Llega primer envío de ayuda brasileña a Cuba

Arriba a Cuba avion cargado de alientos de Brasil

Arriba a Cuba avion cargado de alientos de Brasil

Nuevas imágenes de Ike en Cuba

Servicio de información sobre familiares aquí

También,  en la medida de nuestras posibilidades,  podemos informar sobre la situación de familiares en algunos puntos de Cuba.

Puede escribirnos a nuestro correo yohandry8780@yahoo.es

De ser posible, envíe teléfono de los familiares, dirección u otra forma de localizarlos. La respuesta la enviaremos al correo del solicitante.

Para enviar ayuda a Cuba ver información aquí

El primer avión brasileño con ayuda humanitaria llegó anoche a La Habana, cargado con 14.7 toneladas de productos alimenticios destinados a las víctimas de los huracanes Gustav y Ike, como muestra inicial de la voluntad solidaria expresada por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva en reciente conversación telefónica con el Presidente cubano Raúl Castro Ruz.

El cargamento está concebido en forma de canasta básica para alimentar a una familia de aproximadamente cinco personas durante dos semanas y se prevé su rápida distribución entre los damnificados más necesitados, según aseguró durante la bienvenida a la tripulación Ramón Rippoll, viceministro primero para la Inversión Extranjera y la Colaboración Económica.

Arroz, frijoles, azúcar, harina de yuca, macarrones y leche en polvo son los productos que componen esta avanzada alimentaria, organizada por la Compañía Nacional de Abastecimiento, bajo la supervisión de un grupo interministerial, directamente coordinado por el ministro interino de Relaciones Exteriores, Samuel Pinheiro Guimaraes.

Bernardo Pericás, embajador brasileño en nuestro país, informó que el envío es un esfuerzo preliminar y expresó la disposición de su gobierno de colaborar aún más con Cuba y Haití, país caribeño también seriamente afectado por los meteoros, y por donde el KC 137 de la Fuerza Aérea Brasileña descargó una ayuda similar antes de pisar suelo cubano.

Otras expediciones llegarán posteriormente desde tierra carioca, entre las cuales destaca un barco de la Marina con 100 toneladas de arroz para repartirlo entre las dos naciones vecinas.

Lázaro de Jesús

Estados Unidos pone obstáculos para la ayuda a Cuba

Cientos de familias perdieron sus viviendas en la Isla de la Juventud tras el paso de Gustav

Cientos de familias perdieron sus viviendas en la Isla de la Juventud tras el paso de Gustav

Nuevas imágenes de Ike en Cuba

Servicio de información sobre familiares aquí

También,  en la medida de nuestras posibilidades,  podemos informar sobre la situación de familiares en algunos puntos de Cuba.

Puede escribirnos a nuestro correo yohandry8780@yahoo.es

De ser posible, envíe teléfono de los familiares, dirección u otra forma de localizarlos. La respuesta la enviaremos al correo del solicitante.

Para enviar ayuda a Cuba ver información aquí

Las dramáticas escenas que a diario transmiten desde La Habana la televisión cubana y la cadena Telesur sobre el paso de dos huracanes sobre la Isla han impactado en muchas partes del mundo, menos en la Casa Blanca.

Las autoridades estadounidenses exigen, reiteradamente, que un grupo de inspectores de ese país viaje a la nación caribeña y verifique los daños materiales causados por los devastadores meteoros Gustav y Ike en los últimos días.

Solo si el gobierno cubano acepta esa condición, que no han planteado otros países de América Latina y Europa, será posible que Washington considere prestarle asistencia a las personas que han perdido sus viviendas y bienes personales a lo largo del archipiélago antillano.

Sin embargo, en ningún momento Cuba ha solicitado la ayuda del poderoso vecino del Norte, que durante los últimos 49 años ha sometido a la Isla a un implacable bloqueo comercial, económico y financiero con el fin de provocar el colapso del gobierno socialista.

El planteamiento expuesto por la Cancillería cubana al Departamento de Estado consiste en comprar, mediante créditos de empresas privadas norteamericanas, los materiales necesarios para construir nuevas casas y restablecer en el menor tiempo posible las redes eléctricas.

Se trata de una operación comercial de las que a diario se realizan centenares y hasta miles en el mundo, pero en este caso existe un obstáculo insalvable: lo que Washington denomina el “embargo” sobre Cuba.

La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, dijo que en este momento “no es sabio” levantar ninguna prohibición que pese sobre el comercio con la Isla.

Una declaración de este tipo revela, sin tapujos, que para la Administración Bush las calamidades naturales sufridas por el pequeño país vecino deben aprovecharse para complicar aún más sus dificultades y obligarlo a rendirse.

En el colmo de la paranoia que se vive en Washington respecto a Cuba, después de la posición fijada por Rice, la Agencia para el Desarrollo Internacional, del gobierno de Estados Unidos, informó que la “ayuda autorizada” para las víctimas del huracán Gustav era de 100 mil dólares, cifra ésta tan ridícula que ya la han superado con creces otros estados con muchísimos menos recursos.

En su más reciente declaración, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba señala que el gobierno norteamericano ha reiterado como condición previa el envío de inspectores a la Isla para cuantificar los daños.

Esto a pesar de que ya se le informó que tal verificación la llevan a cabo expertos nacionales, pero no se pronuncia sobre el planteamiento hecho por La Habana de que si quiere verdaderamente ayudar a la Isla la decisión más correcta sería levantar el férreo bloqueo que dura ya casi medio siglo.

En Estados Unidos, importantes personalidades políticas, organizaciones humanitarias y religiosas se han manifestado por un levantamiento, al menos temporal, de las sanciones económicas contra Cuba.

Estas voces no pueden ser ignoradas por las autoridades en Washington y en los últimos días han tratado de enmascarar su verdadera posición, como ya la expuso la secretaria Rice en forma prepotente y descarnada, mientras obstaculizan cualquier negociación con exigencias que perfectamente saben que La Habana no puede aceptar.

Colaboración de José Bodes Gómez

Galería de fotos aquí

Ike y Gustav dejan miles de viviendas afectadas en Cuba

Las mayores afectaciones de localizan en los territorios de Holguin, Las Tunas, Camagüey, la Isla de la Juventud y Pinar del Rio.

Las mayores afectaciones se localizan en los territorios de Holguín, Las Tunas, Camagüey, la Isla de la Juventud y Pinar del Río.

Nuevas imágenes de Ike en Cuba

Servicio de información sobre familiares aquí

También,  en la medida de nuestras posibilidades,  podemos informar sobre la situación de familiares en algunos puntos de Cuba.

Puede escribirnos a nuestro correo yohandry8780@yahoo.es

De ser posible, envíe teléfono de los familiares, dirección u otra forma de localizarlos. La respuesta la enviaremos al correo del solicitante.

Para enviar ayuda a Cuba ver información aquí

Un total de 514 mil 875 viviendas  afectadas, de ellas 91 mil 254 con derrumbes totales, son los datos preliminares en el país después del paso de los huracanes Ike y Gustav, la tormenta tropical Fay y las lluvias caídas en las provincias orientales.

Víctor Ramírez, presidente del Instituto Nacional de la Vivienda, destacó hoy en una intervención en el  programa de la Mesa Redonda que el levantamiento que se realiza es muy complejo por las lluvias intensas, los vientos e inundaciones que siguieron el paso del ciclón, Ike y que incluso en Pinar del Río y la Isla de la Juventud aún no se han podido cuantificar los daños.

Precisó que las mayores afectaciones de localizan en los territorios de Holguín, Las Tunas, Camagüey, la Isla de la Juventud y Pinar del Río.

Subrayó que la estrategia inmediata es concluir el inventario de las afectaciones, con el nombre de las familias, el tipo de daño y los materiales que se necesitan, y recuperar todo lo posible, incluso si de una sola puntilla se trata.

Al respecto,  explicó que debido a esa medida ya hoy al mediodía se reportaban unas 10 mil 600 soluciones en casas parcialmente afectadas.

Añadió que en caso de derrumbes totales deben construirse facilidades temporales para que las familias estén protegidas  mientras se terminan las labores de restauración.

Dijo que durante su recorrido por todo el país apreció mucha agilidad en la distribución de los materiales de construcción, de manera directa a los damnificados, sin ningún tipo de burocratismo.

También orientó conceder prioridad a las afectaciones parciales,  para que las familias vuelvan lo más rápido posible a la normalidad y puedan ayudar a otras que lo necesiten más.

Los materiales que se entregan deben usarse de inmediato, pues no ha concluido la temporada ciclónica y  todos los esfuerzos del pueblo deben volcarse a la recuperación y a ayudar a los más afectados que no puedan hacerlo solos.

El Presidente del Instituto Nacional de la Vivienda señaló que los materiales que se entregan a la población son subsidiados en más de 80 por ciento por el Estado.

Elogió la gran ayuda ofrecida por los miles de miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias,   cuyo concurso ha sido esencial en la tarea de la limpieza y recogida de los desechos dejados al paso de los meteoros y en la puntual transportación de los materiales que llegan a los lugares afectados.

Colaboración de Octavio Borges Pérez

Galería de fotos aquí

Clic debajo para ver slide