Critica The New York Times política de Washington hacia Cuba

Pobladores izan una bandera cubana antes de comenzar reconstrucción de su vivienda en la Isla de la Juventud

Pobladores izan una bandera cubana antes de comenzar reconstrucción de su vivienda en la Isla de la Juventud

La Habana, 12 sep (AIN) El gobierno estadounidense insiste en mantener el bloqueo contra Cuba, cuando lo correcto sería levantarlo para permitir la ayuda a ese país golpeado por los huracanes Gustav e Ike, afirma hoy el diario The New York Times.

La administración del presidente George W. Bush muestra una peculiar fijación con esa obsoleta medida, la cual aplica en sintonía con los intereses de poderosos anti-cubanos radicados en Miami, Florida, indica un editorial del rotativo.

Según Prensa Latina, el influyente periódico considera que semejante postura impide el envío de asistencia a Cuba, severamente afectada por los embates de la actual temporada ciclónica.

Los huracanes Gustav e Ike dejaron en Cuba cientos de miles de viviendas destruidas o dañadas y obligaron a la evacuación de más de dos millones de personas, además de provocar grandes pérdidas económicas.

Ante semejante impacto, Estados Unidos ofreció 100 mil dólares y la promesa de incrementar la cifra si Cuba recibía a equipos norteamericanos especializados en evaluar los desastres causados por los fenómenos climáticos, comenta la fuente.

El gesto fue agradecido por autoridades cubanas, pero rechazaron el condicionamiento impuesto por la Casa Blanca.

En dos notas emitidas por su cancillería en respuesta a mensajes del Departamento de Estado, el gobierno cubano aseveró que la manera efectiva de colaborar con las labores locales de recuperación sería permitir la venta de materiales para reparar casas y restablecer redes eléctricas y ofrecer créditos privados para adquirir alimentos.

Sin embargo -lamenta el Times-, el gobierno de Bush descarta levantar el prolongado bloqueo que incluye restricciones a las ayudas familiares.

Para el Times, el bloqueo es una política errónea y en buena medida relacionada con propósitos electorales.

Ni siquiera estamos pidiendo ahora que lo suspendan completamente. En estos momentos se trata de hacer lo correcto, lo cual sería suspender de manera temporal prohibiciones que impidan la ayuda, opina el rotativo.

Según el diario, la administración norteamericana tampoco respalda como debiera a Haití, país donde los huracanes Fay, Gustav, Hanna e Ike ocasionaron un verdadero desastre humanitario.

Huracán Ike amenaza la costa de Texas

Por Tim Gaynor

60 imágenes de Ike por Cuba (ACTUALIZADO)

Ike aún está sobre aguas del Golfo de México, pero sus efectos ya se sienten en Galveston, donde ya reportan inundaciones

Ike aún está sobre aguas del Golfo de México, pero sus efectos ya se sienten en Galveston, donde ya reportan inundaciones

GALVESTON, EEUU (Reuters) – El huracán Ike impactará en las próximas 24 horas la costa densamente poblada de Texas cerca de Houston, con un posible muro de agua de 6 metros en lo que podría ser la peor tormenta que azota el estado en casi medio siglo.

Ike, un huracán de categoría 2 con vientos de 165 kilómetros por hora (kph), tocaría tierra a última hora del viernes o en la madrugada del sábado como un ciclón de categoría 3 con vientos de más de 178 kph, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

El CNH advirtió que las personas que no obedezcan las órdenes de evacuación “podrían enfrentar algunas muertes” y dijo que muchas viviendas en la costa serían destruidas.

Cientos de miles de personas abandonaron Galveston, sobre una isla, siguiendo órdenes de evacuación. Las autoridades pidieron a los residentes que se apresuraran a marcharse antes de que los vientos de Ike hicieran peligrosa la circulación de automóviles.

“Si usted cree que puede resistir la tormenta y está viendo acercarse una ola de 20 pies (6 metros), piénselo dos veces,” dijo Bill White, el alcalde de Houston, cuya extendida ciudad de dos millones de habitantes tiene zonas en extremo peligro.

Los residentes de Galveston, donde un huracán en 1900 fue el desastre climático más letal en la historia de Estados Unidos, miraban el viernes con nerviosismo cómo las olas golpeaban contra el muro de la costa y bañaban una carretera.

“Nunca había visto nada así antes. Estoy asustado. Me voy,” dijo Roy Patel, administrador de un hotel que había tapado con paneles de madera las oficinas del Economy Motel frente al mar antes de montarse en su automóvil e irse.

A las 0800 hora EDT (1200 GMT), el centro de Ike estaba a 370 kilómetros al sudeste de Galveston y se desplazaba con rumo oeste noroeste a 20 kilómetros por hora.

Una muerte segura

 “Quienes no atiendan las órdenes de evacuación se expondrán a una muerte segura”, advirtió hoy el CNH, desde su sede en Miami, en referencia a las olas masivas que podrían cubrir los edificios.

La alcaldesa de Galveston, Lyda Ann Thomas, ordenó a los residentes que abandonen sus casas, y muchos se apresuraron a hacerlo, porque tienen fresco el recuerdo del gigantesco atasco que ocurrió hace casi tres años cuando el huracán Rita se abatió sobre la misma región en 2005.

No obstante, y a pesar de estas advertencias, alrededor de 14,500 personas decidieron permanecer en Galveston, según un funcionario local.

Alrededor del 25 por ciento, equivalente a 14,500 de los 58 mil residentes en la isla, no abandonaron el lugar, dijo Mary Jo Naschke, quien trabaja en el despacho de la alcaldía de Galveston.

Las autoridades han movilizado a decenas de autobuses del transporte público y las escuelas públicas para sacar de la región a las personas que no cuenten con medios de transporte propios.

Galveston, una isla frente a la costa tejana que se encuentra en la trayectoria del huracán, alberga casas de playa de alto valor, viviendas más modestas y algunos complejos de apartamentos.

Univision Online y Agencias

60 imágenes de Ike por Cuba

Bajar informe:   Clic  aquí  (INFORME DE LAS PÉRDIDAS)

Nuevas imágenes de Ike en CubaServicio de información sobre familiares aquí

También,  en la medida de nuestras posibilidades,  podemos informar sobre la situación de familiares en algunos puntos de Cuba.

Puede escribirnos a nuestro correo yohandry8780@yahoo.es

De ser posible, envíe teléfono de los familiares, dirección u otra forma de localizarlos. La respuesta la enviaremos al correo del solicitante.

Para enviar ayuda a Cuba ver información aquí

Huracán Ike amenaza la costa de Texas (ACTUALIZADO)

Entre el espanto y la ternura

Así tituló el trovador Silvio Rodríguez una de sus hermosas canciones… y ése es el sentimiento que nos llena al contemplar las imágenes que hoy les traigo, y que van desde la precaución y el cuidado por las vidas y propiedades de los cubanos, la cercanía de nuestros dirigentes, los ancianos rescatados y llevados en brazos por miembros de nuestras Fuerzas Armadas Revolucionarias y nuestra Policía Nacional; los niños descansando confiados, hasta las dantescas imágenes de los daños que causara el ciclón (¡los ciclones!) que cruelmente nos golpearan… y, finalmente, las imágenes de la paulatina recuperación del país.

Esta vez no habrá un orden lógico en las imágenes: iremos, sí, entre el espanto, la ternura… y la confianza de vivir en un país como Cuba:

Clic debajo para ver slide

 

(Tomado del blog Cuba Coraje)

Huracán Ike

60 imágenes de Ike por Cuba

Trayectoria huracán Ike

A las seis el centro del Huracán Ike fue estimado en los 26.8 grados latitud Norte y los 91.8 grados de longitud Oeste, posición que lo sitúa a unos 405 kilómetros al Sudeste de Galveston, Texas y a 575 kilómetros al Estesudeste de Corpus Christi, Texas.

Ike se ha intensificado en las últimas horas, un avión de reconocimiento encontró vientos máximos sostenidos de 165 kilómetros por hora, con rachas superiores y su presión mínima es de 953 hectoPascal, por lo que sigue siendo un huracán categoría dos de la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco. Se mueve al Oestenoroeste a 20 kilómetros por hora.

Se pronostica que en las próximas 12 a 24 horas, Ike continuará moviéndose con igual rumbo y velocidad de traslación, intensificándose sobre el Golfo de México y puede convertirse en un huracán mayor antes de tocar tierra.