25 ideas fundamentales del discurso de Raúl Castro

Raúl Castro
Raúl Castro

Algunas de las ideas expresadas por  el General de Ejército Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en ocasión de celebrarse el aniversario 55 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en el propio escenario de los hechos del 26 de julio de 1953.

  1. Garantizar el suministro estable de agua a la ciudad de Santiago de Cuba para el 2010  y continuar con las importantes obras hidráulicas que se desarrollan en diversas zonas del país  para asegurar tan preciado líquido  en el enfrentamiento a las sequías y en la producción de alimentos.
  2. Tener presente que se pronostica que las guerras del futuro serán por  el dominio de las más importantes reservas de agua en el mundo.
  3. Continuar trabajando por la recuperación de los viales en el país.
  4. Impulsar  las obras de la petroquímica convenidas con Venezuela.
  5. Priorizar las inversiones que generen utilidades en el menor tiempos posible y con la mayor eficiencia.
  6. Alertó sobre la crisis mundial en alimentos, cambios climáticos y en la energía.
  7. Acusó a los Estados Unidos de ser el principal causante de la crisis alimentaria al promover  el agrocombustible.
  8. La Revolución continuará trabajando por reducir al mínimo las consecuencias de la crisis mundial de alimentos.
  9. Se iniciará en septiembre la consulta popular sobre la nueva legislación de seguridad social que establece la jubilación para los hombres a los 65 años y para las mujeres a los 60, en una población que tiene una esperanza de vida de  77,97 cuando en 1953 era de 59 años. Hoy los cubanos tienen la posibilidad de vivir cinco años más que los demás latinoamericanos y caribeños.
  10. No aspirar jamás a la unanimidad de criterios, que resulta ficticia en cualquier tema.
  11. Necesidad de que se conozca  la realidad de Cuba  antes de 1959 y que llevó a la guerra por la liberación. No olvidar que hoy el 71 por ciento de los cubanos nacieron después del triunfo de la Revolución.
  12. Llamó a cuidar la obra de la Revolución y no aspirar  a lo  que objetivamente no resulta posible.
  13. Elevar la eficiencia en la utilización de los recursos materiales y humanos.
  14. Elogió la iniciativa promovida del autoabastecimiento en la producción de leche en los lugares que resultaba posible, con el consiguiente ahorro  de combustible y  de leche en polvo. En este primer semestre se vendieron 52 millones de litros, con el ahorro de  de más de 1 800 toneladas de combustible.
  15. Continuar trabajando por una eficiente organización en la transportación de cargas en busca del ahorro.
  16. Son palpables los avances en la producción de petróleo, aunque no satisface las necesidades del país, en el níquel, el cemento y la minería.
  17. Hay una recuperación en el turismo con más visitantes en el primer semestre que en igual etapa del 2007 y con un significativo ahorro en los costos.
  18. Se mantiene la  colaboración con otros pueblos.
  19. Santiago de Cuba será la sede del acto central nacional por el aniversario 50 del Triunfo de la Revolución el próximo primero de enero.
  20. No se descuidará la defensa del país independientemente de los resultados de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos en noviembre próximo, y ese propio mes se desarrollará el ejercicio estratégico Bastión 2008.
  21. Aprender de los errores, los que siempre dejarán una enseñanza.
  22. Tener siempre presente el criterio del pueblo en la búsqueda de las mejores soluciones a sus problemas e inquietudes.
  23. Lograr  el compromiso de las nuevas generaciones  para continuar la obra y proyectos de la Revolución a la altura del momento histórico que están viviendo.
  24. Ratificó que esta es, y será la Revolución de los humildes y para los humildes.
  25. No olvidar jamás  a los  mártires  del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes y a todos los que lucharon por hacer realidad la Revolución.

Ver aquí el discurso de Raúl Castro íntegramente.

Videos:

I / II / III / IV /V /

 

 

Galería de imágenes aquí

Con colaboración de Roberto del Valle, Prensa Latina, la AIN, Granma, CubaSi, Bohemia y Juventud Rebelde

 

 

Anuncios

376 comentarios

  1. La Sra. Rodríguez comete varios errores propios de una publicista del estilo UPEC.

    1. Parte atacando al mensajero y no al mensaje. Desacreditar es la primera reacción de la pluma poco talentosa.

    Estaba escribiendo este comentario cuando vi la respuesta de Montaner. Jajajajaja. Pobre Arleen. Para que seguir escribiendo, si la falta de respeto de esta señora, fue contestada por el agredido.

  2. Mire, ya expliqué en otra ocasión que una buena parte de las medallas de oro conseguidas por Cuba en las Olimpiadas son fraudulentas, sobre todo las conseguidas mediante el boxeo y el beisbol, ya que Cuba se presenta en estas competiciones con deportistas profesionales(es decir, que viven prácticamente del deporte) y se enfrentan a deportistas aficionados de otros países. Por supuesto, no quito el mérito a grandes medallistas olímpicos como Juantorena, Caridad Colón o Stevenson, pero ya todo el mundo sabe que Cuba, en algunos deportes, no juega limpio.

  3. 100 % Gusano, en Julio 28th, 2008 en 9:52 pm Dijo:

    ¿Se han dado cuenta que Cuba es un país sin esperanzas?

    ————————–
    Si nos hemos dado cuenta de eso
    CUBAMULATA

    Breves ejemplos en el deporte, la salud y la calidad de la educación, pues sin calidad en los sistemas de enseñanza no es posible el resto:

    Medallas de Oro en OLIMPIADAS:
    1900-2
    1904-11
    1948-1
    1964-1
    1968-4
    1972-8
    1976-13………….. 2004-27

    2004- 161 habitantes por médico.

    Personal Científico Técnico (tenemos una mala educación y a pesar de ), tenemos un personal con grados cietífico otrogado de:

    1985- 0
    2004-7 527

    VIVA CUBA CUBA

  4. Les dejo el articulo que escribió Arleen Rodriguez, para un diario guatemalteco

    La psiquiatría de Montaner
    El columnista vive en estado de negación y ataca la unidad cubana.
    Por: Arleen Rodríguez Derivet*
    Para elPeriodico, Guatemala.
    viernes 25 de julio de 2008 – 23:59 horas

    De paso por Guatemala, me sorprendió leer en elPeriódico un titular que llama al Presidente de mi país –Raúl Castro– con su nombre de pila. Me preguntaba si en una nación tradicionalista como Guatemala, donde hasta las familias se tratan de “usted” y a las autoridades se les nombra por sus apellidos, alguien no cubano comprendería a primera vista de qué Raúl iban a hablarle.

    Supongamos que sí, ya que Carlos Alberto Montaner es habitual columnista de muchos diarios latinoamericanos –desde que se ganó el favor de los que no tienen fe en su tierra, como coautor de aquel intento de denigrar a las izquierdas que fue “El perfecto idiota…”– y quien lo haya leído apenas dos veces, sabrá que, no importa dónde esté y de qué vaya el tema, Montaner siempre hablará de (contra) Cuba, que ese ha sido su mejor negocio.

    Pero no voy a detenerme en la obsesión del autor. Prefiero aprovechar que el citado artículo haya familiarizado a los lectores con el nombre de Raúl, para aportar a elPeriódico mi opinión de cubana, que vive en Cuba, sobre el momento en mi país.

    En la propia edición del sábado de este diario pueden leerse un par de noticias que dicen más que ningún comentario: la decisión del Estado cubano de entregar en usufructo las tierras estatales ociosas y la posibilidad de que los maestros jubilados se reincorporen al ejercicio activo, garantizándoles salario y pensión completos.

    Lo mejor de estas decisiones –que no son las primeras, ni serán las únicas modificaciones en curso– es que nacieron de la más amplia y profunda consulta popular, que se implementan a una velocidad que no pasa por encima de las leyes, y que se insertan en una estrategia nacional articulada para que ninguna medida opere contra otra, pero principalmente para que ninguna niegue o desvíe el curso del cambio fundamental que está por cumplir 50 años.

    Si un enemigo declarado de la Revolución Cubana, como Montaner, insiste en restarle importancia a las medidas que se van implementando por día en la economía y la sociedad cubana, no hay mayor prueba de que es porque funcionan. Y porque dinamizan aun más el proceso socioeconómico más dinámico que haya tenido lugar de este lado del mundo.

    Ninguna sociedad cambió más en los últimos 50 años que la cubana, y quien conoce un poco de economía y de historia sabe que todo nació de una rebelión armada contra siglos de injusticia y abusos.

    Como parte de una élite que se enriqueció a cuenta de esos abusos, Montaner y los que él representa no podrán aceptar jamás que los pobres de la tierra hayan tomado el mando, repartido la justicia y ganado la pelea para elevar un país pequeño, pobre y bloqueado, a los más altos escalones del desarrollo.

    Aquí mismo, acaba de celebrarse un nuevo récord de la Operación Milagro, gracias a la cual, en menos de tres años, jóvenes médicos cubanos le han devuelto la visión a 30 mil guatemaltecos. En otras regiones de Latinoamérica y el Caribe, los operados superan el millón de personas.

    ¿Por qué no habla de eso Montaner? Porque los que fueron a refugiarse a Miami, en espera de que Estados Unidos les hicieran el favor de intervenirnos para devolverles los privilegios; los que lo han intentado todo en medio siglo –desde los atentados terroristas hasta la guerra mediática global–, Montaner entre los más prominentes, viven en estado de negación, el mismo mal que padece el actual presidente del país al que quisieran pertenecer.

    La frustración que les provoca el que todos sus recursos y dineros no hayan podido derribar la fortaleza de la Revolución, se concentra ahora en atacar la columna que la sostiene: la unidad.
    Contra ella apuntan una y otra vez, desde el primer día, pero con redobladas ilusiones desde 2006. Soñaron tanto con una pelea entre hermanos, con un país dividido entre fidelistas y raulistas, que les hiciera el favor que ni los norteamericanos pudieron, que se les nubla la vista y la memoria.

    No recuerdan que la unidad, natural en la sangre compartida, se hizo mayor en los ideales idénticos. No soportan que Raúl se niegue a ocupar la silla de Fidel en la Asamblea Nacional, ni que le diga al resto de los legisladores que Fidel es permanentemente consultado y comparte las decisiones. Pero lo que más debe molestarles es que esa mala noticia para ellos sea buena y feliz para quienes vivimos Cuba adentro.

    Mientras en muchos países de la región, reformas agrarias, crecimiento de empleos y subidas de salario son ilusiones o recuerdos, hay una Isla demostrando que siempre es posible superar el pasado.

    Psiquiatría política le llama Montaner. ¿No será que de tanta obsesión con Cuba el psiquiatra lo está necesitando él?
    * Periodista cubana

  5. Nada nuevo con Raúl, seguir hablando de lo mal que estabamos antes (cuando todo el mundo quería vivir en Cuba) y de lo peor que estaremos en el futuro.

    ¿Se han dado cuenta que Cuba es un país sin esperanzas?

  6. Un amigo mio me paso esta idea

    Hay un servicio que permite producir un Word Cloud(Nuve de palabras) que contiene las palabras mas usadas y aparecen de mayor tamano las palabras mas usadas.

    El corrio el programa en el blog de Yohandry y en el de Yoani
    y aqui esta el resultado

    http://wordle.net/gallery/wrdl/93357/Yohandry%27s_Blog

    http://wordle.net/gallery/wrdl/93352/Yoani%27s_Blog

    Tambien en el discurso reciente de Raul Castro

    http://wordle.net/gallery/wrdl/93279/Discurso_de_Raul

    Si visitan el site veran que visualmente se daran cuenta que el blog de Yohandri habla principalmente sobre los dos Castros (Fidel y Raul) etc vean el link.

    El de Yoani es sobre cubanos, internet, pagos, cambios etc y el ultimo discurso de Raul trato Principalmente Pasado, Revolucion, anos.

    Se ve a simple vista que intereza a cada uno de estos cubanos con estos resultados stadisticos y cada cual puede sacar sus propias conclusiones.

    Las mias en el caso de Raul es que anda mirando al pasado y como siempre hablando de la revolucion y de Fidel.

    Nosotros los cubanos debemos mirar al futuro.
    Solo las personas mayores miran al pasado. Nosotros los jovenes debemos mirar a los dos. Al pasado para no repetir tantos errores y al futuro para que sea mejor.

  7. Magnífico el artículo de Montaner.
    ¿Pero cómo se puede ser en Cuba maestro, practicar la docencia, si cualquier jinetera gana en una noche lo que cualquier maestro allí le cuesta el trabajo de un año?

  8. Adelante, compañeros, con estudio, sin trabajo y con la carabina al hombro.
    Aqui les traigo otro material de estudio para las reuniones de los cdr.

    Carlos Alberto Montaner.

    Por qué fracasarán las reformas de Raúl Castro: Una respuesta a Arleen Rodríguez

    LA PERIODISTA CUBANA Arleen Rodríguez -una persona educada y amable-, portavoz oficiosa del gobierno cubano, pasó por Guatemala y se sintió en la obligación de responder a mi artículo “La parálisis psicológica de Raúl Castro”. Utilizó para ello el Periódico, mi diario semanal en ese querido país. Sus argumentos son de varios tipos. Primero, el ataque personal. Según ella estoy al servicio de Estados Unidos y mi mayor negocio es desacreditar a la revolución. Supuestamente, pertenezco a una élite abusadora asentada en Miami que se enriqueció explotando a los cubanos hasta que la revolución la desplazó del poder y se estableció en la Isla el reino de la justicia.

    Vamos por partes, como decía Jack el Destripador. No estoy al servicio de Estados Unidos ni vivo en Miami. Vivo en Madrid desde 1970 y mi negocio, razonablemente próspero, ha sido la edición de libros de texto relacionados con la lengua (aproximadamente 1000), dictar conferencias (unas 200), publicar libros (unos 25 hasta la fecha), escribir artículos (unos cuatro mil), y moderar y participar en programas de televisión.

    Es cierto que una parte (más pequeña de lo que me hubiera gustado) de ese intenso trabajo ha sido dirigido a denunciar los horrores de la dictadura cubana, pero eso es perfectamente natural. Los exiliados lo han hecho siempre: Martí, los republicanos españoles, los luchadores antifascistas y tantos otros. Si el comunismo, a lo largo de medio siglo, le ha costado a Cuba miles de fusilamientos, decenas de miles de presos políticos, dos millones de exiliados, y una incontable cantidad de personas ahogadas tratando de escapar de esa pesadilla, lo decente y responsable es que quienes puedan contarle al mundo lo que ahí ha ocurrido no dejen de hacerlo.

    Tampoco es verdad que mi familia formara parte de la élite explotadora que tuvo que abandonar Cuba. Lamentablemente, eso no es cierto. Me hubiera encantado que mis padres hubieran sido propietarios de un ingenio azucarero o de una gran empresa, pero no fue así. La próxima vez que vea a Fidel, la señora Rodríguez debe preguntarle cómo era nuestra humilde casa en la calle Tejadillo. Él solía visitarla porque era amigo de mi padre, un simple periodista adscrito al Partido Ortodoxo, y de mi madre, una simple maestra. Y a veces venía acompañado por mi tío Pepe Jesús Ginjauma Montaner, jefe de Fidel en la UIR, también una persona de escasos recursos, quien años más tarde me contara exactamente todas las violentas fechorías del Comandante durante su etapa de peligroso gangstercillo universitario.

    Quien sí parece que estaba al servicio de Estados Unidos era el padre de Arleen Rodríguez, guantanamero, como ella, ex empleado de la base naval americana en ese rincón de Oriente, luego jubilado. Y quien sí parece vivir como la élite explotadora es la señora Rodríguez, si es verdad que adquirió un lujoso apartamento en Línea y F, en el Vedado, mediante el pago ilegal de 25,000 dólares, según cuenta una de las personas que trabajó con ella en Tricontinental, una revista al servicio de las causas más sanguinarias defendidas por la revolución en “estos años de oprobio y bobería”, como decía Borges del peronismo.

    En todo caso, lo importante no es si la señora Rodríguez, como tantos cubanos del régimen, predica la virtud y practica la corrupción y la doble moral, sino si es verdad el argumento medular de su artículo: que Raúl Castro sí está cambiando rápidamente, y para ello da dos pruebas: la entrega en usufructo de tierras ociosas a campesinos particulares y el reintegro voluntario de los maestros jubilados.

    La señora Rodríguez no se da cuenta que Raúl Castro no está solucionando el problema de fondo de la improductividad cubana, causante de la inmensa pobreza que padece el país, sino sólo colocando un parche que en modo alguno va a cambiar la miserable vida de los cubanos. Medio siglo de disparates e involución debieron enseñarle a la periodista que lo que no sirve es el sistema comunista basado en la propiedad estatal, el partido único, la planificación centralizada, el colectivismo y la ausencia de libertades políticas y económicas. En 1922 Ludwig von Mises se lo dijo pacientemente a Lenin en un libro llamado Socialismo y aquel pequeño carnicero autoritario no le hizo caso.

    Yo no voy a perder el tiempo explicándole a la señora Rodríguez la diferencia entre las dos Coreas, las dos Alemanias (cuando existían) entre Taiwán y China continental, incluso entre la Cuba pre-comunista, situada entre los países más prósperos de América Latina, y la de hoy, colocada entre los más pobres, con un PIB per cápita semejante al de Bolivia, pero le dejo la más segura y elemental de las profecías: mientras Cuba sea una dictadura comunista los cubanos van a vivir triste y miserablemente. Así ha sido siempre en todas las latitudes.

    En cuanto a la reincorporación de los maestros jubilados, con posibilidades de cobrar salario y retiro, eso sólo prueba que en el desastroso modelo cubano no hay incentivos para convertirse en docente, como no lo hay para ser ingeniero, médico o cualquier cosa porque esa estúpida manera de organizar a la sociedad es contraria a la naturaleza humana.

    Esos casi ochocientos mil graduados universitarios que existen en la Isla se lo preguntan todos los días: ¿para qué hemos estudiados si estamos condenados a vivir en la indigencia, víctimas de todas las carencias? ¿No se da cuenta la señora Rodríguez que en los países normales que cuentan con un buen capital humano suele haber prosperidad general? ¿No es capaz de descubrir que la prueba de que ese sistema no puede generar riqueza radica, precisamente, en que posee un gran capital humano que no le sirve de nada?

    ¿Dónde está la buena vida en Cuba? ¿Dónde están los incentivos materiales? Exactamente, en la jefatura del Partido y en lo que hace la señora Arleen Rodríguez: en defender la dictadura, en denigrar a quienes denuncian sus excesos, en ocultar los crímenes y barbaridades que ella no ignora. Por eso ella puede viajar al exterior, disponer de dólares y vivir mejor que el 99% de los cubanos. En Cuba los incentivos existen para el que aplaude, no para el que critica. Existen para el que delata, no para el que cuestiona. Existen para el que sale a gritar consignas y se muestra obediente al poder y obsecuente con los jerarcas. Pero ninguna de esas penosas actividades, ninguna, aumenta un ápice la riqueza del país. Todo lo contrario: contribuye a sostener el error en el que se funda esta minuciosa catástrofe.

    Al final de su artículo la señora Rodríguez me recomienda un psiquiatra que me quite la obsesión anticastrista. Temo decirle que es un mal incurable: durará mientras ese cruel disparate continúe haciéndoles daño a mis compatriotas.

    Julio 28, 2008

  9. Josefa, esos son datos serios y contrastados, y no los que se inventa Pepito Cachimba y Daticos.

  10. Buenas tardes, compañeritos,
    Aqui les traigo un escrito muy serio para que dejen de leer tantos cuentecitos y aprendan algo. Este material de estudio lo vamos a analizar en la proxima reunion de nuestro cdr para educar a las masas y sobre todo, a los que no conocen nada de Cuba porque solo repiten lo que les dicen:

    Problemas de la nueva Cuba

    Por Rafael Rojas/El País

    26 de julio de 2008

    Hace 50 años en Cuba triunfó una Revolución que se propuso cambiar ese pequeño país del Caribe. La mayoría de los revolucionarios se levantó en armas contra la dictadura de Fulgencio Batista porque deseaba una nación más democrática, más próspera, más independiente y más justa. Al cabo de medio siglo, es indudable que el cambio se produjo, pero no precisamente en el sentido que imaginaron los revolucionarios. Para constatar lo anterior no hay más que echarle un vistazo a las estadísticas económicas, sociales y demográficas de la isla.
    En 1958, con una población de más de seis millones de habitantes, Cuba tenía un producto interno bruto per cápita de 374 dólares, según el Atlas of Economic Development (1961) de Norton Ginsburg, o de 520, según otros autores (H. T. Oshima, Felipe Pazos, José F. Álvarez Díaz, Leví Marrero, José M. Illán). En materia de crecimiento económico, la isla ocupaba entonces el tercer lugar en América Latina -sólo por debajo de Venezuela y Uruguay- y el número 30 o 31 de todas las economías del mundo. Ese mismo año, el ingreso nacional por habitante de España fue de 180 dólares, menos de la mitad del de Cuba en cualquiera de los dos cálculos.
    Cuba era un país subdesarrollado y desigual: tenía un 23% de analfabetismo, un 16% de desempleo, el 62% de la población empleada percibía un salario menor a los 75 dólares y un 10% de cubanos ricos absorbía el 40% de los ingresos totales. Pero Cuba, en el contexto latinoamericano, y como han reconocido algunos historiadores marxistas (Juan F. Noyola, Raúl Cepero Bonilla, Manuel Moreno Fraginals y, más recientemente, Óscar Zanetti Lecuona), era un país con índices crecientes de progreso económico y social: los cubanos tenían la mortalidad infantil más baja de la región, consumían 2.730 calorías diarias, había un médico por 998 habitantes, una res por persona, un automóvil por 40, un teléfono por 38, un televisor por 25 y una radio por 6.
    Los historiadores han discutido el tamaño de la clase media cubana, el cual se calculaba entre 25% y 35% de la población a fines de los 50. Lo que ninguno pone en duda es que crecía de manera continua desde mediados de los 30 y que, a pesar de que la élite de mayores ingresos era reducida -entre un 10% y un 15%-, tampoco podía equipararse a las minorías de hacendados que predominaban en las sociedades agrarias latinoamericanas. Cuba era un país mayoritariamente urbano: entre 1954 y 1958 se invirtieron 92 millones de dólares anuales en vivienda y se construyeron más de 5.000 edificios por año.
    El comercio y las inversiones de Cuba en 1958, a pesar de su concentración en Estados Unidos, estaban muy lejos de describir un país monoproductor y dependiente. Entonces los norteamericanos invertían más en servicios públicos (344 millones dólares) que en agricultura e industria azucarera (265) y las inversiones en minería habían crecido hasta 180 millones. Cuba exportaba 594 millones de dólares e importaba 575, con una balanza comercial favorable, y cerca de un 30% de ese comercio era con países latinoamericanos y europeos, incluida la Unión Soviética. A mediados de los 50, el rival de Estados Unidos en la Guerra Fría compraba a Cuba medio millón de toneladas de azúcar a precios del mercado mundial, reportando ganancias mayores de 30 millones de dólares al año.
    El régimen de Fulgencio Batista era autoritario, torturaba y asesinaba opositores violentos y había surgido de un golpe de Estado que quebró el orden constitucional de la República. Sin embargo, en ese régimen, como en cualquier otro autoritarismo latinoamericano de la época, existían suficientes libertades públicas como para que circularan más de 120 publicaciones, para que existieran partidos legales de oposición, para que hubiera decenas de estaciones de radio y canales de televisión independientes del Estado y para que los ciudadanos, incluidos los revolucionarios, pudieran entrar y salir de la isla libremente.
    Cincuenta años después del triunfo de la Revolución, Cuba es otro país. La población se ha duplicado: hoy hay algo más de 11 millones de cubanos en la isla y dos millones y medio en el exilio. Nación receptora de inmigrantes durante la primera mitad del siglo XX, Cuba se ha convertido en una comunidad con un potencial migratorio de medio millón de habitantes. La composición racial de la isla también ha cambiado: en 1958, el 72% de la población era blanca y el 28% negra y mulata. Hoy, algunos calculan que la proporción está en vías de invertirse. Cuando la Revolución triunfó, Cuba era un país de jóvenes: entonces había ministros de 25 años. Ahora, mientras la tasa de natalidad se reduce, la de envejecimiento aumenta: la actual proporción de adultos mayores de 60 es del 16,6% y en 2025 podrían retirarse más trabajadores que los que se incorporen a la fuerza de trabajo. El estudioso Carmelo Mesa Lago lleva más de dos décadas diciendo lo que Raúl Castro ahora tímidamente reconoce: que ese modelo económico de subsidios y estatalización indiscriminada de la actividad productiva es insostenible.
    En 2007 el PIB per cápita de Cuba fue de 4.000 dólares, por debajo del de Bolivia y apenas por encima del de Haití. España, que tenía la mitad del ingreso nacional en 1958, hoy tiene un PIB per cápita ocho veces mayor. En 50 años de socialismo, la que era la tercera economía de América Latina ha descendido al penúltimo lugar en la región y al 140 del mundo. La balanza comercial cubana es una de las más desfavorables del planeta: la isla exporta 3.400 millones de dólares e importa 10.100. En 1958, Cuba producía más del 75% de su consumo de alimentos: hoy, la mayor parte de lo que consumen los cubanos proviene del exterior, sobre todo, de Estados Unidos. La deuda externa de la isla, incluida la que contrajo con Rusia, rebasa los 30.000 millones de dólares.
    El cubano es el Estado de América Latina que más volumen de su presupuesto destina a derechos sociales -en su reciente discurso en la Asamblea Nacional, Raúl Castro afirmó que el 55% del gasto público se invierte en salud, educación, cultura y deporte- y así lo han reconocido organizaciones internacionales como la ONU, la UNESCO y la CEPAL. Sin embargo, la dramática regresión de la economía cubana, sobre todo en el periodo postsoviético, ha hecho colapsar el sistema de seguridad social y varios indicadores sanitarios aún no recuperan los niveles de 1989. La falta de recursos, la creciente disparidad en la distribución del ingreso y el gran desequilibrio en el desarrollo regional han provocado que los maestros abandonen las escuelas por los bajos salarios y que los servicios médicos se deterioren gravemente.
    Según investigaciones realizadas en la isla, el 80% de los cubanos gana menos de 300 pesos, es decir, poco más de 15 dólares al mes. En cambio, un 1,5% tiene ingresos cercanos o mayores a 6.000 pesos, sin contar remesas y subsidios. Una encuesta reciente en la ciudad de La Habana reveló que un 43% se considera pobre, a pesar de que la capital es la ciudad con mayores ingresos. La clase media se ha reducido de un 30% a un 18%, las minorías de altos ingresos han decrecido en más de un 10% y el coeficiente de Gini, que mide la desigualdad, ha aumentado hasta niveles latinoamericanos. Cuba es hoy un país con más pobres, menos ricos y una clase media más pequeña. No se trata de una idealización del pasado y de una deformación del presente: se trata de un simple paralelo estadístico.
    Tras 50 años de socialismo, Cuba es un país más pobre, más dependiente y menos libre. La ciudadanía insular es gobernada por un régimen, ya no autoritario como el de Batista, sino totalitario, es decir, de partido único, ideología comunista y economía estatalizada, que reprime a opositores pacíficos e impide la autonomía de la sociedad civil ¿Cuál es la mejor manera de solucionar los graves problemas económicos, sociales y políticos de la nueva Cuba? La respuesta es elemental: con democracia, con mercado y, también, con Estado fiscal y gasto público. Sin embargo, el Gobierno de Raúl Castro, como se vio en la pasada Asamblea Nacional, parece desprovisto de la voluntad necesaria para iniciar un proceso de reformas que conduzca a la inútilmente postergada transición cubana.

  11. Yo estoy esperando que Pepito Daticos publique la segunda parte de su particular versión de “Nuestro Hombre en La Habana”, y que me acabe de explicar de una puta vez por qué si Estados Unidos quería fustrar la victoria del Ejército Rebelde sobre Batista, no mandó entonces a sus poderosas tropas a la isla, como ya lo hizo en 1898 para echar a los españoles?

  12. Hugo Chavez en un gesto muy femenil apenas ve a l rey Juan Carlos le dice muy ufano: ¿Por que no vamos a la plkaya su majestad?
    JAJAJJAJAJAJAJAJAAAA!!! QUE PU.TA ME SALIO!!

  13. Oye USB vieja que yo no voy a Cuba!! y ademas Honesto es mi ambia aqui en este antro pero no soy para nada “casi lo mismo”. ManuerlS es irrepetible y eso lo saben muchos.

  14. Coño Cubamulata,

    Vieja es que no te puedo dejar sola con los muchachos porque me los confundes.

    De entrada, no le veo sentido a comparar a Cuba con su economía destrozada con Alemania (entre las tres economías más poderosas del mundo). Yo me había negado por el simple hecho de que compararel 3er mundo con el primero no tiene sentido.

    Antes de empezar te repito. El sistema de salud cubano sólo aventaja al alemán en el factor humano y eso no se debe a la revolución sino es debido a las diferencias culturales, los alemanes son fríos (pesaos con y sin socialismo).

    – A ver, los que tienen Hart IV no es la mayoría de la población.
    – Eso que dices de trabajo por 1 EUR (la hora) es además de la ayuda.
    – Los alemanes reconocieron que el paternalismo no los ayuda, por eso han reducido las ayudas. Antes les pagaban hasta las vacaciones a los desempleados. Y no es esclavitud, es obligar a los vagos a que se esfuercen en buscar trabajo.
    – Es verdad que las embarazadas reciben diferentes tratamientos según el seguro médico. Las que tienen el seguro estatal (más modesto) reciben lo necesario, las que pagan seguro privado pueden además tirarle fotografías a los bebés en tres dimensiones aún en la barriga y hacer todo tipo de tonterías.
    – Cuando el niño nace, TODOS reciben una visita diaria de una HEBAMME, una mujer que revisa a diario y en la casa a a criatura y enseña un montón de cosas a la recién parida (baby masage y yoga para babies por ejemplo).
    – Los cubanos para que lo sepas copiamos el sistema alemán de salud para niños que establece NUEVE chequeos obligatorios. Los dos primeros son el hospital y los otros se realizan periódicamente hasta los 6 meses.
    – El sistema prevee también TODAS las vacunas (todas las que nos ponen en Cuba y algunas más).
    – Los padres reciben dos ayudas especiales Erzihungsgeld (cerca de 300 Euros por mes durante el primer año) y Kindergeld (100 EUR al mes hasta que el huevón termine la universidad, si termina con 27 años, pues se mete 32400 EUR).
    – IMPORTANTÍSIMO: TODA LA MEDICINA Y SALUD DE LOS NIÑOS HASTA LOS 18 AÑOS ES GRATIS!!! DESDE UNA ASPIRINA A UNA PRUEBA DE RESONANCIA MAGNÉTICA, DESDE UN BRAZO PARTIDO A UN TRANSPLANTE DE CORAZÓN ES ABSOLUTAMENTE GRATIS SIN IMPORTAR QUÉ SEGURO TIENE.

    Quizás se me quede algo, yo no quería sacarte los colores a la cara, pero repito. Comparar a Cuba con la segunda economía mundial es ridículo asegurado.

    No por gusto en Alemania viven miles de cubanos y en Cuba se pueden contar los alemanes que van a vivir.

  15. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, felicitó hoy al pueblo cubano con motivo de cumplirse la víspera el aniversario 55 del asalto al Cuartel Moncada.

    Chávez reveló, asimismo, en su programa dominical radiotelevisado Aló Presidente, que habló telefónicamente con el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, según PL.

    “Felicitamos a todo el pueblo cubano, a todo el pueblo y a la misión cubana en Venezuela, esa misión de héroes y heroínas, de compañeros y compañeras: un aplauso para el pueblo cubano y el 26 de julio”, expresó el mandatario venezolano.

    Al abordar el tema de Petrocaribe y su avance como parte del proceso integracionista regional, Chávez recordó que Fidel estuvo presente en la cumbre fundacional del acuerdo energético, en junio del 2005 en la ciudad venezolana Puerto La Cruz.

    También pidió a Estados Unidos una revisión de su política exterior para desmontar posiciones imperiales y demandó la retirada de las tropas norteamericanas del territorio ocupado ilegalmente en Guantánamo contra la voluntad del pueblo y el Gobierno de Cuba. Además de la salida de los militares estadounidenses de ese enclave, el presidente Chávez también consideró que EE.UU. debe eliminar el estatus colonial a Puerto Rico y abandonar otras bases militares como la de Manta, en Ecuador.

    ——————————————————————————–

  16. Y tu estás casi al lado de Honesto, casi el mismo, para que estés claro, jajaja.

  17. Vergüenza dan ustedes que viajan a Cuba a meterse en el tráfico de mujeres y la droga, jajaja. Vergüenza dan estos gusanos jineteaos del ciberespacio.

    Aquí todos se van a enterar que Honesto es jinetero, y a la vez, un corrupto, violador, traficante de mujeres y prostituto que se dedica al tráfico de mujeres en Cuba.

  18. La Nueva Cancion Revolucionaria tiene su Nueva Estrella: Hugo Chavez!!!!!!

    Titulo de la Cancion: ..Vamos a la Playa
    Interprete: …………………Huguiting Chavez
    Festival:…………………… .Islas Canarias
    Director de Orquesta:. El Rey Juan Carlos!

    QUE VERGUENZA ESTOS CASTRISTAS, QUE VERGUENZA!!!!

  19. Y un gusano que sus análisis parecen salidos de un basureno.

  20. Pero qué blog más guapo.

  21. Son palpables los avances en la producción de petróleo, aunque no satisface las necesidades del país, en el níquel, el cemento y la minería

    —————————–

    ¿Ven? Avances y más avances, pero nada de llegar al objetivo.

    ¿Cuándo en Cuba se trabajará en base a resultados?

  22. En todas las 25 ideas el único resultado concreto es el del turismo. Más visitantes (seguro cubanos) y a menos costo (sin pagarle comisión a los turoperadores)

  23. ¿Cuando dejaremos de escuchar discursos de justificaciones y promesas para escuchar uno de RESULTADOS?

    ¿Cuándo escucharemos que algo se terminó de resolver?

  24. ¿Qué de nuevo con el discurso?

    Seguirán sin agua
    Hay que seguir preparandose para una invasión que nunca llega
    El pueblo puede opinar, pero las aspiraciones están limitadas.
    Hay mejoría con el petróleo, pero seguimos sin resolverlo.

  25. ¿5 mil pedagogos con grado de maestría?

    ¿Y para qué necesitan de vuelta a los viejitos Makarenco?

  26. ¿Todavía hay que esperar al 2010 para el agua en Santiago?
    ¿No es más fácil empezar a sembrar árboles que atraen lluvias?

Los comentarios están cerrados.