Ser o no ser cubano: ese es el dilema

Niños cubanos residente en el exterior y José Mart�

Niños cubanos residente en el exterior en actividad de homenaje a José Martí

Poco significa haber nacido en Cuba si la conducta de quien dice ser cubano no está en consonancia con la defensa de tres principios básicos que determina la nacionalidad: la defensa de la soberanía,  la lucha por la independencia del país frente a poderes extranjeros,  y la solidaridad con el pueblo cubano que sufre el bloqueo impuesto por la Ley del Embargo norteamericano desde hace ya casi medio siglo.

Los cubanos del siglo XIX como los de hoy en el siglo XXI se enfrentaron también al dilema de escoger su destino como colonia de España, neocolonia de los Estados Unidos o Nación libre soberana e independiente. El debate entre autonomistas, anexionistas e independentistas se extendió más allá del territorio insular para llegar a convertirse en tema central de discusión en la emigración cubana de entonces. 

Los emigrados cubanos de aquella época tenían su punto de mayor concentración en los Estados Unidos. Tampa, New York y Cayo Hueso eran como lo es hoy Miami,  asiento principal de la emigración cubana. Fue allí donde José Martí llevó su verbo encendido para definir la cuestión: “ser o no ser cubano”. El camino de la independencia plena del pueblo cubano se impuso a las corrientes autonomistas y anexionistas de la época. Sin embargo,  si bien a partir del inicio de la gran guerra de independencia de 1895 convocada por José Martí, que sepultó los planteamientos autonomistas y anexionistas, uniendo a la inmensa mayoría de los cubanos en el esfuerzo libertario, ello no significó la muerte definitiva de aquellos planteamientos que pretendían convertir la isla a partir de la derrota española, en una estrella más en la constelación de la unión americana.

Perdió España pero Cuba no ganó. No hubo anexión pero la República nació herida. Llevaba clavada a un costado la estaca infamante de la Enmienda Platt. Y como hubo ayer cubanos, que pretendían la anexión de Cuba a Estados Unidos, hoy los hay que con conducta de indigna sumisión al “norte revuelto y brutal que nos desprecia”, como decía José Martí, también conspiran contra la independencia nacional.

En Cuba son pocos hoy los que se han sumado al carro de la anexión. Todos se conocen. Roma paga, pero Roma los desprecia. Así son los imperios y así son sus lacayos. Pero en la emigración el debate es más amplio. La zonas de influencia de los neo-plattistas son grandes y con fuerzas económicas suficientes para inducir al gobierno de la actual administración republicana del Presidente Bush a moverse por caminos peligrosos que amenazan la independencia de la nación cubana.

Al embargo norteamericano de 45 años se suma ahora un nuevo intento por llevar a Cuba a lo que fue aquella tarada república de 1902. La nueva Enmienda Platt se llama “Proposición de ayuda para una Cuba Libre”. ¿Cuba Libre de qué? ¿Acaso Coca Cola con ron?

Lo que está a debate en la emigración cubana, particularmente en la  asentada en territorio norteamericano, es si se está con Cuba como nación libre, soberana, independiente o el veneno del neo-plattismo se impone al pensamiento martiano. Con Cuba o con la política imperial de sumisión a los dictados de Washington. El dilema está ahí. Ser o no ser cubano. Los que dudan no están con Cuba. Julio Antonio Mella en circunstancias parecidas proclamó como estandarte: “Mañana se podrá discutir. Hoy solo es honrado luchar”. 

Para decirlo en el idioma inglés de Shakespeare y así  lo entiendan mejor los llamados cubano-americanos: “To be or not to be. That is the question”. Ser o no ser, ese el dilema para los cubanos de la emigración en Estados Unidos.

Colaboración de Max Lesnik

Enviada por los cubanos residentes en el exterior y colaboradores del Blog de Yohandry  en Francia.

http://racinescubaines.org/

Cubahora: diez años contando historias

Cuba Ahora, sitio Web lider en la isla

Cuba Ahora, sitio Web lider en la Isla

Si alguien le hubiera comentado, diez años atrás, al pequeño grupo de personas que comenzaron a experimentar con el periodismo digital, en la entonces recién nacida Cubahora, que la revista sobreviviría la dura prueba del tiempo y una década después se mantendría en línea, con miles de artículos en su base de datos, cientos de colaboradores en activo y un prestigio ganado por la calidad de sus artículos, tal vez lo habrían tildado de loco o quizás de soñador.

Cubahora fue la primera publicación periodística cubana, sin tradición en otro soporte que estuvo en Internet y este es un hecho que enorgullece a todos los que, de una forma u otra, han tenido que ver con el desarrollo de la revista. En sus páginas han aparecido trabajos firmados por grandes plumas de la prensa nacional y también se ha creado el espacio para los más jóvenes, salidos de las aulas universitarias, ávidos por poner en práctica los conocimientos recibidos. Lejos de perjudicar la credibilidad, la tan necesaria unión o convivencia generacional es un punto a favor de una revista que, como reconoce su nombre, intenta mostrar, no a través de noticias, sino de artículos de fondo, reportajes, comentarios, las verdades de la sociedad cubana, tan deformada y manipulada desde el exterior.

Colaboración de Miguel Ernesto Gómez Masjuán. Ver material completo aquí

I Encuentro de Cubanos Residentes en Alemania.

Cubanos residentes en Alemania

Cubanos residentes en Alemania

Alentados por los resultados del II Encuentro de Cubanos Residentes en Europa Contra el Bloqueo, que tuvo lugar en Berlín en octubre de 2007 y convencidos de la necesidad de reflexionar y unir nuestro accionar en respaldo a Cuba,  se realizó el 5 de julio de 2008, en la Sala Lam, de la Oficina Diplomática de Cuba en Bonn, el “Primer Encuentro de Cubanos Residentes en Alemania”. Este encuentro ha sido convocado por un grupo coordinador integrado por ciudadanos cubanos y activistas locales en diferentes Estados federados de Alemania y miembros de la asociación “La estrella de Cuba”, en coordinación con las misiones diplomáticas de Cuba acreditadas en este país.

Las palabras de bienvenida al encuentro estuvieron a cargo de José Carlos Rodríguez Ruiz, Jefe de la Oficina Diplómatica en Bonn: Los ciudadanos cubanos reunidos en dicha cita, debatieron y aprobaron el  “Memorando  de Bonn” en un acto desbordante de cubanía. Participó en la cita Eckehard Sieker -co-realizador del documental premiado “El secreto del Murciélago: Bacardí entre ron y revolución”-, miembro de la presidencia del movimiento de solidaridad con Cuba en Alemania.

Posteriormente se inaguró en la Oficina, la muestra de pintura “Cuba en las venas” y la Biblioteca “Ortiz-Humboldt”. Paralelamente a la actividad de los padres, los más pequeños participantes del encuentro se desarrolló el concurso de pintura “Nuestros hijos pintan a Cuba”, en el que los hijos de los cubanos residentes en Alemania realizaron pinturas con crayolas sobre papel. Posteriormente después de la reinaguración del Memorial Martiano en la  entrada de la Oficina, se premiaron los tres primeros lugares, y conjuntamente las menciones.

Por el fin de las actividades en la Oficina Consular se reinauguró el Rincón de los Cinco Héroes, la gran multitud de participantes cubanos y alemanes que le acompañaban plasmaron sus firmas en el libro de honor. Culminando la jornada con la “Fiesta Moncada” en la Ciudad de Köln, en saludo al  50 aniversario del Triunfo de la Revolución.

Link de los documentos:

“Memorando  de Bonn”: http://emba.cubaminrex.cu/Default.aspx?tabid=18334

“El secreto del Murciélago: Bacardí entre ron y revolución” :

http://video.google.es/videoplay?docid=5416850335187952791

Fotos de la actividad:

http://emba.cubaminrex.cu/Default.aspx?tabid=15332

http://emba.cubaminrex.cu/Default.aspx?tabid=18329

Cubanos residentes en el exterior y Colaboradores del Blog de Yohandry

Alemania