

La lentitud del débil proceso de reforma del sistema electoral, cuyas reglas fundamentales fueron establecidas en 1787, la corrupción generalizada a través de las contribuciones millonarias a los fondos de campaña y la enajenación político-cultural hacen descartar toda esperanza de una elección presidencial realmente democrática en un futuro previsible.

Colaboración de Jean-Guy Allard

Cuba anuncia que no está previsto incremento de precios

Información a nuestro pueblo

Es conocida por la población la situación que hoy afrontamos. La prensa ha informado con amplitud al respecto, pero ante todo millones de compatriotas han sufrido en carne propia la devastación de los dos poderosos huracanes que nos azotaron y la gran mayoría comprende que se requiere tiempo para recuperarnos de los enormes daños ocurridos en mayor o menor medida en todo el país.

Una vez más hemos comprobado que socialismo significa solidaridad y capacidad de ayuda inmediata a los afectados a partir de las reservas del país, los aportes solidarios y las decisiones emergentes adoptadas. De un extremo a otro de la nación se trabaja con orden y disciplina. Nuestro pueblo está dando otra muestra palpable del poder multiplicador de la moral, la unidad, la decisión de resistir y la confianza en sus dirigentes y sobre todo en sí mismo.

Esa ejemplar actitud contrasta con la egoísta de aquellos que se limitan a lamentarse y exigir que los demás resuelvan sus problemas. Resulta especialmente detestable la conducta de los inescrupulosos que intentan sacar provecho de necesidades apremiantes de los ciudadanos o de los rumores echados a rodar por el enemigo y quienes aquí le hacen eco, sobre ficticias subidas de precios o escasez de productos que motivan compras excesivas y el consiguiente desabastecimiento momentáneo.

Granma ha sido autorizado a informar que en las circunstancias actuales no está previsto incremento de precios de ningún bien de primera necesidad, normado, de venta liberada u ofertado en las tiendas recaudadoras de divisas, a pesar del crecimiento generalizado de los costos de las importaciones.

La alimentación del pueblo es una de las primeras prioridades del país, junto a la recuperación de la vivienda, la electricidad y demás servicios esenciales.

No se ha perdido un minuto en enfrentar los daños en la agricultura. Están garantizadas las importaciones planificadas de cereales, granos y otros renglones, y se contratan con celeridad otras adicionales como opción de venta a la población ante la reducción temporal en la oferta de viandas y frutas que existirá en los próximos meses o para producir por la industria alimenticia determinados productos de alta demanda.

Rápida ha sido igualmente la respuesta a las justas quejas y preocupaciones ante los abusos de acaparadores y especuladores que trafican con productos frecuentemente robados o adquiridos en cantidades desproporcionadas en el comercio minorista. La prensa viene denunciando tales conductas y todas las fuerzas de la sociedad están en función de impedir que prosperen.

Se ha accionado con rigor frente a quienes han violado la ley con el pretexto de resolver determinada necesidad personal, poniéndola por encima del interés colectivo. Ha sido mayor la sanción para los casos excepcionales de individuos que han incitado a otros a secundarlos en sus fechorías.

Así se actuará invariablemente ante tales hechos y contra toda manifestación de privilegio, corrupción o robo, más aún si se trata de recursos destinados a los damnificados.

Respecto a los productos del agro, se ha decidido a partir de hoy, 29 de septiembre, mantener en los mercados agropecuarios estatales y puntos de venta los precios acordados por los Consejos de la Administración Provinciales y divulgados por los medios de prensa locales. En los mercados de oferta y demanda se establecerá provisionalmente como precios máximos los existentes antes de los huracanes para un grupo de productos básicos.

Los responsables de estos establecimientos, inspectores y cuanta autoridad esté involucrada en ellos responden por el cumplimiento de lo dispuesto. Además todos debemos exigirlo, de manera individual o mediante las organizaciones políticas y de masas, especialmente en la comunidad, desde la colocación de los precios en las tablillas hasta la denuncia a los reacios a la persuasión o a quienes cometan delitos.

Apelamos y esperamos que prevalezca la conciencia y la actitud solidaria de quienes comercian con productos, al igual que entre productores e intermediarios, para que asuman con responsabilidad su parte y mantengan abastecidos los mercados y puntos de venta.

Cualquier intento de violar la ley o las normas de convivencia social recibirá una rápida y enérgica respuesta. Además de las medidas administrativas que correspondan, los órganos del Orden Interior continuarán actuando con energía, ajustados a lo establecido en la ley, y los Tribunales aplicarán con el máximo rigor el Código Penal vigente a quienes delincan en las circunstancias especiales actuales.

Así se ha hecho en los primeros casos probados de acaparamiento, robo o venta ilícita de alimentos y materiales de construcción; sustracciones de combustible, cables eléctricos y telefónicos, angulares de torres de alta tensión y otros delitos de similar carácter, cuyos autores han sido condenados según la gravedad de los hechos cometidos.

Cuando resulte necesario, se publicarán los nombres y las sanciones recibidas en los medios de difusión masiva locales e incluso nacionales, si la trascendencia del hecho lo amerita.

El país se recupera de forma sostenida gracias al esfuerzo de la mejor y mayor parte de los cubanos. Tan ejemplar actitud no puede convivir con el delito ni las conductas antisociales y no habrá impunidad ni tolerancia ante ellas.

La Revolución continuará defendiendo firmemente, como ha hecho siempre, los intereses del pueblo.

(Tomado del periódico Granma)

Fidel Castro, el dictador

A Fidel y su gobierno lo han calificado de dictadura, y es así, tienen toda la razón.  Los analistas, cubanólogos y politólogos especialista en el tema Cuba, han obviado que desde un primer momento la guerrilla, y después el ejército, de Fidel Castro en la Sierra Maestra  tuvieron  en los campesinos la retaguardia segura para su lucha, alimentos, guías y hasta  hombres aportaron a las columnas rebeldes, y allí se mezclaron con obreros, estudiantes, intelectuales, empleados públicos, negros, mestizos, religiosos, y así avanzaron desde Oriente hasta Pinar del Río.

Y en esa alianza estratégica está el fundamento de esta  dictadura  criolla. 

¿Qué ha significado esa dictadura Made in Cuba? 

Desde un primer momento el beneficio  para todos los cubanos.  Lo primero fue firmar la Ley de Reforma Agraria el 17 de mayo  de 1959 para dar la tierra a los campesinos y crear cooperativas estatales para hacer producir miles de caballerías  improductivas.   La medida no gustó en el gobierno de los Estados Unidos y comenzaron las presiones económicas que terminaron con el establecimiento de un bloqueo, no embargo,  económico, financiero  y comercial que le ha costado a Cuba pérdidas por más de 93 mil millones de dólares hasta el cierre del 2007, mientras que solo por los efectos de agresiones y ataques terroristas a objetivos económicos y sociales la cifra es de 54 mil millones de dólares.  Ahora la historia, detrás de la cual siempre están los intereses del Gobierno de los Estados Unidos, pretende repetirse en Bolivia donde el temor por la Reforma Agraria ha llevado a los terratenientes a un enfrentamiento directo con  el Programa social de Evo Morales y han provocado la muerte de  30 campesinos y no pocos desaparecidos.

 En el propio 1959  comienza la reducción de la cuota azucarera, se prohíbe invertir en Cuba, suspenden el suministro de petróleo, cierran la planta de níquel de Nicaro, limitan los viajes de norteamericanos a la Isla, y ya en  1961 rompen relaciones diplomáticas y desde el 3 de febrero de 1962, según la proclama Presidencial 3447 se establece oficialmente el bloqueo económico.  Después vino la aprobación de la Ley  Torricelli   por el Presidente George Bush, padre, en 1992,   la  Helms Burton en 1996 por el presidente Clinton  y posteriormente una serie de medidas implementadas por Bush, hijo, impidiendo los viajes de norteamericanos, limitando la ida de cubanos  a su patria y el envió de remesas, entre muchas otras para debilitar y destruir la Revolución.  La ceguera gubernamental del gobierno  de los Estados Unidos, muy presionados y chantajeados, por la mafia anticubana de Miami, impide, entre otras cosas, que  medicamentos cubanos de última generación como el TheraCIM, destinado al tratamiento de tumores cerebrales en niños se utilicen en la patria de Washington o que se beneficien con las importaciones desde Cuba de más de 30 mil toneladas  al año de níquel y dos mil de cobalto.  No le pueden perdonar a Fidel Castro  medio siglo de resistencia. 

¿Cómo explicar que la caída del campo socialista y con él  la poderosa Unión Soviética, les dejara con las maletas preparadas para asistir a la destrucción inevitable de la Cuba revolucionaria?   

Llegó con el inicio de los ´90  la crisis económica más profunda, y sin precedentes en la etapa revolucionaria. Cerraron fábricas, el transporte público colapsó, desapareció la flota mercante,   se incrementó el desempleo, escasearon alimentos de primera necesidad, hubo falta de medicamentos, se ausentó el combustible, creció la delincuencia y la prostitución (jineteras),  y los apagones eléctricos    ponían en crisis la convivencia familiar y social. 

Hubo descontento y miles de cubanos, legal o ilegalmente, salieron para los Estados Unidos en busca de mejoras económicas, entre ellos  más de 300 000 en vida laboral activa, solo  entre el 1997 y el 2007.  Ante esta situación de crisis económica, conocida como período especial, la dirección de la Revolución adoptó una serie de medidas, que incluyó la apertura a la inversión extranjera,  la despenalización del dólar, la diversificación de su mercado exterior, el desarrollo del turismo como locomotora de la economía nacional, y la oficialización del  trabajo por cuenta propia, entre otras. 

Progresivamente la economía cubana se fue recuperando, aunque aún no resuelve las demandas de la población por limitantes objetivas y deficiencias propias del actuar de los hombres. 

¿Qué no le han perdonado a Fidel aún cuando ha renunciado  a su condición de Jefe de Estado y de Gobierno y a su condición de Comandante en Jefe, y solo pretende  mantenerse como un luchador de las ideas a través de sus públicas Reflexiones?

Haber sacado a su pueblo de la ignorancia cuando lanzó la campaña de la  alfabetización y convirtió a Cuba en el primer país libre de analfabetos en América Latina, transformó   los cuarteles en escuelas y hospitales,  estableció un sistema  gratuito de salud que ha erradicado enfermedades por las cuales hoy mueren millones de personas en el mundo.

Desde el 2004 generó La Operación Milagro por la cual, sin costo alguno, más de un millón de latinoamericanos recobraron la visión,  se cerró el 2007 con una tasa de mortalidad infantil de 5,3 por cada mil nacidos vivos (en 1959 era de 60), a la altura de las naciones más ricas.

 Ha llevado la colaboración médica cubana a 73 naciones pobres para atender a más de 70 millones de personas de bajos o nulos ingresos, y ha desarrollado desde 1992 una industria de la biotecnología con el nacimiento de más de 50 productos, esencialmente vacunas, que están al servicio de la humanidad. 

El Gobierno de los Estados Unidos y la mafia anticubana de Miami,  nunca podrán perdonarle a Fidel Castro, aun cuando no exista físicamente,  la existencia de más de 65 centros universitarios en todo el país,  la universalización de la enseñanza universitaria  con la posibilidad de 95 carreras sin costo  de matrícula  y  sin carácter elitista, y la  apertura de los centros universitarios a miles de jóvenes pobres de América Latina, África, Asia  y de los propios Estados Unidos. 

Llevar ya las posibilidades de vida  de los cubanos a los 77,97 años  y establecer un programa  para extenderlo a los 120, aún con las reales limitaciones en alimentación y medicamentos debido a ese bloqueo económico criminal por parte del Gobierno de los Estados Unidos, está entre los pecados capitales de Fidel Castro. 

Los enemigos de la Revolución nunca podrán   descansar tranquilos al saber que Cuba mediante la operación Yo sí puedo    ha alfabetizado a más de un millón de latinoamericanos, y que desde 1961 con el envió de una primera brigada médica a Argelia.

Cuando en la Habana se celebró en el 2006 el cumpleaños 80 del Comandante en Jefe Fidel Castro y se convocó al Coloquio Memoria y Futuro: Cuba y Fidel,  Felipe Pérez Roque, Ministro de Relaciones Exteriores, expuso algunas de las ideas, que a su consideración, resumían la existencia y trayectoria del máximo líder de la Revolución: 

Su concepto  de unidad como brújula de la acción del pueblo cubano,  su ética al considerar que se pierde la autoridad moral si falta en la actuación   cotidiana, su desprendimiento  por las cosas materiales, la coherencia en la solidez de los principios,  su ejemplo personal, la práctica cotidiana de la verdad  como condición para ser respetado, su sensibilidad humana, la modestia y la ausencia total de vanidades,  su vocación constante por aprender con una curiosidad infinita, el rigor personal, la no aceptación de la derrota, la aspiración a la justicia para todos, su convicción personal en la fuerza de las ideas, el no dejarse de sentir como un ser humano  y la ausencia  total de odio, incluso a sus enemigos. 

Esos principios en el actuar de Fidel Castro forman parte  de la cultura política y revolucionaria de su pueblo, y por ello seguirá siendo su Comandante en Jefe   para el orgullo y reclamo  de los cubanos, y la eterna pesadilla para los de  ese “Norte revuelto y brutal”, como les calificara   José Martí.

¿Cómo perdonarle al dictador Castro que ante la catástrofe natural del Gustav y el Ike no aceptara las migajas de ayuda con condiciones del Gobierno de los Estados Unidos, y convocara a su pueblo a la resistencia y a trabajar para salir adelante?

Cuba es Cuba

Publicado por Roberto del Valle, en Kaosenlared.net

*Por su extensión, sólo he publicado un resumen del artículo, el cual puede verse íntegramente aquí