El nuevo rostro de la contrarrevolución en Cuba

Un rostro es el centro de debate de la gran prensa. Una bloguera cubana. La primera, según esa prensa, en aparecer en la red con su foto y nombre real. Y es aquí donde cae la primera mentira: decenas de mujeres cubanas pertenecientes a la Unión de Periodistas de Cuba mantienen, desde hace años, blogs en la red con sus fotos, nombres reales y criterios personales sobre disímiles temas.

Pero es necesario construir una imagen, fabricar un personaje. Son tiempos modernos y los mercenarios necesitan cambiar de estilos. Ya no es suficiente lo que se está haciendo y los 80 millones entregados para estimular la subversión en Cuba necesitan como respuesta más agresividad. El propio Bush mostró su preocupación y llamó personalmente a la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana para que tres de sus llamados “colaboradores” le explicaran la situación que existe en Cuba.

Entonces, el imperio necesita una cara nueva, una marioneta imperial que pueda dar una imagen desoladora, triste, adelgazada, de la situación “actual” en Cuba. Y esa imagen, después de largos estudios, fue descubierta: la bloguera Yoani Sánchez.

Si está interesado puede leer más aquí